Notas
Noruega homenajea a los 77 muertos en la matanza de hace un mes
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Noruega homenajeó este domingo a los 77 muertos en la matanza de la isla de Utoya y el atentado previo llevados a cabo por un ultraderechista el pasado 22 de julio.

Unos 6.700 supervivientes, parientes de fallecidos y socorristas, así como la familia real y dirigentes de otros países nórdicos, se reunieron en una sala de concierto de Oslo con algunos de los artistas más famosos del país, como el grupo de pop A-ha.

“Ya hemos usado casi todas las palabras”, declar√≥ el rey Harald V de Noruega, tratando de no estallar en sollozos, al iniciarse la ceremonia.

“Estas √ļltimas semanas fueron dif√≠ciles para nosotros, pero es bueno para todos nosotros reunirnos hoy aqu√≠”, dijo el monarca, vestido de traje negro y con l√°grimas en los ojos, poco antes de la intervenci√≥n del primer ministro Jens Stoltenberg, en el mismo escenario con forma de coraz√≥n.

También anunciaron su participación dirigentes de otros países, como los presidentes islandés Olafur Ragnar Grimsson y finlandés Tarja Halonen, todos los jefes de gobierno de los países nórdicos, la princesa heredera de Suecia y el príncipe de Dinamarca.

Además de grupos musicales, se decidió incluir en la ceremonia una lectura en voz alta de los nombres de las 77 personas fallecidas, en su mayoría jóvenes laboristas, por parte de actores noruegos.

“Al asistir al homenaje nacional para la gente que perdi√≥ su vida y para la gente cuya vida cambi√≥ para siempre, (pido que) nunca m√°s haya odio”, escribi√≥ uno de los supervivientes de la masacre, Adrian Pracon, en Twitter.

El sábado, cientos de supervivientes habían regresado por primera vez a la isla de Utoya y recordaron cómo nadaron hasta la otra orilla o se escondieron para salvarse de la masacre, mientras otros jóvenes morían a balazos.

Pracon cont√≥ a la AFP que, contrariamente a otros compa√Īeros, no logr√≥ huir nadando y vio al autor de la masacre en dos oportunidades en la peque√Īa isla de 0,12 km2 con forma de coraz√≥n (vista desde un avi√≥n).

La primera vez “me apunt√≥ con el arma (…) y s√≥lo atin√© a decirle: ‘no dispares’”, tras lo cual se fue. Minutos despu√©s, casi en el mismo lugar, Pracon se hizo “el muerto”, pero “igual me dispar√≥ para asegurarse de que estuviera muerto (…) y me dio en el hombro”, declar√≥ el joven de 21 a√Īos de edad.

El viernes, cientos de familiares de los muertos también habían concurrido a Utoya.

Anders Behring Breivik confesó haber realizado el doble ataque del pasado 22 de julio. La policía tardó una hora en detenerlo, desde que empezó a recibir las primeras llamadas desde Utoya.

Una hora y media antes de iniciar la matanza en la isla, el autor confeso de los hechos, que se había declarado en una cruzada contra el islam y el multiculturalismo en Europa, había accionado una bomba situada en una camioneta aparcada cerca de la sede del gobierno, causando ocho muertos.

Posteriormente, disfrazado de policía, llegó a Utoya, donde tenía lugar un encuentro de jóvenes laboristas. Llamó a los jóvenes para que se acercaran a él, diciéndoles que había tenido lugar el atentado que él mismo había cometido poco antes en el barrio de los ministerios, en el que murieron ocho personas.

Armado con un fusil semiautom√°tico y una pistola, se puso a disparar contra los j√≥venes, persiguiendo a los que intentaban huir y ultimando a los heridos met√≥dica y tranquilamente, seg√ļn los testigos.

Tendencias Ahora