Notas
Masacre en Noruega: Sospechoso queda en prisión preventiva pero no se declara culpable
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Anders Behring Breivik, sospechoso de los ataques que el viernes costaron la vida a 76 personas en Noruega, reconoció este lunes los hechos durante su primera comparecencia ante un tribunal y permanecerá al menos ocho semanas en prisión preventiva, aunque no se declaró culpable.

La juez Kim Heger anunció a la prensa que al término de las primeras ocho semanas la prisión preventiva podría ser renovada. El tribunal precisó que pasará cuatro semanas en régimen de aislamiento total.

Durante la audiencia, el sospechoso, de 32 a√Īos de edad, afirm√≥ haber querido con estos ataques defender a su pa√≠s y a Europa contra el islam y el marxismo, declar√≥ Heger.

Seg√ļn el fiscal, el joven se declar√≥ dispuesto a pasar toda su vida en la c√°rcel.

Seg√ļn la juez, Behring Breivik afirm√≥ asimismo que el objetivo de los ataques no era causar el mayor n√ļmero posible de v√≠ctimas.

La policía revisó este lunes el balance de los dos ataques perpetrados el viernes, reduciéndolo de 93 a 76 víctimas mortales.

El sospechoso, al que no se autoriz√≥ a comparecer en uniforme en la sala, aludi√≥ a la existencia de “otras dos c√©lulas” en su organizaci√≥n, precis√≥ un actuario del tribunal, Geir Engebretsen, en una rueda de prensa.

La audiencia, que duró unos 40 minutos, tuvo lugar a puerta cerrada por deseo de la policía.

“Existen informaciones concretas que indican que una audiencia p√ļblica, en presencia del sospechoso, puede provocar una situaci√≥n extraordinaria y extremadamente delicada para la investigaci√≥n y la seguridad”, hab√≠a explicado previamente la juez Heger para justificar esta decisi√≥n.

Seg√ļn la agencia NTB, Anders Behring Breivik lleg√≥ al tribunal por una entrada trasera del edificio y personas que se estacionaban cerca atacaron el veh√≠culo que lo transportba, un Mercedes blindado, seg√ļn la prensa, grit√°ndole “traidor” y “canalla asesino”.

La masacre provocó una ola de indignación y solidaridad en el mundo.

Todos los países nórdicos observaron este lunes un minuto de silencio a la misma hora en solidaridad con Noruega.

El presidente del gobierno espa√Īol, Jos√© Luis Rodr√≠guez Zapatero, dijo este lunes en Londres que la masacre es “un hecho muy grave” que requiere “una respuesta europea, compartida, en defensa de la libertad y la democracia”.

En una conferencia de prensa conjunta tras entrevistarse con su hom√≥logo brit√°nico David Cameron, Zapatero a√Īadi√≥ que “es una de las mayores tragedias que hemos vivido en d√©cadas”.

Planificada desde hace tiempo, la masacre fue una de las m√°s sangrientas de la historia noruega.

La polic√≠a precis√≥ que el n√ļmero de muertos en el tiroteo contra una concentraci√≥n de j√≥venes laboristas en la isla de Utoya baj√≥ a 68, frente a los 86 barajados hasta ahora, y el del atentado con bomba contra la sede el gobierno en Oslo subi√≥ a ocho, en vez de siete.

Todos los cuerpos de las víctimas fueron evacuados de la isla, lo que ha permitido precisar el balance, explicó un portavoz.

Justo antes de la matanza, Anders Behring Breivik difundi√≥ en internet un manifiesto de 1.500 p√°ginas en el que se presenta como un “cruzado” comprometido en la lucha contra el islam y especialmente contra el marxismo.

En su manifiesto, lleno de diatribas islam√≥fobas y antimarxistas, redactado en ingl√©s y titulado “A European Declaration of Independence – 2083″, explica que decidi√≥ empezar a preparar los ataques en el oto√Īo de 2009, y detalla la que ser√≠a su forma de actuar.

En Noruega, donde la pena m√°xima es de 21 a√Īos de prisi√≥n, algunas voces reclamaron restablecer la pena de muerte.

En la isla de Utoya, el sospechoso, disfrazado de policía y en posesión de dos armas de fuego, entre ellas un fusil automático, disparó durante más de una hora contra los muchachos que habían asistido a un campamento de verano de la juventud laborista.

Los sobrevivientes explicaron que dispar√≥ contra j√≥venes que trataban de huir nadando, remat√≥ a los heridos y tir√≥ contra las tiendas de campa√Īa.

Tendencias Ahora