Notas
Lecci√≥n de Libia es que Europa depende demasiado de EE.UU. seg√ļn Secretario General de la OT√ĀN
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo que la intervención en Libia demuestra la creciente dependencia militar de los europeos con respecto a Estados Unidos, y cuestionó la falta de voluntad política para remediar ese problema, en una entrevista con la AFP.

“Las operaciones en Libia muestran que el potencial est√° presente para reforzar lo que podr√≠a llamarse un pilar europeo de la OTAN”, dijo, viendo en ello una “cuesti√≥n clave”.

Esto, en un momento en que por el lado de la Uni√≥n europea, el Proyecto de Europa de la defensa est√° “en hibernaci√≥n”, como lo reconoci√≥ esta semana el jefe del estado mayor de las fuerzas armadas francesas, Edouard Guillaud.

“Por primera vez en la historia de la OTAN una de sus operaciones no es dirigida por los estadounidenses sino por los europeos”, destac√≥ Rasmussen.

Pero, observ√≥, “es tambi√©n un hecho, que no podr√≠amos efectuar esta operaci√≥n sin los medios √ļnicos y cruciales proporcionados por Estados Unidos”, dado las lagunas de los europeos en los terrenos de la vigilancia y del reconocimiento a√©reo, sobre todo.

Para √©l la conclusi√≥n es clara: “S√≠, los europeos est√°n en los mandos, pero no podr√≠an operar sin los estadounidenses. Siempre somos dependientes de Estados Unidos”.

Pero, “en las circunstancias actuales el obst√°culo m√°s importante que se opone a la visi√≥n de un pilar europeo reforzado en el seno de la OTAN es la falta de voluntad pol√≠tica en Europa para invertir en la defensa el dinero suficiente”.

Rasmussen lament√≥ “el nivel de gastos militares en Europa”, cuya contribuci√≥n global en t√©rminos de presupuesto actualmente solo representa 20% del total acumulado de los pa√≠ses de la OTAN, contra un tercio al terminar la Guerra Fr√≠a, y con Am√©rica del Norte que representa el 80% restante.

Para el secretario general, Europa se hunde en una desmilitarización que podría resultar desastrosa.

“Si esta tendencia se confirma, habr√° una Europa carente de capacidades indispensables para enfrentar una crisis como la de Libia” e incluso si “en estos tiempos de austeridad econ√≥mica” es “muy comprensible que los presupuestos de la defensa tambi√©n se vean afectados, “esto conducir√° inevitablemente a una decadencia europea en la escena internacional”, asegur√≥.

En cuanto al “poder blando” (“soft power”) enarbolado por “mucha gente en Europa” como la panacea a una acci√≥n exterior europea, el secretario general de la OTAN coment√≥ ir√≥nico: “Con dictadores como el n√ļmero uno libio Gadafi, ¬Ņqu√© se puede pensar que har√≠a el √ļnico ‘soft power’? Nada”, exclam√≥.

Abogando en favor de lo que llama la “defensa inteligente”, es decir la “cooperaci√≥n multinacional” en espera de d√≠as mejores, Rassmussen ve un buen ejemplo en el tratado de cooperaci√≥n militar franco-brit√°nico de noviembre de 2010.

Consultado sobre el riesgo de que las importantes operaciones en curso de la OTAN en Libia y en Afganistán no tengan un desenlace tan favorable como lo esperado al cabo de tantos esfuerzos, Rassmussen subrayó lo que ha cambiado con los conflictos modernos.

Contrariamente a lo que se produjo en 1945, “en el mundo actual, habr√° a menudo un desenlace poco claro” de un conflicto internacional, por el hecho de que el p√ļblico “reclama un enfoque m√°s prudente” y que “muchos medios se concentran” en las p√©rdidas civiles.

“Esto puede explicar tambi√©n por qu√© el resultado final es menos claro, por qu√© la gente prefiere una soluci√≥n pol√≠tica. Esta es la realidad a la que estamos confrontados”, destac√≥.

Tendencias Ahora