Notas
Los delfines y las ballenas no digieren desechos plásticos de océanos
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los desechos pl√°sticos en la superficie de los oc√©anos son una amenaza mortal para las ballenas y los delfines que no ha sido bien estudiada por la ciencia, seg√ļn un estudio presentado a la reuni√≥n de la Comisi√≥n Ballenera que comienza el lunes en la isla brit√°nica de Jersey.

En 2008, 134 tipos de redes diferentes fueron encontrados en los estómagos de dos cachalotes que encallaron en la costa de California (Estados Unidos) y que probablemente murieron de oclusión intestinal. En 1999, en la ciudad de Biscarrosse (sudoeste de Francia), una ballena de Cuvier encalló con 33 kilos de plástico en el cuerpo.

Los cetáceos, al igual que las tortugas y los pájaros, tienen grandes dificultades para digerir estos desechos, cada vez más numerosos, recuerda un estudio presentado ante el comité científico de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) con miras a la reunión anual de Jersey.

“La amenaza de los desechos marinos de pl√°stico para numerosos animales marinos ha sido establecida desde hace tiempo, pero la amenaza para las ballenas y los delfines es menos clara”, considera el autor, Mark Simmonds, responsable cient√≠fico de la Sociedad para la Conservaci√≥n de los Delfines y las Ballenas (WDCS, seg√ļn sus siglas en ingl√©s), una organizaci√≥n no gubernamental brit√°nica.

“Sin embargo, se ha establecido que esos desechos pueden hacer da√Īo a esos animales, simult√°neamente porque los ingieren o porque se enredan en ellos”, agreg√≥, despu√©s de haber reunido todos los datos parciales que ponen en evidencia esta amenaza mortal.

“En muchas regiones, los restos de ballenas encalladas no son registrados ni examinados, y en las regiones donde son registrados, la investigaci√≥n de los pl√°sticos presentes en los intestinos es rara”, confirma Chris Parsons, un bi√≥logo de la Universidad George Mason de Fairfax (Estados Unidos).

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) había destacado en febrero, en su informe de 2011, la forma en que millones de desechos de plástico amenazan las costas de asfixia debido a una utilización cada vez más importante del plástico y de tasas de reciclamiento todavía débiles.

Estos desechos se concentran sobre todo alrededor de las rutas de navegación, de las regiones de pesca y de las zonas de convergencia océanicas, formadas por las corrientes y los vientos donde los cetáceos encontran abundantes alimentos.

La presencia de desechos pl√°sticos, sobre todo los m√°s peque√Īos, inferiores a 5 mm, en las v√≠as digestivas tiene otro efecto nefasto, pues parece facilitar el traslado en el cuerpo de los contaminantes asociados a esos pl√°sticos, como los PCB (policlorobifeniles).

“No sabemos suficiente respecto a los desechos marinos para poder comparar esta amenaza a las otras amenazas”, y sobre todo a las m√°s importantes, que son las tomadas accidentalmente o que se deben al cambio clim√°tico, se lament√≥ Mark Simmonds.

La WDCS es partidaria de que la CBI suscriba el “Compromiso de Honolulu”, un llamado internacional lanzado en marzo en Hawai para incitar a gobiernos, asociaciones, industrias y ciudadanos a actuar para reducir los desechos marinos.

Tendencias Ahora