Notas
El gobierno brit√°nico congela la compra de BSkyB por parte de Murdoch
Publicado por: Agencia UPI
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El gobierno británico, sometido a una presión creciente por el escándalo del News of the World, remitió el lunes a las autoridades de competencia la oferta del grupo de Rupert Murdoch para hacerse con la totalidad de la plataforma televisiva BSkyB, lo que retrasará varios meses el desenlace de la operación.

El ministro de Cultura Jeremy Hunt, encargado del tema, hizo este anuncio en el parlamento poco despu√©s de que la compa√Ī√≠a del magnate australo-estadounidense, News Corp., afirmara que retiraba las concesiones que hizo al gobierno en su OPA para adquirir el 61% restante de BSkyB, del que posee ya 39%, y aceptaba someterse a la comisi√≥n de competencia.

Para responder a los temores de sus competidores sobre la pluralismo mediático y obtener el visto bueno del gobierno, News Corp. propuso inicialmente separar la cadena de información continua Sky News del resto de la plataforma BSkyB, y convertirla en una empresa independiente.

Tras la retirada de las concesiones, News Corp. precis√≥ en un comunicado que “si se tienen en cuenta s√≥lo los criterios legales pertinentes, su proyecto de adquisici√≥n conducir√° a una pluralidad insuficiente en el suministro de noticias en el Reino Unido”.

Gracias a esta medida, que hasta ahora había descartado pese a los llamamientos de los numerosos detractores a la operación, el gobierno bloqueó temporalmente la compra BSkyB por parte de Murdoch, en el centro del escándalo de las escuchas telefónicas que ya le forzó a cerrar el dominical sensacionalista News of the World.

El propio Hunt, que ten√≠a que anunciar su decisi√≥n definitiva en los pr√≥ximos d√≠as, hab√≠a dejado vislumbrar esta ma√Īana un posible cambio de rumbo al se√Īalar que escribi√≥ a dos reguladores para pedirles consejo sobre si hab√≠a que dejar el asunto en manos de las autoridades de competencia.

El líder de la oposición, el laborista Ed Miliband, amenazó con presentar una moción el miércoles en el parlamento para obligar al gobierno, que incluso los liberaldemócratas, socios minoritarios de la coalición con los conservadores del primer ministro David Cameron, estaban aparentemente dispuestos a respaldar.

Para tratar de salvar la operaci√≥n, Murdoch anunci√≥ la semana pasada el cierre de su peri√≥dico de gran tirada News of the World, cuyo √ļltimo n√ļmero se public√≥ el domingo, pero el sacrificio de la popular cabecera no zanj√≥ la crisis provocada por las revelaciones de que hasta 4.000 personas pudieron tener sus tel√©fonos intervenidos por el News of the World, entre ellas v√≠ctimas de cr√≠menes y familiares de v√≠ctimas de atentados o de soldados muertos en Irak o Afganist√°n.

Murdoch, de 80 a√Īos, se reuni√≥ desde el domingo en Londres con los principales responsables de la filial brit√°nica de su conglomerado News Corp., News International, presidida por su hijo James, y reafirm√≥ su respaldo a la directora general Rebekah Brooks, contra quien llueven las peticiones de dimisi√≥n.

Seg√ļn la prensa, Brooks, quien era redactora jefe del News of the World en la √©poca de la desaparici√≥n de la adolescente Milly Dowler, deber√≠a ser interrogada esta semana por la polic√≠a, pero s√≥lo en calidad de testigo.

Los investigadores buscan saber qui√©n en News International conoc√≠a la existencia de un informe interno de 2007 que entreg√≥ recientemente con numerosos mensajes electr√≥nicos a Scotland Yard que, seg√ļn la prensa, mostraba pagos a polic√≠as a cambio de informaci√≥n y que las escuchas estaban m√°s extendidas de lo que se cre√≠a.

El pasado viernes, el sucesor de Brooks al frente de la redacción del News of the World, Andy Coulson, ex jefe de prensa del primer ministro David Cameron, fue detenido, interrogado y posteriormente liberado con condiciones hasta octubre.

Por otro lado, por primera vez desde que estalló la crisis, varios medios británicos, entre ellos la BBC y el Guardian, acusaron a otros periódicos del grupo de Murdoch, en particular el Sunday Times y el Sun, de implicación en este escándalo, en particular de un caso que implicaría al ex primer ministro laborista británico Gordon Brown en la época en que era ministro de Economía.

Tendencias Ahora