Notas
El retorno de Marcelo Bielsa al f√ļtbol le hace bien… al f√ļtbol
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Seg√ļn los medios de prensa espa√Īoles, este domingo el argentino Marcelo Bielsa ser√≠a presentado como nuevo t√©cnico del Athletic de Bilbao luego que Josu Urrutia fuera elegido como presidente del cuadro vasco, y quien prometi√≥ el arribo del trasandino si ganaba los comicios.

Conocida la noticia, la expectaci√≥n en hinchas y prensa alrededor del mundo creci√≥ por ver al ex entrenador de la Selecci√≥n Chilena en la llamada “Liga de las Estrellas”, en un retorno tras apenas 5 meses de inactividad.

Pero el principal motivo del inter√©s, es el debut de “Los leones”, quienes finalizaron la pasada temporada en la sexta posici√≥n en la tabla, nada menos que ante el Real Madrid de Jos√© Mourinho.

Un duelo de estilos y formas de juego que enfrentan a los dos extremistas del f√ļtbol actual: el ofensivo esquema del rosarino, ante el pragm√°tico y mezquino sistema de Mou.

Lo concreto es que el argentino viste nuevamente de buzo, tras dejar a la “Roja”, para deleitar a quienes gustamos del juego ofensivo y vertical que se logra a trav√©s de un proceso a largo plazo que no incluye declaraciones pol√©micas contra colegas y √°rbitros.

Si bien Bielsa ya estuvo en la pen√≠nsula ib√©rica en el a√Īo 1998 en el Espanyol, donde dur√≥ apenas 6 partidos para luego hacerse cargo de la “Albiceleste”, la prensa de ese pa√≠s deber√° acostumbrarse al estilo particular del “Loco”.

Lo primero es su obsesi√≥n por la privacidad, que se reflej√≥ en el b√ļnker que arm√≥ en el complejo Juan Pinto Dur√°n, sumado al tiempo y recursos que requiere para plasmar su estilo a un grupo de jugadores a los que puede moldear a su sistema.

Por otro lado est√° su bajo perfil, lejos de las c√°maras y declaraciones pol√©micas, incluso se reserva celebraciones en p√ļblico, pues a su juicio ‚Äúfestejar con el p√ļblico me parece que es un derecho exclusivo de los jugadores‚ÄĚ, aunque la pasi√≥n de cuando en vez lo invade para agitar sus mano en se√Īal de triunfo.

Est√° claro que su arribo a una de las ligas m√°s prestigiosas y medi√°ticas del mundo es un beneficio al propio balompi√©, pues creo no equivocarme al afirmar que Guardiola y su estilo, son meros oasis en un f√ļtbol cada vez menos dispuesto a proponer y buscar el arco rival de quienes algunos somos asiduos hinchas y que peyorativamente se nos trata de “viudos de Bielsa”, t√©rmino que me parece ofensivo de quienes no entienden que es pasi√≥n por el estilo de juego, y no por la persona.

Tendencias Ahora