Notas
Pr√≠ncipes de M√≥naco se dan el “s√≠” en boda religiosa
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El príncipe Alberto II y la princesa Charlene de Mónaco contrajeron matrimonio religioso este sábado en el Palacio, ante cientos de miembros de la realeza, jefes de Estado y celebridades del deporte y la moda.

El enlace religioso de Alberto II y la ex campeona de natación, que se casaron por lo civil el viernes, se celebra al aire libre, en el patio de honor del palacio, y no en la catedral donde se casaron los padres de Alberto, Rainiero y Grace Kelly, en 1956.

El sonriente novio visti√≥ el uniforme de verano, blanco, de la compa√Ī√≠a de carabineros y Charlene port√≥ un espectacular vestido color blanco marfil dise√Īado por el modista italiano Giorgio Armani, bordado con cristales, n√°car e hilos de oro, y con un largo velo de tul.

Entre los representantes de las familias reales que asisten a la ceremonia, en la que hubo cantos sudafricanos y coros religiosos, figuran los monarcas de Bélgica y Suecia y los príncipes herederos de Dinamarca y Holanda, junto a presidentes europeos como el francés Nicolas Sarkozy y el alemán Christian Wulff.

Unos 3.500 monegascos fueron invitados a la ceremonia, en la que participan la soprano estadounidense Renée Fleming y el tenor italiano Andrea Bocelli.

La ceremonia religiosa, oficiada por monse√Īor Bernard Barsi, arzobispo del Principado, es retransmitida en grandes pantallas en toda la ciudad-Estado.

Siguiendo la tradici√≥n, la novia depositar√° luego su ramo en la peque√Īa iglesia de Santa Devota, patrona del Principado, ante quien la bella y tr√°gica princesa Grace deposit√≥ el suyo, tras su boda con Rainiero.

La pareja de reci√©n casados no har√° el recorrido por las calles de M√≥naco en carroza, sino en un coche h√≠brido (que combina motor de combusti√≥n y el√©ctrico) –un Lexus LS 600h Landaulet descapotable– que el Principado se√Īala como testimonio del inter√©s de Alberto y Charlene por la defensa del medio ambiente.

Tendencias Ahora