Notas
Strauss-Kahn se declara no culpable y volver√° a comparecer el 18 de julio
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El ex jefe del FMI, Dominique Strauss-Kahn, se declar√≥ el lunes “no culpable” de cr√≠menes sexuales contra una empleada de hotel en una audiencia ante el Tribunal en lo Penal de Nueva York marcada por los abucheos de colegas de la presunta v√≠ctima desde afuera del edificio.

Luciendo un traje azul oscuro, Strauss-Kahn, de 62 a√Īos, permaneci√≥ con las manos cruzadas mientras el juez Michael Obus le preguntaba c√≥mo se declaraba ante los siete cargos, entre ellos intento de violaci√≥n, que se le imputan por los hechos que tuvieron lugar el pasado 14 de mayo en un hotel de Nueva York.

“No culpable”, respondi√≥ con serenidad el ex patr√≥n del Fondo Monetario Internacional (FMI) de pie, con una actitud muy diferente a la del hombre agobiado que hab√≠a mostrado en su primera presentaci√≥n ante la justicia, tres semanas atr√°s.

Luego de esas dos palabras, la audiencia, que apenas dur√≥ siete minutos, qued√≥ cerrada. El juez Obus estableci√≥ la pr√≥xima audiencia preliminar para el 18 de julio. A√ļn no se ha fijado una fecha para el inicio del juicio, explic√≥ la fiscal√≠a.

Inculpado de delitos que pueden costarle hasta 74 a√Īos de prisi√≥n, Strauss-Kahn era visto como candidato por el socialismo para las presidenciales francesas de 2012, pero este esc√°ndalo dej√≥ esas aspiraciones en el limbo y lo forz√≥ al renunciar al FMI.

En arresto domiciliario en un lujoso apartamento de Manhattan, Strauss-Kahn lleg√≥ al tribunal del brazo de su esposa Anna Sinclair y fue recibido por una manifestaci√≥n de un centenar de empleadas de hotel de Nueva York que lo abuchearon y le gritaron “¬°Deber√≠a darte verg√ľenza!”.

“Estamos apoyando a una de nuestras compa√Īeras, que ha sido agredida, y estamos demostrando que no somos sirvientas”, explic√≥ Joselyn Agresta, una dominicana de 43 a√Īos que trabaja en el Plaza Hotel y particip√≥ de la protesta.

La mujer que acusa a Strauss-Kahn, una guineana de 32 a√Īos cuya identidad no ha sido revelada, sufri√≥ una “terrible agresi√≥n sexual” y va a presentarse en la corte para “decir la verdad”, afirm√≥ uno de sus abogados, Kenneth Thompson, tras la audiencia.

“Fue una terrible agresi√≥n sexual contra una mujer inocente. Ella va a presentarse en la corte. Va a decir la verdad. Lo que quiere es justicia”, indic√≥ Thompson, agregando que su clienta “es una mujer digna y respetable” que “no busca publicidad”.

De su lado, Benjamin Brafman, uno de los abogados de Strauss-Kahn, se√Īal√≥ que la decisi√≥n de su cliente de rechazar las acusaciones es una “declaraci√≥n poderosa y elocuente”, y volvi√≥ a mencionar que no existen pruebas de una relaci√≥n sexual forzada.

“Quedar√° claro que no hay elementos de que haya habido ninguna coacci√≥n en este caso”, reiter√≥ este abogado, muy conocido por haber ayudado a varios famosos en problemas.

Strauss-Kahn fue detenido el sábado 14 de mayo en el aeropuerto Kennedy de Nueva York a bordo de un avión que se disponía a partir a Francia.

Tras pasar dos noches en una comisaría de Harlem y cuatro en la prisión de Rikers Island, logró cambiar la celda por un arresto domiciliario tras pagar una fianza de un millón de dólares.

Forzado a llevar una tobillera electrónica y con un régimen de salidas y visitas muy estricto, Strauss-Kahn se prepara para pasar varios meses en su jaula de oro en Tribeca, uno los barrios más caros de Nueva York, que le está costando una fortuna.

La tremenda exposici√≥n medi√°tica de Strauss-Kahn -los tabloides de Nueva York lo apodan “Le Perv”, por “perverso”- contrastan con la invisibilidad de su presunta v√≠ctima, celosamente protegida por las autoridades estadounidenses y que tampoco ha sido muy buscada por la prensa.

Tendencias Ahora