El Presidente Sebastián Piñera anunció este jueves en Iquique “un nuevo trato” en materia de salud con la región de Tarapacá, durante la firma del convenio de programación que asigna los fondos 2011-2014, con una inversión que supera los 62 mil millones de pesos.

Al respecto, resaltó que “este programa que hoy día vamos a firmar, representa un compromiso que apunta, en primer lugar, a modernizar el Hospital de Iquique”, precisando que “ya está en pleno proceso la modernización tecnológica, equipamiento e instrumentos, y ya vendrá muy pronto la modernización del edificio del Hospital de Iquique, para tener un Hospital Regional de verdad”.

Añadió que dicho convenio, que presenta un total de 27 proyectos, “incluye también la construcción de un nuevo Hospital en Alto Hospicio, la creación y construcción de Centros de Salud Familiar en Pica, Iquique y Pozo Almonte”, además de “una modernización de toda la red de salud comunal. Y, por tanto, es un gran salto adelante en la calidad de la salud de los habitantes de la región de Tarapacá”.

En este contexto, el mandatario aseguró que “no basta con los recursos públicos si no hay, adicionalmente, un fuerte compromiso de la gente de la región de Tarapacá”, subrayando que “esta alianza estratégica entre la región y el Gobierno central va a permitir algo tan importante como que los habitantes de Tarapacá sepan que cuando tengan problemas de salud, cuando estén enfermos, no van a estar solos, van a tener un sistema de salud que los va a atender con dignidad, con eficiencia y con oportunidad”.

El jefe de Estado sostuvo que esta región “ha tenido grandes progresos en muchos frentes, pero también tiene grandes dificultades, y entre ellas, si pudiera destacar tres diría: los problemas de pobreza, en una región que progresa, pero que deja mucha gente atrás; los problemas de seguridad pública y droga, que quedaron expuestos en la última Encuesta Nacional de Seguridad Ciudadana y los problemas de salud”.