Notas
Egipto inicia su transición y recupera poco a poco la normalidad
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Imagen de mikeporterinmd en Flickr

Imagen de mikeporterinmd en Flickr

Un poder de transición, con el ejército al mando y un gobierno para gestionar los asuntos corrientes, se echa a andar en Egipto donde la vida vuelve a la normalidad, con el restablecimiento el domingo del tránsito en la plaza Tahrir, epicentro de la revuelta en El Cairo.

El ej√©rcito, depositario del poder tras la ca√≠da el viernes del presidente Hosni Mubarak, prometi√≥ el s√°bado una “transici√≥n pac√≠fica” hacia “un poder civil electo”.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas anunció que el gobierno nombrado por Mubarak unos días antes de su salida, permanecerá en el puesto para ocuparse de la gestión de los asuntos corrientes.

√Čste se re√ļne el domingo por primera vez desde la dimisi√≥n de Mubarak, seg√ļn la agencia oficial MENA. El ej√©rcito sin embargo no ha fijado fechas ni presentado medidas m√°s concretas para esta transici√≥n.

Al mismo tiempo, El Cairo recuperaba paulatinamente la normalidad. Durante la ma√Īana, el tr√°fico se restableci√≥ en la plaza Tahrir, epicentro del levantamiento popular que dej√≥ al menos 300 muertos, seg√ļn la ONU y la organizaci√≥n Human Rights Watch.

Sólo una parte de la plaza, donde cientos de manifestantes estaban todavía presentes, permanecía cerrada al tráfico. Las manifestaciones en esta glorieta durante 18 días habían paralizado el bullicioso centro de la ciudad.

Los tanques del ejército permanecían estacionados en las entradas de la plaza, pero ya no bloqueaban los accesos. Asimismo, se registraron algunas breves escaramuzas entre soldados y unas decenas de manifestantes que se negaban a abandonar el lugar.

“No queremos irnos. Nos quedaremos hasta que el ej√©rcito escuche nuestras peticiones”, asegur√≥ Ahmed Afifi, de 21 a√Īos, mencionando el levantamiento del estado de emergencia y la liberaci√≥n de los manifestantes detenidos.

“El ej√©rcito quiere matar la revoluci√≥n, quiere que la gente se vaya”, a√Īadi√≥ Abu Tasneem, de 28 a√Īos, profesor de franc√©s en Alejandr√≠a (norte).

La mayor√≠a, sin embargo, hab√≠a abandonado sin incidentes el lugar tras la dimisi√≥n de Mubarak y las operaciones de limpieza, iniciadas el s√°bado, segu√≠an el domingo por la ma√Īana. Los soldados desmontaban tiendas de campa√Īa y tiraban las cubiertas de pl√°stico y otros materiales en un contenedor de basura, con la ayuda de civiles que apilaban mantas y barr√≠an el suelo.

“Todos mis sue√Īos se han cumplido”, asegur√≥ Nur Kersha, un estudiante de 24 a√Īos. “Mubarak se fue, vamos a seguir limpiando la plaza hasta que quede limpia”.

Por otra parte, el jefe de antig√ľedades egipcias, Zahi Hawas, anunci√≥ que ocho piezas inestimables, entre ellas una estatua de madera cubierta de oro de Tutankam√≥n, han sido robadas del Museo Egipcio de El Cairo.

El personal constató estos robos al hacer un inventario del Museo después de que unos desconocidos entraran en su interior el 28 de enero, aprovechando la concentración de manifestantes antigubernamentales en la cercana plaza Tahrir.

El sábado, el ejército se comprometió a respetar los tratados internacionales firmados por Egipto, incluidos los acuerdos de paz con Israel. Egipto es, junto con Jordania, uno de los dos países árabes en haber firmado un tratado de paz con el Estado hebreo.

El gobierno israel√≠, que no escondi√≥ en los √ļltimos d√≠as sus temores a ver instalarse en El Cairo un nuevo poder hostil a este acuerdo, se congratul√≥ por el compromiso con el tratado, que considera “la piedra fundamental para la paz y la estabilidad en Medio Oriente”.

Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, se felicitó el sábado por la promesa hecha por el ejército egipcio de una transición pacífica hacia un poder civil electo.

Marruecos expres√≥ la esperanza de que Egipto sigua desempe√Īando su papel “primordial”, sobre todo “en la defensa de las causas √°rabes”.

El presidente del Parlamento iran√≠, Al√≠ Larijani, afirm√≥ el domingo que Estados Unidos intentaba “confiscar” la revoluci√≥n del pueblo egipcio.

En el √°mbito judicial, el fiscal general prohibi√≥ al antiguo primer ministro Ahmed Nazif y al actual ministro de Informaci√≥n Anas el Feki abandonar el pa√≠s “debido a las querellas presentadas contra ellos”, informo la agencia MENA sin dar m√°s detalles sobre los cargos. La televisi√≥n p√ļblica anunci√≥ poco tiempo despu√©s la dimisi√≥n de Feki.

Tendencias Ahora