Notas
Productores de cereales y oleoginosas aumentan sus ingresos gracias a técnicas de manejo
Publicado por: Agencia UPI
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un grupo de productores de cereales y oleaginosas de La Araucanía, a través de una iniciativa cofinanciada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), pudo profesionalizar su actividad gracias a técnicas de manejo agronómico y de gestión comercial.

Cereales

Cereales

Se trat√≥ de un programa en el que trabajaron conjuntamente la industria de granos y la peque√Īa agricultura campesina de La Araucan√≠a, que tuvo como logros un mayor rendimiento y mejores ingresos econ√≥micos, junto a la creaci√≥n de un poder de negociaci√≥n.

La iniciativa, ejecutada por Oletoptop S.A., tuvo el cofinanciamiento del ministerio de Agricultura, a través de FIA.

En el programa participaron 47 agricultores de las comunas de Gorbea, Pitrufquén y Freire, junto con las empresas Saprosem, Granotop, Avenatop, quienes establecieron el joint-venture Agropit.

Si bien el inicio del programa coincidió con una crisis económica del segundo semestre de 2008, la cual arrojó cifras desalentadoras para agricultores y productores de granos, Oleotop finalizó su trabajo con resultados positivos en superficie cultivada y toneladas vendidas.

En la temporada 2008-2009, la superficie de raps, trigo y avena fue de 600,1 hect√°reas, mientras que en la temporada 2010-2011, seg√ļn estimaciones del Agropit, alcanzar√° las 1.816,9 hect√°reas.

El volumen comercializado en la temporada 2008-2009, fue de 2.238 toneladas obteniendo ingresos por $390.967, mientras que en 2010-2011 la cifra subió a 7.994 toneladas, con retornos por $1.017.336

La gerente general del Agropit, Pamela Penrroz, expresó que el éxito obtenido se debió a que la iniciativa logró el objetivo que originó al programa: encadenar a los actores involucrados en la producción de cereales (trigo y avena) y raps, los industriales que transformaron los granos y los comercializadores.

Además, se capacitó a los agricultores en nuevas formas de interrelacionarse productiva y comercialmente, pero siempre bajo un modelo de asociatividad para insertarse en el mercado regional.

Con respecto al modelo de gestión técnica y comercial, indicó Penrroz, que los participantes del Agropit aprendieron el manejo de los cultivos de rotación para financiar, asegurar precios y comercializar sus cosechas en forma conjunta.

Tendencias Ahora