Notas
Sorprendente apertura al uso del preservativo cambia la imagen de Benedicto XVI
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La sorprendente apertura del papa Benedicto XVI al uso del preservativo “en ciertos casos”, si bien no cuestiona su prohibici√≥n en la doctrina de la Iglesia, constituye un paso “clamoroso” que cambia la imagen ultraconservadora del pont√≠fice alem√°n, seg√ļn algunos observadores.

En un libro de entrevistas, escrito por el periodista alem√°n Peter Seewald y titulado “La luz del mundo”, que saldr√° a la venta el martes en Italia y Alemania, el Papa admite por primera vez que se use el preservativo “en ciertos casos” con el fin de “reducir los riesgos de contaminaci√≥n” de sida.

En un comunicado oficial, el Vaticano recalc√≥ el domingo el “car√°cter excepcional” del uso del preservativo en las declaraciones hechas por el Papa e insisti√≥ de que su empleo se justifica “solo en algunos casos” y no constituye una “soluci√≥n al problema”.

En la nota, poco usual del Vaticano, el vocero del Papa, padre Federico Lombardi, descarta que las declaraciones del pont√≠fice puedan ser definidas como un “cambio revolucionario” y reitera que para los casos excepcionales “el Papa no justifica el ejercicio desordenado de la sexualidad, sino que considera el empleo del preservativo para disminuir el peligro de contagio como ‘un primer acto de responsabildad’”.

“El Papa dio el paso en un momento maduro ya que se lo esperaban muchos te√≥logos y conferencias episcopales”, asegura este domingo el vaticanista Luigi Accatoli del Corriere della Sera.

La in√©dita apertura del jefe de la Iglesia cat√≥lica al uso del preservativo, rechazado hasta ahora con gran firmeza, abre el debate dentro de la instituci√≥n sobre si aceptar o no su empleo como “el mal menor” para salvar vidas.

Con la apertura “clamorosa”, como la calific√≥ a la AFP el vaticanista Marco Politi, el Papa “consiente con cautela” el uso del preservativo veinte meses despu√©s de la lluvia de reacciones negativas generadas durante su viaje a √Āfrica, continente devastado por el sida, cuando asegur√≥ que “agravaba el problema”.

Importantes jerarcas de la Iglesia, como los cardenales Carlo Maria Martini y el africano Peter Kodwo Appiah Turckson, se han pronunciado p√ļblicamente a favor del empleo del preservativo en casos espec√≠ficos, como cuando uno de los miembros de la pareja est√° contaminado.

La nueva posición de Benedicto XVI seguramente influirá en el debate, ya que hasta ahora la Iglesia propone la abstinencia como método de prevención de la enfermedad y ofrece también un rostro más humano y abierto del primer pontífice alemán de la era moderna, conocido como el guardián del dogma durante el precedente pontificado.

“Esta vez parece que habla como pastor, con tono tolerante, m√°s que como jefe de la Iglesia. Son declaraciones que no pod√≠a hacer en forma oficial”, sostiene a la AFP el veterano vaticanista Bruno Bartolini.

Para Politi, el Papa se dio cuenta de que “demonizar” el preservativo resultaba “insostenible desde el punto de vista cient√≠fico, teol√≥gico y moral”, aunque hubiera preferido que pronunciara esas palabras en un contexto eclesi√°stico y no a trav√©s de una entrevista.

Frente al debate abierto, varias personalidades cercanas al pontífice intentan aplacar el alcance de sus palabras.

“La doctrina cat√≥lica no cambia, el uso de preservativo est√° prohibido”, tranza Giovanni Maria Vian, director del diario oficial del Vaticano, L’Osservatore Romano.

“El sumo pont√≠fice se refiere a un acto de caridad y no al cambio de la doctrina”, subraya por su parte el escritor cat√≥lico Vittorio Messori.

“Es un libro ideado para reparar los da√Īos causados por las crisis medi√°ticas en cinco a√Īos de pontificado”, sostiene Politi, quien considera que servir√° para “relanzar la imagen de Benedicto XVI”.

Para otro renombrado vaticanista, Giancarlo Zizola, del diario Repubblica, las ideas del Papa abordadas en el libro, en el que abarca un gran n√ļmero de temas, desde pedofilia, celibato, ordenaci√≥n de mujeres hasta relaci√≥n con el Islam, el preservativo y los musulmanes, contribuyen a quebrar el “estereotipo” anclado del “perro alem√°n”.

“Resulta un retrato m√°s complejo de (Joseph) Ratzinger y demuestra que es capaz de aprender de los propios errores”, escribi√≥.

Tendencias Ahora