Notas
Museo submarino de Canc√ļn aloja 400 esculturas humanas de tama√Īo real
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
www.underwatersculpture.com

www.underwatersculpture.com

Adem√°s de coloridos peces tropicales, las aguas turquesa del puerto tur√≠stico mexicano de Canc√ļn alojan ahora a 400 esculturas de figuras humanas de tama√Īo real que conforman un Museo Subacu√°tico del Arte, cuya inauguraci√≥n se realizar√° a fines de noviembre.

Un equipo de buzos, ayudados por gr√ļas, terminaron este mes de colocar la √ļltima de las piezas de la exposici√≥n “La evoluci√≥n silenciosa”, que el artista brit√°nico Jason deCaires Taylor describe como la mayor colecci√≥n submarina de escultura contempor√°nea.

Cuerpos desnudos, una mujer embarazada, un anciano haciendo muecas y un ni√Īo mirando hacia el sol que se alcanza a colar en el mar son algunas de las esculturas, colocadas hasta nueve metros de profundidad y algunas de las cuales ya tienen algas enredadas en su rostro o extremidades.

El proyecto inici√≥ hace casi dos a√Īos cuando el Museo del Parque Marino de Canc√ļn empez√≥ a buscar trabajos de DeCaires Taylor, quien ya hab√≠a hecho instalaciones submarinas en Grenada, el Caribe e Inglaterra y las exhib√≠a en la p√°gina www.underwatersculpture.com.

“La primera vez que vi la obra de Jason fue en internet. Me gust√≥ much√≠simo. Tiene el toque m√°gico del escultor que piensa en la conservaci√≥n” del medio ambiente marino, comenta Roberto D√≠az, presidente de la asociaci√≥n n√°utica de Canc√ļn.

Los directivos del parque vieron en las esculturas submarinas una alternativa a las estructuras de arrecifes artificiales, con formas de pir√°mides o de esferas, que se exhiben en otras partes del mundo pero que encontraron poco atractivas.

Estas esculturas buscan mantener a los cerca de 750.000 turistas que cada a√Īo visitan el parque lejos de los arrecifes naturales, que necesitan recuperarse de los golpes de anclas, huracanes y el maltrato de los turistas, agravados por el calentamiento global.

Si no se toman acciones para protegerlos, para el a√Īo 2050 el 60% de los arrecifes de coral podr√≠an haber muerto, ha alertado la Agencia Oce√°nica y Atmosf√©rica de Estados Unidos.

DeCaires Taylor se traslad√≥ de Gran Breta√Īa a Canc√ļn para crear sus esculturas tomando como modelos a gente que ve√≠a en las calles y apoyado por un equipo de cinco residentes del puerto tur√≠stico.

“Hice una lista de lo que necesitaba: una joven, una anciana, un maya de unos 20 a√Īos (…) y despu√©s los trajimos al estudio y los observamos detenidamente para determinar que pose les quedar√≠a mejor”, dijo DeCaires Taylor a la AFP en su estudio, localizado cerca de Canc√ļn.

Los modelos, entre ellos un ni√Īo de tres a√Īos, permanecieron sentados o parados hasta hora mientras eran cubiertos con vaselina y yeso para hacer los moldes con los que se crearon las esculturas, hechas de cemento y fibra de vidrio, mismo material de los arrecifes artificiales y que dura hasta 500 a√Īos.

El proyecto, con piezas de hasta cinco toneladas de peso, tuvo un costo de unos 250.000 d√≥lares, se duplic√≥ el n√ļmero de esculturas previsto y el Museo Subacu√°tico del Arte, que ser√° inaugurado a la par de la exposici√≥n, planea expandirse para contar eventualmente con 13 “salas” submarinas que exhiban la obra de otros artistas.

“Desde el punto de vista art√≠stico, es realmente muy, pero muy interesante porque uno se enfrenta a leyes (de la naturaleza). Los colores cambian de forma distinta bajo el agua, la luz es muy diferente porque es afectada por la superficie del mar. Tu compromiso con el trabajo es muy diferente”, explic√≥.

A diferencia de las esculturas tradicionales, las submarinas evolucionan a trav√©s del tiempo porque interact√ļan con la vida marina, como esponjas, plantas y otros organismos que con el paso de los a√Īos crecer√°n en los ojos, o√≠dos y los cuerpos de las figuras de concreto.

“La gente me pregunta si ya est√° terminado, pero no creo que as√≠ sea. Esta es s√≥lo una fase. Yo llegu√© al punto de colocarla en el mar y despu√©s, como dice el nombre de la exposici√≥n, evolucionar√° considerablemente”, comenta el artista.

[Gallery 391 not found]
Tendencias Ahora