Notas
Recortes en defensa de Gran Breta√Īa exponen a Malvinas a ataque argentino seg√ļn comandantes
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La decisi√≥n de Gran Breta√Īa de jubilar su flota de aviones de combate Harrier y su √ļnico portaaviones exponen a las “revalorizadas” islas Malvinas a un nuevo ataque de Argentina en los pr√≥ximos a√Īos, afirm√≥ este mi√©rcoles un grupo de ex comandantes de la marina.

En una carta al director del diario The Times, cinco oficiales de la armada brit√°nica calificaron de “estrat√©gica y financieramente perversa” esta decisi√≥n anunciada recientemente por el gobierno en el marco de una dr√°stica revisi√≥n del gasto de defensa, y pidieron que sea “anulada” en nombre del “primordial inter√©s nacional”.

“Creemos que el primer ministro ha sido mal aconsejado para abandonar los aviones Harrier y el ‘HMS Ark Royal’ y pasar a depender totalmente del Tornado”, escribieron los firmantes, que incluyen dos ex jefes de la marina brit√°nica, el almirante general Alan West y el capit√°n Julian Oswald.

Respecto a las Malvinas, “revalorizadas” en los √ļltimos meses por su potencial petrol√≠fero, el texto reza que “durante los pr√≥ximos 10 a√Īos por lo menos, Argentina est√° pr√°cticamente invitada a infligirnos una humillaci√≥n nacional de la escala de la p√©rdida de Singapur (en 1942) de la que el prestigio brit√°nico (…) tal vez no se recupere nunca”.

Gran Breta√Īa, que ocupa desde 1833 este archipi√©lago del Atl√°ntico sur situado a unos 450 kil√≥metros de las costas argentinas, gan√≥ una guerra en 1982 tras la invasi√≥n protagonizada por las tropas de la ultima dictadura argentina (1976-83). El saldo de 74 d√≠as de combates fue de 649 muertos del lado Argentino y 255 brit√°nicos muertos.

Desde entonces, Argentina sigue reivindicando su soberan√≠a sobre las islas por v√≠a diplom√°tica, y la semana pasada reiter√≥ por boca de su canciller, H√©ctor Timerman, que “no piensa atacar” las Malvinas para recuperarlas sino que apuesta por “negociaciones pac√≠ficas”.

El almirante Lord West, quien también fue secretario de Estado encargado de antiterrorismo en el gobierno laborista derrotado en las elecciones de mayo, advirtió sin embargo de lo que ocurriría en caso de nueva invasión.

“Si las islas fueran capturadas, no tendr√≠amos ninguna manera en absoluto de recuperarlas”, declar√≥ a la Radio 4 de la BBC precisando que las Malvinas ilustraban una falta de capacidad “aplicable en el mundo entero”.

El gobierno del primer ministro David Cameron anunci√≥ el 19 de octubre su intenci√≥n de jubilar su flota de 80 cazas de despegue vertical Harrier, utilizados en el conflicto de 1982, as√≠ como su buque insignia “HMS Ark Royal”, el √ļnico portaaviones operativo de que dispone, entre otros recortes motivados por la necesidad de reducir su excesivo d√©ficit p√ļblico.

Esta decisi√≥n dejar√° a Gran Breta√Īa sin portaaviones ni aviones capaces de despegar desde un portaaeronaves hasta por lo menos 2020, cuando se espera la entrega de dos nuevos portaaviones encargados por el gobierno anterior.

En su carta, los oficiales estiman sin embargo que el Harrier podr√≠a “permanecer en servicio hasta 2023 sin inversi√≥n significativa”, y que, en cambio, la flota de Tornado existente costar√° “siete veces m√°s de mantener” en los pr√≥ximos 10 a√Īos.

El ministro de Defensa, Liam Fox, defendi√≥ la decisi√≥n de la coalici√≥n gubernamental y neg√≥ que la retirada del Harrier “vaya a tener un impacto en nuestra capacidad para defender territorios en el Atl√°ntico Sur”.

“Tenemos mucha m√°s presencia que anteriormente, capaz de responder a cualquier amenaza”, agreg√≥ en un comunicado, citando entre otros “un campo de aviaci√≥n bien defendido con aviones Typhoon para asegurar la defensa” del disputado archipi√©lago.

En este mismo sentido, el gobierno del archipi√©lago se declar√≥ “satisfecho” en un comunicado de su nivel de defensa, precisando que Londres les asegur√≥ que era “adecuado para mantener una disuasi√≥n efectiva”.

Esta nueva pol√©mica en torno a las Malvinas surge al d√≠a siguiente de que el ministro brit√°nico de Relaciones Exteriores, William Hague, declarara que “no habr√° cambios en la posici√≥n del Reino Unido” respecto a las Malvinas.

Tendencias Ahora