Notas
Intercambio de servicios entre Chile y países Mercosur será incentivado con acuerdo de complementación
Publicado por: Solange Garrido
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En condiciones de ser analizado por la Comisi√≥n de Hacienda qued√≥ el Acuerdo de Complementaci√≥n Econ√≥mica N¬į 35, sobre el comercio de servicio, celebrado entre los Gobiernos de los Estados Partes del Mercosur y el Gobierno de Chile, en Montevideo, el 27 de mayo de 2009.

As√≠ lo dio a conocer el senador Hern√°n Larra√≠n quien preside la Comisi√≥n de Relaciones Exteriores, tras aprobar en forma un√°nime esta iniciativa, en segundo tr√°mite, que “extiende el intercambio no solo al comercio de bienes sino tambi√©n al √°rea de servicios”.

El parlamentario asegur√≥ que este acuerdo “fija un marco dentro del cual el comercio de servicios entre Chile y los pa√≠ses que integran el Mercosur se vea facilitado para que estos servicios formen parte de nuestra integraci√≥n e intercambio”.

Precis√≥ que “Chile tiene un 60% de su producto interno bruto (PIB) en el √°rea de servicios, de manera que en la medida que se abran las fronteras y se faciliten los servicios que se puedan prestar mayor va a ser el crecimiento y desarrollo en nuestro pa√≠s”.

Manifest√≥ que “al mismo tiempo podemos vernos beneficiados por la oferta de servicios que vengan del Mercosur, de modo que el intercambio de servicios que abre este acuerdo nos parece valioso y especialmente adecuado a las caracter√≠sticas del desarrollo econ√≥mico chileno que no s√≥lo se basa en el intercambio comercial de materias primas o con alg√ļn grado de elaboraci√≥n sino tambi√©n en los servicios”.

Cabe se√Īalar que las principales disposiciones del Acuerdo se refieren a las disciplinas y mecanismos de liberalizaci√≥n, las que son similares a las del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS) de la Organizaci√≥n Mundial del Comercio (OMC).

Es decir, se incorporan los cuatro modos de prestación y disciplinas tales como trato nacional, acceso a mercados, regulación doméstica y reconocimiento. Además, se utiliza un enfoque de negociación de listas positivas, en el cual cada país decide en su Lista de Compromisos los sectores y las condiciones específicas en que éstos serán incorporados. La liberalización se realiza sobre la base de las disciplinas de trato nacional (no discriminación) y el acceso a los mercados (en su mayoría limitaciones cuantitativas), y se aplica a los cuatro modos de prestación de servicios.

Por otra parte, se consigna que Chile y cada pa√≠s miembro del Mercosur han asumido compromisos en sectores espec√≠ficos de servicios en listas separadas. La oferta de Chile es √ļnica para todos los pa√≠ses que lo incluyen, mientras que las listas de los Miembros del MERCOSUR son individuales para Chile.

En materia de apertura de mercados, las Partes fueron m√°s all√° de sus compromisos registrados en la OMC. A este respecto, se pueden destacar los siguientes sectores: Argentina incluy√≥ compromisos en servicios profesionales, construcci√≥n, distribuci√≥n al por mayor y menor, y manufacturas; Brasil en servicios audiovisuales, inform√°tica y miner√≠a; Paraguay en franquicias, ense√Īanza y turismo; y Uruguay servicios profesionales, salud, inform√°tica, publicidad, manufacturas, miner√≠a, construcci√≥n y distribuci√≥n al por mayor y por menor, entre otros.

Por otro lado, las Partes del acuerdo consolidan la apertura de determinados sectores de su economía, estableciendo, en ciertos casos, las restricciones existentes en cada país respecto a la prestación de los servicios. En caso de establecer restricciones existentes en un determinado sector, las Partes se obligan a no imponer, respecto de dicho servicio, mayores restricciones en el futuro.

Algunos sectores quedan abiertos a los proveedores de servicios chilenos y otros quedan con limitaciones espec√≠ficas, con lo cual los proveedores de servicios chilenos podr√°n conocer las restricciones de las Partes, las que no podr√°n ser m√°s gravosas en el futuro. Por √ļltimo, en otras situaciones las Partes pueden no asumir compromiso en un determinado modo de prestaci√≥n.

Finalmente, la Comisi√≥n Administradora del ACE N¬ļ 35 ser√° el √°mbito formal para el tratamiento de las cuestiones relativas a la implementaci√≥n del Protocolo y las controversias que puedan surgir de su aplicaci√≥n ser√°n resueltas de conformidad con el mecanismo establecido en el Vig√©simo Primer Protocolo Adicional al ACE N¬ļ 35.

Tendencias Ahora