Notas
Colegio deberá pagar $25 millones a madre de alumna que sufrió quemaduras en laboratorio
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte Suprema confirm√≥ que un establecimiento educacional debe cancelar la suma de $25.000.000 como indemnizaci√≥n por da√Īo moral a la madre de una joven que sufri√≥ un accidente mientras se realizaba un experimento en una clase de qu√≠mica.

En fallo un√°nime, los ministros de la Cuarta Sala del m√°ximo -Patricio Vald√©s, Gabriela P√©rez, Rosa Mar√≠a Maggi, Rosa Egnem y Roberto Jacob- rechazaron el recurso de casaci√≥n presentado en contra del fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago, y del 16 Juzgado Civil de Santiago, que conden√≥ al Colegio Pedro de Valdivia a pagar una indemnizaci√≥n a Jessica Tabilo √Ālvarez.

El 16 de octubre de 2007, la hija de la mujer, Javiera, se encontraba realizando un experimento en la clase de química cuando sufrió un accidente que provocó que se inflamará su ropa, provocándole distintas quemaduras en la mano izquierda y el muslo derecho, lesiones que la mantuvieron hospitalizada por más de 20 días.

El fallo de primera instancia del Décimo Sexto Juzgado Civil estableció la responsabilidad del establecimiento educacional por la negligencia en su actuar al no otorgar las normas de cuidado en la realización del experimento.

‚ÄúCabe concluir, entonces, la responsabilidad que le cabe a la demandada por no contar el laboratorio de qu√≠mica con los elementos m√≠nimos e indispensables para ejecutar experimentos y de los necesarios para sofocar en forma r√°pida y oportuna un incendio (agua en suficiente cantidad y mantas o frazadas); y por no disponer o exigir a los alumnos el uso de vestimentas apropiadas para la realizaci√≥n de experimentos (delantales no inflamables, etc.)‚ÄĚ, dice la sentencia.

Y agrega que: ‚ÄúAsimismo cabe concluir que la demandada es responsable por el hecho o la conducta ejecutada por uno de sus agentes o dependientes, a saber, el profesor de qu√≠mica don Juan Jorge Nazar Amion, al permitir √©ste y autorizar a la pupila de autos realizar un experimento sin contar con los elementos o instrumentos m√≠nimos requeridos para su seguridad y la de los dem√°s grupos de alumnos que se encontraban en dicho instante en el mismo lugar y por no constituirse personalmente en el grupo que participaba la alumna accidentada a dar directamente las instrucciones y supervisar la ejecuci√≥n de un trabajo que en esos instantes se hab√≠a constituido riesgoso‚ÄĚ.

En primera instancia, se hab√≠a establecido una indemnizaci√≥n por da√Īo moral equivalente a $3.000.000. Monto que fue aumentando por la Novena Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago al determinar que el da√Īo provocado a la joven afect√≥ seriamente su vida.

‚ÄúQue, entendiendo esta Corte, que la indemnizaci√≥n por da√Īo moral implica indemnizar el dolor moral o f√≠sico sufrido por la v√≠ctima, al momento de regularlo en el caso en examen tendr√° especialmente presente la edad de la menor afectada, a saber 17 a√Īos, la naturaleza, ubicaci√≥n, tiempo de curaci√≥n de las lesiones, la √©poca de la vida en que debi√≥ enfrentar el hecho- ultimo a√Īo de colegio- as√≠ como lo declarado por do√Īa Roc√≠o de los √Āngeles Figueroa Miralles, do√Īa Ivana Walker Jardim de Mattos, y do√Īa Carla Macarena Andrews Rodr√≠guez, quienes dan cuenta del cambio de actitud de la menor, luego del accidente, destacando la primera que no le gusta ba√Īarse en playas o piscinas porque sus piernas quedan al descubierto y se le ven las cicatrices, a lo que a√Īade la segunda haber notado una baja en su autoestima, describi√©ndola la tercera como m√°s callada y retra√≠da‚ÄĚ, dice ese fallo

Tendencias Ahora