Notas
El Partido Demócrata de EEUU se enfrenta a una derrota en el Congreso
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente de Estados Unidos Barack Obama luchaba este lunes por enderezar el rumbo de una elección caracterizada por la rabia de los votantes por el curso de la economía, lo que podría dar a los republicanos el control de al menos la Cámara de Representantes.

Temiendo un duro rev√©s en las urnas a dos a√Īos de su campa√Īa por el cambio en Estados Unidos, Obama planific√≥ una ola de entrevistas radiales y llamadas telef√≥nicas a voluntarios dem√≥cratas encargados de levantar el √°nimo alica√≠do por los resultados de las √ļltimas encuestas.

En su estrategia Obama apunt√≥ directamente a campos de batalla cruciales como Florida, Minnesota, Ohio y Pensilvania –todos clave para su posible reelecci√≥n en 2012– como a su Hawai natal, indic√≥ la Casa Blanca.

El mandatario afirm√≥ a la radio WDAS-FM de Filadelfia (Pensilvania, este) que Estados Unidos se arriesga a vivir “una situaci√≥n muy, muy dif√≠cil”, que tendr√° “consecuencias durante las d√©cadas futuras”.

“Va a necesitarse una buena participaci√≥n” a favor de los candidatos dem√≥cratas porque “si los otros (republicanos) son m√°s entusiastas, podr√≠amos tener problemas para hacer progresar este pa√≠s”, a√Īadi√≥ el mandatario ante la posibilidad de una victoria republicana.

Alimentando los temores dem√≥cratas, el grupo encuestador Gallup en su encuesta final de intenci√≥n de voto a nivel nacional hall√≥ que los republicanos se llevar√≠an la mayor victoria en las elecciones de mitad de mandato que cualquier partido haya logrado en los √ļltimos tiempos.

Los republicanos lideraban sobre los dem√≥cratas por un margen de 55% contra 40%, la mayor brecha desde 1974, cuando los dem√≥cratas obtuvieron una aplastante victoria tras el esc√°ndalo p√ļblico de Watergate que provoc√≥ la renuncia del presidente republicano Richard Nixon.

La compulsa avala las predicciones de los analistas de que los republicanos recuperarán la Cámara de Representantes y obtendrán varios asientos en el Senado, aunque los expertos estiman que no creen que la mayoría de esta cámara cambie de manos.

Los republicanos, entusiasmados con el movimiento ultraconservador Tea Party, pretenden revocar la vasta reforma de la salud lograda por el oficialismo y prometieron recortes presupuestarios e impositivos que aseguran permitirá reducir el déficit e impulsar el crecimiento.

La elección de los 435 representantes federales y de 37 senadores tiene lugar cuando la esperanzada euforia de Obama en 2008 parece perdida en el tiempo y cuando el usual optimismo estentóreo de Estados Unidos fue superado por el declive nacional.

De obtener el control de la Cámara de Representantes, los republicanos podrán desbaratar los ambiciosos planes de Obama sobre el calentamiento global y la reforma migratoria. También dominarán en comisiones que podrían iniciar pesquisas perjudiciales para la Casa Blanca. Por otra parte, ya han prometido que trabajarán por una reforma del seguro de salud y del sistema financiero.

El panorama en el Senado permanece incierto, aunque no parece que la oposici√≥n vaya a ganar los 10 esca√Īos que requiere para dominar esa c√°mara.

Seg√ļn los analistas, los votantes estar√≠an m√°s inclinados a castigar al partido en el poder, m√°s que a adherir a los republicanos, que siguen siendo ampliamente impopulares.

Y a pesar de los dos a√Īos tan complicados en materia econ√≥mica, Obama permanece siendo el l√≠der pol√≠tico m√°s popular de Estados Unidos, a pesar de que los √≠ndices de aprobaci√≥n que hoy rondan los 40 puntos han ca√≠do de las alturas estratof√©ricas en que se encontraban.

Hist√≥ricamente, los presidentes en ejercicio, vieron c√≥mo su partido perd√≠a esca√Īos en la mitad de su mandato, una tendencia que George W. Bush rompi√≥ en 2002.

Los estadounidenses también elegirán el martes a los gobernadores de 37 de los 50 estados del país, incluidos California, Florida, Nueva York y Texas.

Tendencias Ahora