Notas
Chile venció a Honduras: Un debut inolvidable
Publicado por: Felipe Delgado
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Blog de Pato Y√°√Īez

 

La Selecci√≥n debut√≥ e hizo historia gan√°ndole a Honduras en su estreno. Se sac√≥ por fin la pesada mochila de 48 a√Īos sin ganar en un Mundial, y para quienes estuvimos en el estadio y supimos lo que es defender la “Roja”, fue un momento inolvidable y que con el pasar de la jornada trajo el recuerdo de aquellas instancias en las que se estuvo cerca, pero todo terminaba en derrota.

El equipo de Bielsa salió con lo que les anticipaba ayer: una línea de 4 en el fondo con Mauricio Isla y Arturo Vidal proyectándose alternadamente por las bandas y transformándose en agentes de ataque, una vez que Honduras sintió el desgaste del encuentro en el segundo lapso. Mientras, Gary Medel y Waldo Ponce entregaban despliegue y velocidad para anticipar los ataques de los catrachos y ser los primeros agentes de salida para la Selección.

En el centro, Carlos Carmona ratific√≥ su condici√≥n de “rueda auxiliar” en el esquema del rosarino, pero qued√≥ comprometido desde muy temprano con la amarilla mostrada por el juez Maillet, de gatillo r√°pido a la hora de mostrar cartulinas y con disparidad de criterios a iguales infracciones en el primer lapso.

Chile

ANFP.cl

A Rodrigo Millar le cost√≥ engancharse en la din√°mica que requer√≠a en el partido, que era ser el nexo entre la retaguardia y Mat√≠as Fern√°ndez, aunque al final su salida desbalance√≥ el centro del campo y permiti√≥ el segundo aire que tuvo el conjunto “catracho” sobre el cierre del partido.

Mat√≠as Fern√°ndez fue hoy un tipo funcional para Marcelo Bielsa y replic√≥ lo hecho a lo largo de este ciclo: ser el generador de juego de la Selecci√≥n, sin olvidar la faceta defensiva y con la movilidad que ped√≠a el d√≠a y el rival. Fue una de las buenas jornadas de Mat√≠as en la “Roja”, aunque nunca repetir√° lo hecho en Colo Colo, porque lo que le vale al rosarino es ser efectivo y funcional al esquema y no a la indvidualidad.

Arriba, la falta de finiquito puede pasarle la cuenta a este equipo de cara a una posible clasificación a la segunda ronda. Convertir una oportunidad de, al menos, 8 creadas a lo largo de 90 minutos, es una situación que debe ser revisada en la interna del equipo en Nelspruit.

Alexis Sánchez mostró por qué es el jugador superlativo que es hoy por hoy, pero los momentos de excesivo individualismo le hicieron perder peso ante la defensa centroamericana y transformó en predecible su juego durante la segunda fracción.

Jorge Valdivia se vio demasiado incómodo con su posición de centroatacante. Tuvo que bajar a buscar el balón al medio para aparecer en toda su dimensión, ya sea asistiendo a Sánchez o al notable Beausejour, no solamente por el gol. Además, fue el abrelatas del equipo y demostró ser alternativa válida para ser puntero por la izquierda, dejando en banquillo a Mark González.

Es cierto que lo vivido en Nelspruit es un triunfo hist√≥rico. Es cierto tambi√©n que Chile no consegu√≠a una victoria en un mundial desde el nuestro, en 1962. Es cierto que en ning√ļn momento Honduras amag√≥ los primeros 3 puntos para nuestro pa√≠s. Es cierto que los dirigidos por Marcelo Bielsa pudieron conseguir un resultado tal vez m√°s amplio. Pero no es menos cierto que se consigui√≥ ganar sin gustar a cabalidad, que despu√©s de los 90 minutos, el sabor que dej√≥ en lo futbol√≠stico no fue lo que el hincha esperaba.

Claramente se celebro con fuerza, con emoci√≥n, con l√°grimas por el momento vivido: hab√≠an sido testigos de una nueva p√°gina escrita con esfuerzo, sudor y un sistema de juego que cautiva apuntando siempre a da√Īar ofensivamente, que no tiene pausas en la b√ļsqueda del arco contrario, donde todos son importantes para que esta m√°quina no pierda fuerza ni entregue licencias al adversario. Pero lo de hoy no tuvo toda la consistencia en el plano colectivo e individual, sobre todo de medio campo hacia arriba donde habitualmente Chile marca tremendas diferencias.

Es un momento para disfrutar, pero la victoria de Suiza sobre Espa√Īa apacigu√≥ el exitismo que se levantaba tras el triunfo. Los helv√©ticos son ordenados, f√©rreos defensivamente y pr√°cticos a la hora de atacar. Pero m√°s all√° de aquello, nos recordaron que en el Mundial no importan los favoritismos, no importa la campa√Īa previa. S√≥lo vale lo hecho durante los 90 minutos de partido y que para avanzar en la Copa del Mundo vale ganar, lo que debe hacer este lunes para mostrarnos que lo de hoy no fue un sue√Īo de una ma√Īana casi invernal.

Tendencias Ahora