El belga Thierry Neuville (Hyundai) ganó en Argentina su segundo rally consecutivo, dominando de principio a fin una carrera marcada por los problemas mecánicos de los otros dos favoritos del campeonato, el francés Sébastien Ogier (3) y el estonio Ott Tänak (8).

Con la victoria, Neuville aumentó su ventaja en la cima de la clasificación del Campeonato Mundial de Rallies (WRC), donde ahora tiene 110 puntos, diez más que el francés Sébastien Ogier (100).

“Tuvimos un súper auto todo el fin de semana, trabajamos muy duro y vemos los resultados, son buenos puntos para el campeonato”, dijo el belga, hilarante, después de su victoria, la undécima de su carrera, la segunda de la temporada después de Córcega y su segunda en Argentina tras la alcanzada en 2017.

Con una gran ventaja para encarar las últimas especiales del domingo, Neuville atacó y, en lugar de administrar, firmó el mejor tiempo de la ES17, penúltima especial.

El belga de 30 años completó las 18 pruebas especiales con una cómoda ventaja de 48 segundos sobre su compañero noruego, Andreas Mikkelsen, segundo.

El Rally de Argentina estuvo marcado por incidentes que involucraron a dos de los tres favoritos del campeonato mundial.

El seis veces campeón del mundo, Sébastien Ogier, golpeó su Citroën el sábado contra un muro de piedra dañando la dirección asistida. Perdió un minuto en dos especiales antes de que pudiera arreglarla.

Más seriamente, Tänak no pudo terminar la última especial del sábado debido a un problema eléctrico en su Toyota. El viernes, un problema de transmisión lo había ralentizado.

Gran jornada para Hyundai

La lucha por el tercer puesto entre Ogier y el británico Kris Meeke (Toyota) se resolvió finalmente a favor del francés. La diferencia es ínfima, un segundo y 4/10, mientras que Meeke perdió 6 segundos con Ogier en la última especial, debido a un pinchazo y terminó en el cuarto lugar.

“He hecho todo lo que he podido, vamos a seguir trabajando. Estoy contento de ganar puntos en el campeonato”, dijo Ogier en la meta.

Meeke, tercero el sábado por la noche, había sido el más rápido en las ES16 y ES17, pero luego cedió en la súper-especial de El Cóndor, etapa mítica del rally argentino, cuya llegada se juzga a 2.000 m de altitud.

Ogier limitó el daño anotándose 20 puntos en el campeonato mundial, cinco de ellos firmando el mejor tiempo en la súper-especial.

El veterano Jari-Matti Latvala, que no termina de sentirse cómodo en suelo argentino, acabó en el quinto lugar y obtuvo cuatro puntos de bonificación por su segundo lugar en la súper-especial, la última del rally, que otorga puntos extra a los cinco primeros pilotos.

Para completar el excelente fin de semana de Hyundai, el español Dani Sordo colocó el tercer i20 en el sexto lugar y se anotó 2 puntos en la súper-especial.

Como todos los años en Argentina, decenas de miles de espectadores (al menos 75.000 según los organizadores), apostados a lo largo de la ruta, animaron a los pilotos.