Una Constitución para Chile

Volver al home      |      Notas      |      Video      |      Entrevistas      |      Opinión
Agencia UNO

La votación para elegir coordinadores que evidenció la distancia entre el PS y la exConcertación

Lunes 25 octubre de 2021 | 08:53
VISITAS

La marcada distancia entre los colectivos del Apruebo y Socialista se acentuó esta semana con las votaciones para alzar coordinadores y coordinadoras en las siete comisiones temáticas de la Convención Constitucional. Una de las deliberaciones en específico fue de las que más se hizo notar: un acuerdo con los socialistas para beneficiar a Eduardo Castillo (PPD) en la comisión de Forma de Estado se cayó por falta de votos, aunque este último acusó que el Colectivo Socialista “juega a ganador”, al apoyar a Adolfo Millabur, que tuvo mejor desempeño en la primera vuelta. En tanto, Miguel Ángel Botto, quien urdió la negociación, concluyó: “La Lista del Apruebo desapareció”. Julio Álvarez (PS), en tanto, no descartó una articulación futura entre ambos grupos.

Poco más de cinco meses han pasado desde el 16 de mayo de 2021, fecha en que se conocieron los resultados de las elecciones de convencionales constituyentes. Entonces, La Lista del Apruebo, el pacto formado por los partidos de la exConcertación, consiguió 25 escaños en el órgano.

Sin embargo, al poco andar, los 15 convencionales electos por el Partido Socialista se desmarcaron del espacio. Una serie de votaciones y declaraciones en conjunto con el Frente Amplio hicieron evidente la cercanía entre ambos conglomerados. Al día de hoy, esta dualidad sigue siendo el eje central por el que pasa la mayoría de las decisiones en la Convención.

¿Qué pasó después con el resto de la Lista del Apruebo? Durante semanas algunos no establecieron un lugar claro ni se coordinaron con algún colectivo. De hecho, Christian Viera, que fue electo como independiente en cupo de la DC, se descolgó casi inmediatamente de este partido y pasó a engrosar las líneas del Frente Amplio. Es más: hasta hoy Renato Garín, independiente en cupo Radical, no integra grupo alguno.

No fue hasta agosto que nació el Colectivo del Apruebo, espacio que reunió los restos de este pacto electoral sin los socialistas. Sus siete integrantes van desde una militante del PRO, Bessy Gallardo, hasta el independiente Rodrigo Logan, pasando por figuras de peso dentro de la DC, como su expresidente Fuad Chahín.

Votación polémica

De esa forma llegamos al día miércoles 20 de octubre. Y la historia es así: se desarrollaba la votación para elegir coordinaciones de las siete comisiones temáticas. En este contexto, el Colectivo del Apruebo buscaba que en la comisión número tres, Forma de Estado, el constituyente Eduardo Castillo integrara uno de los mencionados cupos.

Miguel Ángel Botto aseguró a Bío Bío que él fue el encargado de establecer negociaciones con otros colectivos para que esto sucediera. Y luego de una serie de conversaciones, contaba con que Castillo conseguiría 12 votos, “entre los socialistas, INN y la derecha”. Pero necesitaban 13. Y ese voto extra lo conseguirían desde el Frente Amplio, que lo entregaría a cambio de un apoyo de Botto a Ignacio Achurra en Sistemas de Conocimientos.

El problema entró cuando el Frente Amplio no entregó el esperado voto. Ahí es cuando el plan colapsó: “Como no se logró ese acuerdo, no le di el voto a Ignacio y me presenté yo como coordinador. Ante la imposibilidad numérica de que Eduardo fuera electo, los socialistas decidieron también bajarse de este preacuerdo que iba a concretarse en la medida que tuviéramos ese voto adicional. La derecha también decidió votar por su propio candidato”.

Botto constató que los socialistas iban a entregar su apoyo en esta comisión a cambio de que Fuad Chahín votara por Ricardo Montero en la comisión de Sistema Político.

El mismo Eduardo Castillo, candidato frustrado a la coordinación, confirmó que hubo conversaciones con los socialistas. En la primera votación obtuvo tres votos —podía haber conseguido cuatro con el voto de los socialistas y el suyo propio—, mientras que en la segunda vuelta solo consiguió uno en total.

Y aunque asumió que el actuar del Colectivo Socialista “no es la causa de que yo no haya salido coordinador, sino que porque nos faltaba un voto”, sí esperaba “un apoyo recíproco de parte de ellos, que no lo hubo”. Esto, acusó, debido a que los votos socialistas se fugaron hacia Adolfo Millabur, representante mapuche y exalcalde de Tirúa: “Ellos vieron que Millabur, del cual tengo la mejor impresión, tenía una mayoría importante. Eso significa que ellos juegan a ganador”.

Y disparó: “Con esto uno dice pucha, ¿y cómo vamos a trabajar a futuro? ¿Con qué mayorías? Esto no favorece la idea de construir un acuerdo sólido para los contenidos de la constitución”.

“Me lo tomé como una decepción”, dice Botto por el resultado de la votación. Y sumó: “Todos podríamos haber hecho los mayores esfuerzos, y esperábamos mayor transversalidad y generosidad política de parte de todos los actores. Este gesto era una oportunidad y no se dio”.

En total, el colectivo Socialista consiguió dos coordinaciones, y el del Apruebo ninguna.

Consecuencias

Con esto se abre el debate. ¿Es La Lista del Apruebo un espacio de coordinación dentro de la constituyente? ¿Aún existe? Botto dijo que no: “La Lista del Apruebo dejó de existir. Desapareció en el momento en que en el Colectivo Socialista decidieron actuar solos. Ahora se articulan con el Frente Amplio”.

A lo que sumó en su análisis que esto abrió un desafío: “Ellos solos no van a lograr dos tercios. Y nos necesitamos mutuamente para poder construir una constitución con una mirada más progresista. No se pueden olvidar del centro. Y si se quieren olvidar, van a cometer un error político”.

Al respecto, el constituyente del Colectivo Socialista, Julio Álvarez, aclaró a Bío Bío la situación. Participó de la votación mencionada como integrante de esa comisión. Y a la salida de una de las jornadas de discursos de apertura, explicó: “En la primera vuelta voté por Eduardo Castillo, pero no por una cuestión de pacto ni nada. Él habló conmigo, y le dije que encantado, que no tenía ningún problema en apoyar. Pero se dio en el momento”.

Asimismo, subrayó que aunque Castillo “tiene conocimiento y capacidades para coordinar, esto se gana con votos. Y efectivamente en la primera vuelta no tuvo los votos suficientes, de tal manera que en ese momento la mayor parte de nosotros resolvimos apoyar a Adolfo Millabur, a quien también conozco bastante y creo que lo va a hacer estupendamente bien”.

Álvarez también hizo hincapié en que la distancia entre el Colectivo Socialista y los otros partidos de La Lista del Apruebo es efectiva: “Hay un hecho objetivo, que es que nosotros como Colectivo desde el minuto uno dijimos que íbamos a trabajar de manera separada de La Lista del Apruebo, privilegiando los acuerdos con muchos sectores, como el Frente Amplio o INN. Pero eso no significa no tener acuerdos con el PPD y con todos los integrantes de La Lista del Apruebo”.

Y aunque confirmó que “en esta convención hemos estado más cerca del Frente Amplio”, no lo ve “como una ruptura definitiva, sino como un camino que trazamos nosotros”, y que no descartan “en ningún caso vinculaciones con los demás, particularmente con el PPD y todos aquellos sectores que fueron en la misma lista electoral que nosotros”.

Consultado al respecto, Claudio Gómez (ind-PS), compañero de comisión de Álvarez y Castillo, no quiso participar en esta nota.

Por su lado, Bessy Gallardo no estuvo de acuerdo con la supuesta desaparición de La Lista del Apruebo: “Eso no es efectivo. Yo trabajo bastante con varios compañeros del Partido Socialista, y trabajamos codo a codo en la primera etapa reglamentaria”.

Y aunque Gallardo asumió que “obviamente trabajamos de forma separada”, enfatizó que es “cuando tenemos que colaborar que lo hacemos codo a codo, como corresponde. Ese es el valor del Apruebo”. Y que “si el Colectivo Socialista quiere trabajar con el Frente Amplio, Movimientos Sociales, incluso con la derecha, bueno, bienvenidos sean. Son decisiones de cada colectividad, así como nosotros también tenemos derecho a conversar con otras colectividades. Eso es lo correcto hoy, no atrincherarse como la vieja política”.

Por último, el también recientemente añadido integrante del Colectivo del Apruebo, Agustín Squella, advirtió: “Al interior de la Convención no se ven alianzas muy estables, pero hay que seguir trabajando por una mayor estabilidad de la proximidad entre Colectivo del Apruebo, Independientes por una Nueva Constitución, Frente Amplio y Colectivo Socialista. Esto, sin descartar para nada que el ala no extrema de la derecha se sume en muchas de las votaciones que nos esperan”.

Y consultado de si el Colectivo Socialista efectivamente está más cercano al Frente Amplio, finalizó: “Todo es inestable”.

Tendencias Ahora