Una Constitución para Chile

Volver al home      |      Notas      |      Video      |      Entrevistas      |      Opinión
Agencia UNO

José Antonio Kast por funcionamiento de la Convención: "Lamentablemente lo veo muy mal"

Miércoles 22 septiembre de 2021 | 13:13
VISITAS

En el marco de las elecciones presidenciales 2021, Radio Bío Bío ha comenzado a entrevistar a los candidatos para conocer su visión de la Convención Constitucional y su trabajo en torno a la construcción de una nueva carta fundamental para nuestro país.

En esta ocasión fue el turno del candidato presidencial de Republicanos y ex diputado José Antonio Kast, quien comenta su postura ante la Constituyente, explicando que para él “hay una representación más diversa, pero claramente no es una Convención representativa”, y agregando que el tiempo para redactar la nueva Constitución es “demasiado largo” y que si él llega a ser el nuevo Presidente de Chile no habrán “más plazos ni más recursos para la Convención”.

Asimismo, defiende el modelo neoliberal pero indica que “todos los modelos se atrofian y requieren cambios, complementos y actualizaciones. Corregir los errores y profundizar en las buenas cosas, para que muchas personas más se vean beneficiadas”.

¿Cómo ve el desarrollo de la Convención Constitucional?

Lamentablemente lo veo muy mal. Yo me la jugué por el Rechazo y perdimos. Luego me la jugué por elegir convencionales y no nos fue muy bien. El país decidió que la composición de la Convención fuera esa y le dio un mandato claro. Llevamos dos meses y no solo no se ha avanzado nada, sino que se ha precarizado y puesto en juego la estabilidad del país.

Para usted ¿Están todas las partes representadas en la Convención?

Sin duda hay una representación más diversa, pero claramente no es una Convención representativa. La elección se dio en el peor momento posible, con la mayoría de los chilenos encerrados, sin ayuda y con una crisis política y económica evidente. Creo que si la Convención fuera en este momento, el resultado sería muy distinto.

Para usted ¿El plazo de 9 meses y máximo 12 es adecuado para redactar la nueva Constitución?

Creo que es demasiado largo. Hoy a Chile lo está liquidando la incertidumbre. Venimos de dos años muy duros y prolongar esta agonía un año más, es inconveniente. Deberíamos avanzar más rápido, sacando los debates inconducentes, y reemplazarlos por discusiones de fondo.

¿Estaría dispuesto a ampliar el plazo a través de un decreto y al mismo tiempo inyectar más recursos para el funcionamiento de la Convención?

De ninguna manera. No más plazos ni más recursos para la convención.

¿Cree que su programa de gobierno comulga con el debate de base del proceso constituyente?

El proceso constituyente se inició producto de la presión de la violencia y el chantaje. Nuestro programa de gobierno busca promover la paz, la estabilidad y la recuperación institucional para volver a crecer con fuerza. Si el proceso constituyente deja de lado la venganza, la ideología y la prepotencia de la izquierda hegemónica que hoy domina la Convención, quizás podrían converger.

¿Qué le parece que su firma podría estar en el nuevo texto constitucional?

La Constitución es una herramienta, no un fin. Creo más en las infinitas capacidades de un Gobernante y un equipo de gobierno, que de las estructuras y construcciones de una norma legal. Respetando la Constitución, son los gobiernos los que pueden cambiarle la vida a las personas, no un texto constitucional.

Temas de fondo

¿Cuál es el modelo de desarrollo que se debería asumir? ¿neoliberal o antineoliberal? ¿Cómo se compatibiliza desarrollo humano con crecimiento económico?

El modelo que ha imperado en Chile en los últimos 40 años ha permitido, precisamente, compatibilizar desarrollo humano con crecimiento económico. Como ningún país de América Latina, Chile ha progresado mucho y logró crecer, pero también avanzar en desarrollo humano de acuerdo a todos los indicadores. ¿Es un modelo perfecto? ¿Debe mantenerse igual? Por supuesto que no. Todos los modelos se atrofian y requieren cambios, complementos y actualizaciones. Corregir los errores y profundizar en las buenas cosas, para que muchas personas más se vean beneficiadas.

Sobre la regionalización, ¿Qué señales espera de la Convención?

Ojalá se construya desde las regiones y no con una visión Santiago-céntrica. Sin embargo, soy partidario de mantener el régimen unitario. El federalismo sería un grave error para el país. Se requiere más autonomía y descentralización política, económica y presupuestaria para poder avanzar.

¿Es viable en Chile un sistema subsidiario o debe ser cambiado de base?

Más que viable, porque ya lo ha sido, es deseable. Son las personas, su libertad y creatividad, lo que mueve el mundo. Es el emprendimiento, el motor de las sociedades. El Estado debe ser subsidiario, regulando y fiscalizando para que el mercado y la sociedad funcionen adecuadamente, pero jamás reemplazando la iniciativa personal o colectiva.

Las instituciones de seguridad como Carabineros ¿Deben cambiar en la nueva Constitución?

Siempre deben mejorar y, especialmente, corregir las deficiencias y mejorar los procedimientos. Pero no refundar, ni menos reemplazar. Carabineros es un orgullo para Chile y yo los voy a defender.

Qué opinión tiene sobre el funcionamiento de la justicia en Chile. Debería estar en el debate constituyente.

Sin duda. La justicia no funciona en Chile. Hay que hacer un cambio radical para que la justicia llegue a las personas, encierre a los delincuentes y contribuya a prevenir los delitos. No más impunidad, más y mejor justicia.

Modelo político

¿Cree que es necesario cambiar el modelo político? ¿Es partidario del presidencialismo, semi parlamentarismo o parlamentarismo?

Soy partidario del Presidencialismo y de un parlamento responsable. Como ex parlamentario, estoy consciente de las debilidades del funcionamiento del Congreso.

¿Está dispuesto en el debate a reducir el periodo presidencial y parlamentario por única vez para que comulgue con la nueva constitución?

No estoy de acuerdo en reducir el próximo periodo presidencial. Al contrario, creo que puede ser positivo que, si se aprueba una nueva Constitución, sea el próximo Presidente el responsable de la transición al nuevo sistema.

Tendencias Ahora