Fotografía: Contexto | Agencia UNO

0 visitas |


  • Una Pyme publicó un aviso de empleo sin revelar el monto a pagar buscando generar interés, pero ni siquiera la contactaron por WhatsApp. Su queja, adujo, se produce, en algunos casos, por la entrega de ayudas económicas del Estado que últimamente han desincentivando la búsqueda de empleo. Especialistas difieren y otros apoyan parcialmente esta tesis, pero hay un hecho que genera consenso: la falta de movilidad creada por el virus es un hecho que incide de forma indesmentible. La autoridad gubernamental, en todo caso, asevera que se trata de un fenómeno estacional y que las cifras de julio mostrarán una mejora. ¿Qué dicen los expertos y líderes gremiales? Como sea, por el momento, el virus dirige la orquesta. La historia es de la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.

    A quien llamaremos Alejandro, dueño de una Pyme ubicada en zona central, publicó hace un mes un aviso de trabajo. Lo hizo en medios de comunicación local y en plataformas digitales e incluso dejó su número telefónico para que lo contactaran por WhatsApp. Este pequeño empresario requería una mujer u hombre para ocupar un puesto en su negocio dedicado al rubro textil. Y decía: “Con o sin experiencia”.

    Con el pasar de los días su expectativa de llenar aquel cupo se transformó en duda y luego en sorpresa, ya que nadie preguntaba. Aún cuando no transparentó el monto del sueldo como un gancho, luego pensó que lo anterior pudo ser una razón. Sin embargo, algo seguía sin encajar: ni por la aplicación de mensajería hubo consultas. A su juicio no es el único.

    “He conversado con otras personas que han tenido las mismas experiencias, que también han buscado personal (…) y la verdad es que no encuentran”, dice.

    Alejandro vive en una zona que depende en gran medida del rubro agrícola, hoy en temporada baja a raíz del invierno. Por eso, reflexiona, esta situación “no es normal”. “Normalmente en esta fecha hay mucha persona desocupada (…) que trabaja en trabajos de temporada y en este tiempo son pocos los trabajos de temporada que hay”, dice.

    Sus dichos, en parte, se refrendan en las cifras del último informe de la Bolsa Nacional de Empleo (BNE) -dependiente del Ministerio del Trabajo- relativas al mes de mayo, que revelan una contradicción. Mientras las opciones laborales aumentaron un 44%, las postulaciones cayeron un 34,8%.

    Según distintos expertos, los factores que explican este hecho son diversos. Al menos dos: restricciones a la movilidad a raíz de la pandemia y la entrega de beneficios por el Estado. En suma, a juicio de Alejandro, “la gente no está buscando trabajo (…) debido a las ayudas que reciben del gobierno”.

    La Unidad de Investigación de Radio Bío Bío consultó a diversos especialistas del mundo empresarial y laboral. Todos coinciden en que el Covid-19 y por extensión las cuarentenas asociadas, explican el fenómeno, pero también, en algunos casos, el socorro económico a personas con menos recursos.

    Microdatos

    El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil, advierte que esta coyuntura la viene tocando y tanteando desde octubre de 2020 cuando hizo sus primeros comentarios los que, dice, fueron “mal entendidos”.

    “Lo que he dicho siempre es que aquí hay varios factores que influyen en la decisión de las personas para poder concurrir a los trabajos”, sostiene. Uno de ellos, la salud.

    “Hay familias que tienen personas con preexistencia (…), y por lo tanto quienes puedan estar habilitados para trabajar tienen que estar a su cuidado o bien no lo hacen para evitar el contagio de alguien que sea mayor de edad o que tenga algún problema de salud”, dice.

    Otro factor, cree el titular de la CPC, es la paralización del sistema educacional que impacta directamente en quienes no tienen con quién dejar a sus hijos, lo que no les permite trabajar.

    Un tercer elemento, se explaya, es el plan Paso a Paso cuando aplica la fase uno en que solo están permitidos los rubros esenciales, y quienes no están dentro de esa categoría deben quedarse en casa. Y finalmente, dice, están los bonos, las ayudas.

    La preocupación también se hace sentir al interior de la Confederación Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Chile (Conapyme) y sus asociados. Así lo revela Germán Dastres, primer vicepresidente de la entidad.

    “Cuando conversamos con (…) los panaderos, por ejemplo, dicen que no tienen gente para hacer el pan (ni) que vendan en el mesón. En la metalmecánica, fuera de tener los problemas de abastecimiento de la materia prima, también faltan torneros, soldadores”, dice.

    La situación también afecta al transporte a gran escala, donde faltarían cerca de 10 mil choferes, según da a conocer Dastres, tras conversaciones con el líder de los camioneros, Juan Araya presidente de la Confederación Nacional de Dueños de Camiones.

    “El sector textil ni qué decir (…) hay mucha gente que ha hecho esfuerzo poniendo avisos para bordadores, overlistas (…) y tampoco encuentra”. Es el “miedo a la pandemia”, admite, donde pese al exitoso proceso de vacunación “es mucha la gente que se está muriendo proporcionalmente de acuerdo a la población”.

    Al factor salud, el dirigente agrega las ayudas. “La gente está teniendo bonos, ingresos. Entonces, prefiere no arriesgarse, están esperando tiempos mejores, sobre todo las mujeres, por ejemplo, que como los colegios están cerrados, ¿cómo salen a trabajar si no tienen con quién dejar a los niños?”, concluye.

    Datos objetivos

    Juan Bravo, director del Observatorio del Contexto Económico de la Universidad Diego Portales (UDP), explica que esta crisis al estar ligada a fenómeno sanitario, quienes pierden su empleo, en su mayoría, no pasan al desempleo, sino a la inactividad. Es una salida de fuerza laboral.

    Si bien reconoce que la situación sanitaria influye, el experto subraya que no existen cifras objetivas para sostener que la oferta laboral beneficiada con las ayudas gubernamentales prefiera quedarse en casa. El único dato objetivo, revela, es una encuesta del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, de marzo de 2020, que preguntó las razones de aquella inactividad.

    “Menos del 1% de todos los que estaban inactivos contestó que esto era por los retiros o por las ayudas del gobierno”, dice. Y agrega: “No hay que caer en una especie de histeria con que esto es algo que va a ser permanente. (…) Esto está asociado exclusivamente a las cuarentenas masivas. No tengo ninguna duda que cuando ya empecemos a ver los datos de julio la fuerza laboral nuevamente va a empezar a aumentar”, concluye.

    Encuesta de Ocupación y Desocupación en el Gran Santiago Marzo 2021, Centro de Microdatos, Universidad de Chile, página 26.

    ¿Pero, por qué no buscan? Bravo explica que esto tiene que ver “con la pandemia, con el virus, no con que la gente no tenga ganas de trabajar. Por eso es tan importante no caer en lo que uno cree, en las percepciones, sino que irse a lo que hay de datos concretos”.

    Su homóloga de la Universidad de los Andes, Cecilia Cifuentes, coincide en el factor pandemia, y agrega dos elementos más: colegios cerrados y los retiros y ayudas del Estado. Sin embargo, para la economista lo que prima son los aportes estatales.

    “Las ayudas han sido cada vez más generosas, y en este minuto una familia de cuatro personas la verdad es que con los bonos que está recibiendo del Estado vive razonablemente bien, entonces no hay ninguna motivación para buscar trabajo, y creo que eso es bastante evidente”, apunta convencida.

    La directora ejecutiva del Centro de Estudios Financieros del ESE Business School de la Universidad de los Andes, contextualiza que esta misma situación se está dando en Estados Unidos donde las ayudas estatales han sido “generosas” y las empresas también enfrentan problemas para encontrar mano de obra.

    “Hay gente que plantea que esto no importa, porque va a significar que suban los sueldos y que eso va a ser bueno, pero es un error porque efectivamente las empresas en la necesidad de contratar más gente van a ofrecer mayores sueldos, pero eso también es lo que está explicando que veamos tantos bienes que están más caros, el costo de la vida está subiendo y en parte eso es porque el costo de la mano de obra está subiendo”, señala.

    Por ende, sostiene, aumentar de forma “artificial” el precio de la mano de obra no será beneficioso para los trabajadores finalmente, porque esto hará que los costos se traspasen a los precios de bienes.

    Cifuentes también discrepa de la encuesta del Centro de Microdatos respecto a las respuesta de los inactivos y los bonos. “Es difícil que las personas reconozcan que no buscan trabajo porque están recibiendo ayuda, porque eso de alguna manera tiene una connotación de algo que no es bien visto”, apunta.

    Gonzalo Escobar, otro colega de Cifuentes y de Bravo, pero de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Andrés Bello, apunta a un tema de incentivos.

    “Los bonos y los retiros han permitido por muchos meses a la fuerza de trabajo (…) contar con un ingreso estable, a pesar de que son sus ahorros y que son beneficios por parte del Estado, y eso quita incentivos a que las personas busquen empleo, y eso saca, elimina, el mito de que el chileno es flojo”, sostiene.

    A su tesis, el académico añade el factor pandemia: “A pesar de que el proceso de vacunación ha avanzado a una velocidad importante, existe en la población el temor a los contagios”, dice.

    Termómetro digital

    Desde Laborum.com, la gerente de Marketing, María Jesús García-Huidobro, señaló que la fotografía de este momento tiene una correlación entre pandemia, miedo, labores de cuidado, falta de motivación y problemas de salud mental. “Estamos viviendo una época compleja y eso es un hecho”, asegura.

    Junto a lo anterior, también cree que las personas están siendo “más selectivas” a la hora de buscar un trabajo: plazos indefinidos, que se puedan ajustar a las realidades que se están viviendo y que sean compatibles con las labores de cuidado, ejemplifica.

    “Creemos que es importante que las empresas vean si es posible adaptar un poco las ofertas laborales a lo que la gente está buscando actualmente como lo es la flexibilidad, teletrabajo y asegurar condiciones sanitarias adecuadas”, cierra.

    Ramón Rodríguez, gerente general de Trabajando.com, explicó que pese a que el desempleo, en el trimestre móvil marzo-mayo, alcanzó un 10%, disminuyendo 1,2 puntos porcentuales en 12 meses, según el INE, “existe un universo de personas que estando en condiciones de buscar trabajo formal no lo están haciendo”.

    Lo anterior, indica, afectando las postulaciones. De enero a la fecha, señala, han observado “un fuerte aumento en la oferta, sin embargo, y a ‘contrario sensu’, las postulaciones (demanda) han caído 20 puntos respecto a lo que se observó en las estrictas cuarentenas anteriores”.

    Al analizar esta baja, Rodríguez señala que se debe a un fenómeno “multifactorial”. Según rangos de edad, desde Trabajando.com señalan que en el segmento de 21 a 25 años y el de 25 a 30 se observa una baja del 80%, la que es un 70% superior a los postulantes de 40 a 50 o de 50 a 60. Lo mismo ocurre con los postulantes de formación de enseñanza media frente a los profesionales.

    “Es decir, la disminución ha sido mucho mayor en personas jóvenes y de menor formación académica, por ende, de menores ingresos”, comenta el gerente general del portal de empleo.

    Los rubros más golpeados con la caída de postulantes detectados son el comercio con 63%, la minería con 48%, los servicios con 47%, el agro con 43% y el transporte y almacenamiento con 41%, respectivamente, “comparables con el nivel de ofertas de antes de la pandemia”, señala Rodríguez.

    Desde Adecco, firma especialista en recursos humanos, también han detectado una baja en la cantidad de postulantes, pero “un incremento en las ofertas de trabajo visibles, además de, en muchos casos, un alza en los rangos de sueldos”.

    Para la firma, los bonos y ayudas entregadas por el gobierno, los que consideran “muy positivos”, han “relentizado de forma natural las postulaciones de la gente a empleos y su inserción o reinserción al mercado laboral”.

    Al mismo tiempo, afirman, habría un desconocimiento “en cuanto a que muchas personas piensan que al un contrato de trabajo pierden la opción de acceder a esos beneficios, lo cual no es efectivo”, explican. Los sectores más golpeados, para Adecco, se encuentran en el área de la salud, junto a los rubros productivos y/o esenciales.

    Ejecutivo

    El director de la Bolsa Nacional de Empleo, Cristián Duarte apunta -al que igual que todos los otros profesionales- a la pandemia. “Está por un lado el temor al contagio, las cuarentenas, las dificultades para desplazarse, y eso obviamente no ayuda a que las personas se motiven a postular”, señala.

    Y añade: “Muchos de esos empleos que se ofrecen hoy día, dada la circunstancia de la pandemia, son de plazo fijo, no necesariamente son estables en el tiempo, y eso puede influir también en la decisión de las personas de postular o no a un trabajo”.

    ¿Hay relación entre los bonos y la caída de la oferta laboral? Duarte arguye que es un poco “complicado afirmar eso fehacientemente”, pues la situación va variando semana a semana.

    “Estos aportes del gobierno indudablemente van en ayuda de las personas, y pienso que puede que haya algunas que crean que van a perder algún beneficio si postulan a trabajos, y eso no es efectivo. El ministro del Trabajo lo ha estado comunicando de manera enfática de que no tengan ese temor”, señala.

    Pese al escenario, el director de la BNE mira el vaso medio lleno porque “hay actividad, hay trabajo y hay oportunidades, entonces, lo malo sería que no solo no hubiesen postulaciones, sino que no hubiese ofertas de empleo”.

    Y adelanta un dato: en la próxima entrega del informe de la Bolsa Nacional de Empleo, correspondiente al mes de junio, las postulaciones van en alza, revirtiendo la tendencia de mayo.

    Este jueves el gobierno anunció nuevos cambios al plan Paso a Paso, cuestión que debería incidir en la recuperación de plazas laborales. Como sea, por el momento, el virus dirige la orquesta.

    Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)