Fotografía: Agencia UNO | Edición BBCL

0 visitas |


  • Ocurrió en la Sección de Grandes Contribuyentes del organismo hace casi un mes. Un sujeto presentó la documentación, fue revisada por un abogado del organismo y se modificó el password de una empresa que solo este año ganó más de 66 millones de dólares. El cambio le habría permitido, entre otras cosas, autorizar facturas y acceder a devoluciones de crédito fiscal. Falabella recibió un mail que indicaba el cambio de contraseña y llamó para saber quién había realizado la modificación. Los funcionarios volvieron a revisar los antecedentes y cayeron en la cuenta que todo era falso. Pero no fue el único caso. La historia la revela la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.

    El 3 de diciembre pasado -a las 10.30 am- Ricardo Lara Orostegui ingresó a la Dirección de Grandes Contribuyentes del Servicio de Impuestos Internos (SII), ubicada en Amunátegui 66. Premunido de su cédula de identidad y una carpeta, le indicó al funcionario del mesón que requería cambiar la clave de acceso a la web mediante la cual se realizan movimientos tributarios.

    Sepa cómo se cambia una contraseña

    Se trata de un trámite ordinario, salvo por un detalle: Lara Orostegui quería modificar el password de Falabella Retail, perteneciente al clan Solari. Se trata de una empresa parte del Grupo que solo este último trimestre tuvo utilidades por más de 66 millones de dólares. Como holding, actualmente, busca convertirse en una plataforma de compras online y offline líder en el continente, con oficinas en Uruguay, Brasil, Perú, Colombia, Argentina y México. Y no solo eso, tambien son dueños de CMR, Tottus y Banco Falabella.

    El sujeto entregó un poder firmado en la Notaría Ricardo Undurraga de San Antonio y las fotocopias legalizadas de los documentos de identidad de sus mandantes: Juan Luis Mingo Salazar y Andrés Salvestrini, gerente general y gerente de finanzas corporativas de la compañía, respectivamente.

    Acto seguido, la documentación fue revisada por el abogado del SII Víctor Cuevas Contreras, quien validó el procedimiento ya que todo estaba en regla. La clave quedó modificada a las 10.48 horas del mismo día y quien la poseyera podía autorizar facturas, guías de despacho, acceder a devoluciones de crédito fiscal, uso de franquicias tributarias, entre otras. Sin embargo, 40 minutos después, una llamada cambiaría todo el escenario.

    Vea los documentos

    Al otro lado de la línea, un empleado de Falabella Retail explicó que se habían percatado de la modificación del password y que la empresa no había dado tal autorización. Incluso envió un e-mail al SII para despejar cualquier duda.

    Los funcionarios del organismo volvieron a revisar lo que minutos antes habían verificado y concluyeron varias cosas. La primera fue que las cédulas de los ejecutivos de la compañía estaban adulteradas y las imágenes no correspondían. La segunda, que la Notaría Ricardo Undurraga con domicilio en San Antonio tampoco existía, ni menos el notario. Y la tercera, que habían sido engañados.

    Falabella envió de inmediato a un abogado para anular la clave y después de 1 hora y 40 minutos el problema se resolvió. El 12 de diciembre, en tanto, la firma se querelló por falsificación y usurpación de nombre ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, para que la Fiscalía Centro Norte aclare los hechos. Consultada, la empresa declinó comentar lo ocurrido.

    Lea la querella

    Nuevo intento

    La acción legal parecía poner término a un bochorno en la Dirección de Grandes Contribuyentes, pero no. Sucede que el mismo día se presentó en las oficinas del organismo Eduardo Donoso Inostroza.

    El sujeto llegó al mesón y también pidió cambiar la clave de Falabella Retail, presentando los mismos documentos que Lara Orostegui. Esta vez, eso sí, los funcionarios del SII contactaron a la PDI que lo detuvo in fraganti y lo llevó al cuartel para interrogarlo.

    Según a lo averiguado por este medio, Donoso Inostroza no dijo una sola palabra. Solo habló al día siguiente para entregar sus datos personales, cuando se realizó el control de detención en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, donde fue formalizado por el delito de falsificación de documentos públicos, quedando con las medidas cautelares de firma mensual, prohibición de salir del país y de acercarse al SII.

    En tanto, el 20 de diciembre pasado, el organismo fiscalizador también interpuso una querella en el mismo tribunal por violación al Código Tributario, en contra de Lara Orostegui y Donoso Inostroza. De este último, hasta ahora se sabe que hizo el Servicio Militar y que mantiene una foto en su Facebook donde aparece con su nombre de pila tatuado en la espalda.

    Lea la querella del SII

    Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)