Fotografía: Archivo | Agencia UNO

0 visitas |


  • La acusación recae sobre un profesor de Educación Física de la guardería “Los Castorcitos”, quien fue separado de sus funciones. El problema para la cartera es que demoró más de un mes en denunciar los hechos a la fiscalía. Ello finalmente ocurrió recién el pasado 5 de julio, pese a que la ley establece que los funcionarios tienen 24 horas para denunciar un delito del que tomen conocimiento en el ejercicio de su cargo. Se ordenó también un sumario administrativo y se entregó apoyo a los apoderados. Muchos de estos últimos solo se enteraron de la situación el 8 de julio a través de un e-mail interno. La historia la revela la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.

    Es un secreto a voces en Morandé 59: en el jardín infantil “Los Castorcitos,” que depende de la Subsecretaría de Obras Públicas, hay acusaciones de abuso sexual en contra del profesor de Educación Física del establecimiento.

    La primera información que tuvo la cartera fue a fines de mayo pasado cuando una apoderada denunció los hechos ante Carabineros, atendido que su hijo presentaba un comportamiento fuera de lo normal y marcas en sus genitales.

    Sin embargo, no fue sino hasta el viernes 5 de julio cuando la fiscal del MOP, Francisca Morandé Errázuriz, formalizó una denuncia ante el Ministerio Público Centro Norte, a la que accedió la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.

    “Con fecha de ayer (4 de julio) tomé conocimiento por un whatsapp de un hecho denunciado por un apoderado del jardín infantil “los castorcitos” (…) atendida esta situación y que podría tener como víctima a un menor de edad (…) vengo a poner en su conocimiento estos hechos, los cuales podrían revestir caracteres de delito, para lo cual adjunto un sobre cerrado con antecedentes (…)”·, escribió Morandé Errázuriz.

    Lea la denuncia

    Fuentes de la cartera aseguran que hubo una demora excesiva (más de un mes) en informar de los hechos a los escalafones correspondientes y que Morandé Errázuriz fue la única que reaccionó rápido apenas se enteró. Hay que recordar que legalmente los funcionarios públicos están obligados a denunciar -dentro de 24 horas- apenas conozcan un ilícito en el ejercicio de sus funciones.

    De acuerdo a la información que recabó este medio, la tardanza en el envío de antecedentes al organismo perseguidor, ocurrió porque uno de los denunciantes habría solicitado reserva de la situación, para evitar la victimización de los menores. En el MOP se analizó hecho y se resolvió respetar la petición, atendido que se buscaba tratarlo con discreción y delicadeza.

    Acciones internas

    La fiscal Morandé Errázuriz también ordenó de inmediato un sumario administrativo, el que ya está en curso y el profesor de Educación Física habría sido separado de sus funciones, aunque tardíamente. De hecho, dijo una apoderada, el acusado estuvo trabajando en las oficinas centrales del MOP durante gran parte de junio.

    Se indicó que en principio se aplicó el principio de presunción de inocencia al acusado, pero se ordenó que el académico abandonara inmediatamente las dependencias del jardín infantil. Sin embargo, la situación cambió cuando aparecieron más denuncias del mismo tenor. Hoy el acusado está con vacaciones, hasta que la Fiscalía acredite o descarte las denuncias.

    Muchos apoderados desconocían la situación y se enteraron el pasado 8 de julio a través de un e-mail enviado por la jefa del Servicio de Bienestar del MOP, Carolina Soto Vidal.

    En el correo electrónico Soto Vidal explicó que durante esa mañana sostuvo una reunión con la directora del jardín infantil y un equipo especialista en abusos sexuales en establecimientos educacionales para abordar adecuadamente la situación. El 9 del mismo mes se desarrolló un encuentro con los funcionarios del “Castorcitos”.

    “Las funcionarias del nivel afectado, Transición Heterogéneo, no se encuentran en sala , pasando a desarrollar labores de apoyo en el jardín”, se lee en el documento al que accedió este medio.

    Lea el e-mail

    Ayer, en tanto, se realizó una actividad en el auditorio del MOP a las 11.00 am., donde la sicóloga y profesora de la Universidad Católica, Ana María Arón, expuso sobre los alcances de la situación y cómo debían enfrentarla los padres.

    “Las acciones que se adopten en los sucesivo, tanto respecto de los apoderados como de las niñas, así como los tendientes a revisar los protocolos existentes, y a entregar herramientas ante caso de abuso sexual y/o maltrato, serán informadas oportunamente”, señala el correo.

    Radio Bío Bío se comunicó con el MOP y al cierre de esta edición envió la siguiente respuesta.

    “Al tomarse conocimiento de los hechos, se aseguro que se realizaran las denuncias y luego se tomaron las medidas correspondientes, según los antecedentes que se tenían para garantizar el bien superior de los niños. A la fecha, se cuenta con una investigación abierta por parte del Ministerio Público, se está instruyendo un sumario interno, se cuenta con el apoyo profesional de primer nivel para acompañar a la comunidad escolar y se trabaja con los apoderados para poder esclarecer los hechos y restablecer la normalidad en la vida y funcionamiento del jardín infantil”.

    Nuestro comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)