Fotografía: MaxPixel | Imagen referencial

0 visitas |


  • La fiscal Ximena Chong, le imputará a Crhystian García Peralta, exoperador de la corredora de bolsa Banchile, filial del Banco de Chile, haber usado un mecanismo “engañoso o fraudulento” que provocó que un empresario perdiera 2.300 millones de pesos. Al mismo tiempo, pedirá su extradición a Nicaragua, país al que llegó después de abandonar Chile, dejando una millonaria deuda con otro banco de la plaza. La perseguidora ha realizado varias diligencias, entre ellas incautaciones, como también interrogatorios y ordenado peritajes a la policía uniformada. El caso es de tal importancia para la entidad financiera, que el imputado es defendido por el jurista Hugo Rivera, precisamente el abogado personal del vicepresidente ejecutivo del Banco de Chile, Andrónico Luksic.

    La fiscal Centro Norte, Ximena Chong, formalizará en las próximas semanas ante el Séptimo Juzgado de Garantía, al exejecutivo de la firma de inversiones Banchile, Chrystian García Peralta, a quien le imputará el uso de un mecanismo “fraudulento”, con el que hizo perder más de 2.300 millones de pesos a un empresario, solo con el fin de aumentar sus comisiones.

    Tan importante es el caso para el Banco de Chile, matriz de Banchile, que contrató al jurista Hugo Rivera -uno de los caros e influyentes de la plaza- como defensor de García Peralta. Es decir, al exejecutivo lo patrocinará el abogado personal del vicepresidente ejecutivo de la entidad financiera, Andrónico Luksic.

    La indagatoria, que se ha llevado en la más estricta reserva, puede convertirse en una Caja de Pandora, ya que Chong invocará el artículo 53 de la Ley de Mercado de Valores, inciso segundo que sanciona precisamente la inducción dolosa a la compra o venta o transacción de acciones o inversiones. Ese hecho revelaría la falta de control ocurrida al interior de Banchile y no es descartable que aparezcan otros inversores afectados que se sumen a la investigación del Ministerio Público.

    Pero eso no es todo, porque Chong solicitará la extradición de García Peralta desde Nicaragua, donde reside actualmente, luego que abandonara al país dejando una deuda millonaria con otro banco de la plaza.

    Nuevas diligencias

    La preocupación en el Banco de Chile ha ido en aumento, ya que en febrero pasado el tribunal autorizó a Chong para que el OS-9 de Carabineros incautara los correos electrónicos de García Peralta, como también los más de cien audios donde aparecen las operaciones que realizó con el cliente afectado.

    El asunto, es que cuando los funcionarios policiales llegaron a las dependencias del Banco de Chile, empleados del lugar les indicaron que carecían de la información y que debían buscarla. De esta manera, el procedimiento de obtención tardó más de lo debido y recién la policía uniformada accedió a los datos el pasado 4 de abril.

    Desde esta última fecha, hasta el 20 del mismo mes, el OS-9 analizó lo incautado y aparecieron elementos hasta ese entonces desconocidos en la indagatoria de Chong.

    La perseguidora penal dio a conocer estos hechos el pasado 27 de abril en el mentado tribunal, donde postergó la audiencia de formalización con miras a extraditar a García Peralta.

    A mayor abundamiento, agregó que a partir de las nuevas diligencias que se han decretado, podrían haber otras personas formalizadas. Aunque no lo identificó, fuentes consultadas por este medio, indican que se trata de Iván Vergara Verdugo, un ejecutivo que aún trabaja en Banchile.

    Vergara es defendido por el estudio de Carlos Balbontín, un abogado histórico del Banco de Chile, a través de Waldo Bown y Carolina Obreque.

    Un amor en Managua

    Cuando este medio consultó por qué García Peralta abandonó Chile a fines de 2015, hubo dos versiones. Cercanos a los querellantes, aseguraron que huyó para evitar la acción de la justicia. Allegados a la defensa del exejecutivo, indicaron que llegó al país centroamericano por amor, luego de contraer matrimonio con una nicaragüense.

    Arrancado o no, lo cierto es que el Banco Santander lo demandó en julio de 2015 ante el Séptimo Juzgado Civil de Santiago por no pagar un crédito superior a 30 millones de pesos. García Peralta tomó el pagaré en septiembre de 2014 y la primera de 119 cuotas debía ser cancelada en marzo de 2015, pero nunca lo hizo, incumpliendo sus obligaciones financieras.

    (Lea la demanda aquí)

    Durante la tramitación del juicio, el recurrente intentó notificarlo para lograr el embargo en varias oportunidades y no fue habido en ninguna de las direcciones, tanto en Valparaíso, Santiago y Calera de Tango. Incluso se ofició al Servel, al Registro Civil y al SII con el fin de hallar otros domicilios, pero la empresa no tuvo éxito. De esta manera, en abril de 2017 la causa fue archivada, situación que se mantiene hasta hoy.

    Junto a la deuda anterior, García Peralta registra protestos por más de 1 millón de pesos, todos con el mismo banco, de acuerdo a su registro en Dicom.

    No es todo. Cuando trabajaba en Banchile aseguró ser publicista, lo que resultó ser falso, según la investigación de Chong.

    El largo brazo de Interpol

    De acuerdo a la información recabada por Radio Bío Bío, García Peralta fungió en Managua como un serio columnista sobre materias financieras en distintos medios, tales como El Nuevo Diario y El Confidencial. En youtube, es posible observarlo como un panelista que da consejos sobre cómo administrar empresas familiares y el manejo de finanzas.

    Trabajó también como director de desarrollo de mercados de la Bolsa de Valores hasta diciembre de 2017. Fuentes del caso explicaron que fue despedido de su empleo luego que llegaran a su oficina funcionarios de Interpol Nicaragua, a requerimiento de Chong con el fin de establecer su domicilio.

    Actualmente, García Peralta ocupa el cargo de jefe de desarrollo corporativo en el holding de inversiones internacional http://www.oaglobalnetwork.com/, pero que no registra mayores movimientos bursátiles ni empresariales.

    Foto: Chrystian García Peralta-Fuente: Youtube
    Foto: Chrystián García Peralta-Fuente: Youtube

    Debido a los distintos llamados para obtener su versión, García Peralta bajó su currículum en Linkedin (Chrystian G.), tanto en español como en inglés. En su perfil, agregaba su experiencia en distintas empresas, menos Banchile, como también su rol de coordinador para Centroamérica con la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile (FEN). De hecho, la última empresa donde se desempeña, realizó en diciembre pasado un seminario -“Fusiones y Adquisiciones: valuación de empresas”- en el hotel Barceló de Managua, que supuestamente era auspiciado por la casa de estudios chilena.

    De acuerdo al programa del evento académico expondría Hugo Caneo, el actual director del área de Gobierno Corporativo de la Casa de Bello, dependiente de la FEN.

    (Revise la información publicada en Nicaragua)

    Consultada por Radio Bío Bío, la casa de estudios indicó que se trató de un trabajo puntual por parte de García Peralta, pero nunca fue un funcionario contratado ni menos coordinador de actividades académicas en en el país centroamericano.

    Active Trading Desk

    La decisión de la perseguidora penal de formalizar al exejecutivo se fundamenta, además, en la querella criminal interpuesta ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago por los empresarios Fernando y Matías Baldrich, quienes acusan que García Peralta estafó al padre de ambos, provocando la pérdida del 97% de la plata invertida.

    (Lea aquí la querella completa)

    Los hechos materia de la querella comenzaron en junio de 2007 cuando Baldrich padre contrató los servicios de Banchile Corredores de Bolsa “a fin de realizar inversiones de manera conservadora y con baja rotación”. Es decir, que el dinero no circulara innecesariamente en el mercado accionario y así reducir el riesgo.

    Sin embargo, el 13 de noviembre de 2009, Banchile ofreció otra alternativa de inversión como forma de fidelizar al cliente, conocida como “venta corta de valores”. En el argot financiero significa que el inversor adquiere acciones en préstamo, apostando a la baja de las mismas, con miras a obtener utilidades si es que el precio del papel disminuye.

    En octubre de 2010, Banchile propuso una nueva opción. Esta vez, “operaciones de compraventa a futuro de moneda extranjera”. Baldrich padre no alcanzó a cumplir un mes cuando la corredora le propuso la celebración de otro contrato. A saber, “Condiciones generales de la operación de venta a plazo de valores”, firmado el 16 de noviembre de 2010.

    “A pesar de que cada contrato tenía un servicio en particular (…) importaba, en la práctica, que Banchile asesorara en inversiones a Baldrich para lograr que operara con la corredora y así cobrarle un precio por sus servicios (…)”, se lee en el libelo.

    En 2011, Baldrich pasó a la División Active Trading Desk (ATD) firmando un nuevo mandato. En él, según la querella, se ofrecían una serie de mecanismos que iban desde un Comité de Estrategia Específico, búsqueda de oportunidades, hasta un sistema de control de pérdidas, entre otros.

    “Desde ese momento, la cartera de Baldrich comenzó a experimentar ilógicas rotaciones en inversiones especulativas de alto riesgo, impulsadas y recomendadas por los ejecutivos de Banchile (…) Por su lado Baldrich se limitaba a confiar en la información entregada por Banchile, confirmando las decisiones de su ejecutivo en la convicción de estar recibiendo información fidedigna (…) esas confirmaciones se basaron en antecedentes falsos proporcionados por el ejecutivo y que, en muchos casos, tuvieron lugar después de que las operaciones se celebraran”, sigue la acción legal.

    De acuerdo al documento judicial, hechos similares ocurrieron hasta 2013. Ese año, los Baldrich comenzaron a pedir explicaciones a Banchile. Sin embargo, sigue la querella, Banchile se negó a entregar información formal de cada una de las operaciones. Por esta razón, el abogado Francisco Velozo llevó el caso a los tribunales civiles, a través de una figura conocida como “exhibición de documentos”. Paralelamente se inició un procedimiento arbitral ante la Cámara de Comercio de Santiago (CCS).

    “Precisamente en el contexto de dichos procedimientos judiciales, fue posible dar con antecedentes que dieron cuenta de hechos que no solo dejaban en evidencia un incumplimiento de contrato por parte de Banchile, sino que derechamente de un fraude cometido por uno de sus ejecutivos, sin perjuicio de que ya existían severas sospechas respecto de la autenticidad de algunas órdenes escritas de operaciones bursátiles”, explica al escrito.

    “Contesta por el amor de Dios”

    En el caso que sustancia el Ministerio Público, existen audios -grabados por Banchile por cada operación- y gritos de felicidad de los operadores cuando lograban que Baldrich invirtiera. Y decían: “cometear sin cesar”, señala la presentación, terminando la frase “con expresión de júbilo con un silbido igualmente eufórico”. En lenguaje financiero, “cometear” significa cobrar las comisiones.

    Los querellantes ahondan en el vínculo con García Peralta. Señalan que el lenguaje informal que mantenía con el cliente “no se condice con el nivel de profesionalismo que Banchile pregona”.

    “Los llamados diarios son tan numerosos que superan incluso los diez llamados el mismo día (…) Las expresiones del ejecutivo que abundan son las relativas a los márgenes de rentabilidad esperados (…) consejo del tipo: “Mira, hagamos una cuestión’, ‘Vamos Fernando por favor contesta por el amor de Dios’ (…) ‘Hola Fernando, sorry que te huevee, pero quiero hacer una pregunta’…”. A tanto llegó, dicen los recurrentes, que el imputado hablaba en primera persona, como si los dineros le pertenecieran.

    Los recurrentes detallan una serie de operaciones donde García Peralta decía haber ganado dineros con la compra de acciones, pero en realidad perdía millones.

    Un ejemplo -entre varios otros que citan los afectados- es la operación acaecida el 18 de mayo de 2012.

    “En la grabación (…) García Peralta señaló que las acciones de LAN estaban a 12.321 pesos por acción (se habían comprado a 12.700) y dice ‘no está todavía para decir salgamos’, no obstante que hay un 3% de pérdida. Pues bien, ese mismo día a las 13:41 hrs. llama diciendo que las acciones han seguido cayendo a un 4%’ (…) por lo que propone vender y Baldrich acepta. Finalmente se venden a 12.000 pesos por acción, con un 5,8% de pérdida. En ningún caso señaló García que su recomendación significaba perder 40 millones de pesos, sin siquiera considerar las comisiones involucradas”, destaca la presentación.

    Y agrega: “En definitiva las grabaciones dejan en evidencia la forma de relacionarse entre el imputado, por un lado y Baldrich por otro. Está claro que el primero insistía, una y otra vez con recomendaciones de inversión, asesorando o mejor dicho presionando muchas veces con información derechamente falsa, hasta obtener el visto bueno del cliente, para justificar la operación, llegando a operar a espaldas del representante de Baldrich y sin su consentimiento”.

    “Verdaderos mercenarios”

    Los querellantes no han cejado en buscar pruebas y testimonios para enfrentar el juicio con Banchile. En la querella constan declaraciones de varios testigos.

    Uno de ellos es José Miguel Binimellis, un excontador del Banco de Chile que trabajó por más de 36 años en la empresa y también fue cliente del ATD.

    Según sus dichos, gracias a las recomendaciones de los operadores perdió más de 50% de sus ahorros entre 2011 a 2013, mismo período en que trabajó García Peralta.

    “Al solicitar explicaciones de las gravísimas pérdidas sufridas al jefe de departamento de ATD de la época, este se limitó a indicarme que estas se debían a la volatilidad del mercado, sin embargo, al hacer un cuadro comparativo entre mis acciones al comienzo y salida de él, habría sido infinitamente menor (…) Es muy lamentable todo lo que pasó con esta división ATD, la que luego de sus resultados obtenidos en el lapso señalado, fue hecha desaparecer por la administradora superior de Banchile Corredores de Bolsa S.A.”, explicó Binimellis.

    El exejecutivo de Banchile Mauricio Marfull por más de 21 años, agregó que el equipo fue desmantelado por los resultados negativos, la falta de control, entre otros hechos.

    “Fueron verdaderos mercenarios con la plata de sus clientes amparados con el tema de ‘clientes calificados y un montón de otras cosas (…) Los problemas en el ATD se debieron a una falta de control (…) Prueba de que esta unidad fue un fracaso, es que al poco tiempo fue desmantelada, no quedó ninguno. Se dieron cuenta de que esta unidad era una piedra en el zapato. Trataron de hacerlo sin meter ruido. No se mandó un correo ni nada”, indicó.

    Versiones sí, versiones no

    Este medio intentó obtener una versión de Matías y Fernando Baldrich, quienes se excusaron de comentar, al igual que su abogado Francisco Velozo. Lo propio ocurrió con el jurista Hugo Rivera y su colega Waldo Bown. En tanto, García Peralta tampoco contestó los correos electrónicos enviados desde Chile a sus dos casillas.

    Por su parte, Banchile Corredores de Bolsa, explicó que el pasado 2 de abril un juez arbitral dictó sentencia. Esta última ordena a la entidad financiera pagar a Baldrich Limitada “la suma única y total de 2 millones 278 mil pesos.

    “En relación a las acusaciones de falsedad de las firmas de autorización de transacciones efectuadas por los apoderados de Baldrich Ltda., es preciso señalar que tanto en el informe pericial del Laboratorio de Criminalística de la P.D.I. (LACRIM) como el Informe Pericial Documental del Laboratorio de Carabineros (Labocar), concluyeron que las firmas estampadas en los documentos objeto del análisis pericial correspondían al señor Fernando Baldrich Arancibia, siendo éstas auténticas y sin señales de falsedad. Respecto de las investigaciones penales relativas a funcionarios o ex funcionarios de Banchile, no nos corresponde pronunciarnos sobre el particular”, concluye la respuesta de Banchile.

    Nuestro comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)