Se cumplió la lógica. Australia goleó por 4-1 a Jamaica y selló su clasificación a los octavos de final del Mundial femenino que se está disputando en Francia, superando en el segundo lugar a Brasil por diferencia de goles.

Las oceánicas cerraron de esta forma una gran fase grupal, donde a pesar de caer ante Italia, lograron una épica remontada ante las brasileñas, demostrando que están para dar la sorpresa en el certamen planetario.

Por su parte, Jamaica de despide de su primera participación en un Mundial sin conocer de victorias y tras acomular doce goles en contra. Justamente, ante Australia le convirtieron uno de los goles más insólitos en lo que va de la competencia.

La principal responsable del tanto fue su propia guardameta, Nicole Mcclure, quien reemplazó en el último partido del grupo a Sidney Schneider, portera de 19 años que fue una de las buenas figuras del cuadro jamaicano.

Corrían los 82 minutos del partido y Australia ya vencía por tres goles a uno con gran actuación de su estrella, Sam Kerr, quien a esa altura llevaba anotado un triplete.

Jamaica intentaba hacer circular el balón y agotar los minutos que quedaban, hasta que el balón llegó a los pies de Mcclure. Tras un buen control, intentó darle un pase a su compañera y pifió el balón. Kerr estaba merodeando el área y aprovechó ese error para anotar el cuarto tanto de su cuenta personal.

Cabe destacar que este gol le sirvió a Australia para superar a Brasil por diferencia de goles y clasificar como segunda de su grupo, teniendo la posibilidad de enfrentar a un rival más accesible.

Revisa el gol de Kerr a continuación: