Lo que debes saber hoy
Lunes 23 marzo de 2020 | Publicado a las 04:04
Batallones de mascarillas unen sus fuerzas: una moda que se viraliza en tiempos de cuarentena
Por Jorge Enríquez Carrera
Con información de Agence France-Presse.
visitas

Desde que el coronavirus empez√≥ a hacer estragos en Europa, los talleres de Nanospace comenzaron a producir 10.000 m√°scaras con nanomembranas al d√≠a, para dos hospitales en el sur de la Rep√ļblica Checa.

“Se las facturamos a precio de coste. Si los hospitales cierran debido a la falta de m√°scaras, nuestra regi√≥n tendr√° grandes problemas”, explic√≥ a la AFP Jiri Kus, director comercial de Nanospace.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja llevar esta protección respiratoria para evitar la propagación del virus.

En Europa, la gente une sus fuerzas a trav√©s de las redes sociales para fabricar estas mascarillas. Es as√≠ que el grupo en Facebook “Chequia cose m√°scaras” se ha convertido en viral, con m√°s de 33.000 miembros.

Artistas y famosos, entre ellos la actriz Dagmar Havlova, viuda del presidente checo Vaclav Havel, se han puesto manos a la obra.

Trabajar al 100%

La fabricación de máscaras también se ha extendido en Italia que, con casi 5.000 muertos en un mes, se ha convertido en el país más afectado por la epidemia en todo el mundo.

El fabricante italiano de ropa Miroglio pas√≥ de la moda femenina a las mascarillas. En poco tiempo, logr√≥ producir 75.000 unidades por d√≠a, y quiere llegar a las 100.000, seg√ļn el diario La Stampa.

Las empresas espa√Īolas tambi√©n siguen sus pasos. La empresa de bolsas Dise√Īos NT indic√≥ a la AFP que produc√≠a de 70 a 80.000 mascarillas por d√≠a en su f√°brica en Andaluc√≠a (sur), que trabaja “a 100%, 24 horas al d√≠a, 7 d√≠as a la semana”.

El gigante Inditex, con sede en Galicia (nordeste), propietario de ocho marcas de ropa como Zara, Massimo Dutti, Bershka o Stradivarius, también se plantea producir máscaras en algunas de sus plantas.

En las c√°rceles, los presos se han sumado al movimiento.

Las mujeres detenidas en las prisiones lituanas esperan producir 10.000 máscaras por semana para proteger al personal de los centros penitenciarios, los detenidos y sus abogados, declaró a la AFP el ministro lituano de Justicia, Elvinas Jankevicius.

En Hungría, los detenidos fabricaron en febrero unas 300.000 mascarillas para el sector sanitario.

Conocido como “el taller de Europa” por las numerosas f√°bricas de ropa a bajo precio, Bulgaria ha visto como decenas de sus usinas se pon√≠an a confeccionar estos art√≠culos.

Los dise√Īadores de vestuario de la √≥pera de Bourgas, en el este de Bulgaria, cerrada debido a la epidemia, pusieron tambi√©n su granito de arena. Y Angel Baby, una empresa que produce sacos de dormir para ni√Īos en Sof√≠a, distribuye m√°scaras decoradas con b√ļhos, dinosaurios o monos, para m√©dicos y polic√≠as.

Por falta de insumos

Este viernes se comenzó a viralizar un video donde se aprecia a enfermeras del Hospital Higueras de Talcahuano confeccionando mascarillas con máquinas de coser, producto de la falta de insumos a raíz del coronavirus.

Seg√ļn dice la profesional que grab√≥ el video, desde el ministerio les habr√≠an dicho que prontamente no llegar√°n recursos para atender la pandemia, por lo que estar√≠an confeccionando mascarillas tanto para funcionarios y funcionarias, como para las personas que llegan hasta el recinto asistencial.

“Si el personal de salud no está sano, cómo vamos a atender a todos los pacientes“, dijo la enfermera.

En este sentido emplaz√≥ al ministro de Salud, Jaime Ma√Īalich, a atender las demandas de los funcionarios que acusan falta de insumos.

Consultado por BioBioChile, el doctor Juan Godoy, subdirector del Servicio de Salud Talcahuano, dijo que las mascarillas son de reserva y no para su uso inmediato.

Donación a contrarreloj

El due√Īo de Alibaba, Jack Ma, el hombre m√°s millonario de China, anunci√≥ la donaci√≥n de ventiladores mec√°nicos, test y de mascarillas para los pa√≠ses de Am√©rica Latina afectados por Coronavirus, siendo una noticia que genera esperanza en tiempos donde prima la preocupaci√≥n por las debilidades del sistema de salud p√ļblica.

Tendencias Ahora