Lo que debes saber hoy
Martes 11 febrero de 2020 | Publicado a las 00:46
El plan de seguridad contra pandillas que terminó en "intento de golpe" en El Salvador
visitas

El presidente del Parlamento de El Salvador, Mario Ponce, conden√≥ en nombre de todos los parlamentarios, incluidos los del partido oficialista Gran Alianza para la Unidad Nacional (GANA) el “intento de golpe‚ÄĚ de Estado encabezado por el presidente del pa√≠s, Nayib Bukele, quien irrumpi√≥ en la sede del Parlamento el domingo con militares y polic√≠as con fusiles de asalto.

“Por supuesto que hubo un intento de golpe de Estado, intento de disolver la Asamblea Legislativa‚ÄĚ, dijo Ponce, tras sostener una reuni√≥n con los l√≠deres de cada partido pol√≠tico que integran el Congreso.

“La Asamblea Legislativa de la Rep√ļblica de El Salvador, por unanimidad, rechaza y condena en√©rgicamente la invasi√≥n de que fuera v√≠ctima el d√≠a domingo 9 de febrero‚ÄĚ, a√Īadi√≥ Ponce.

Ese d√≠a, el mandatario lleg√≥ al Congreso acompa√Īado por personal fuertemente armado para exigir a los diputados la aprobaci√≥n de un pol√©mico pr√©stamo para financiar un plan de seguridad contra las pandillas, llamando, incluso, a la insurrecci√≥n popular.

Bukele, posteriormente, dio una semana al Parlamento para que apruebe la iniciativa.

Corte Suprema pide respetar la Constitución

Los hechos han sido considerados de extrema gravedad por los parlamentarios y tambi√©n por la Corte Suprema, cuya Sala de lo Constitucional orden√≥ al presidente “abstenerse de usar a la Fuerza Armada en actividades contrarias a los fines constitucionales‚ÄĚ.

Asimismo, orden√≥ al Ministerio de Defensa y a la Polic√≠a a ce√Īirse a cumplir las actividades que les mandata la Constituci√≥n.

Nayib Bukele | Marvin Recinos | Agence France-Presse
Nayib Bukele | Marvin Recinos | Agence France-Presse

Ponce, en tanto, llam√≥ al fiscal general, Ra√ļl Melara, a investigar dicha acci√≥n y se√Īal√≥ que la actuaci√≥n del representante del Ministerio P√ļblico, a su juicio, ha sido “pasiva‚ÄĚ.

“Los graves hechos ocurridos a este √≥rgano de Estado deben ser investigados exhaustivamente por parte de la Fiscal√≠a con el fin de deducir responsabilidades y llevar ante la Justicia a los responsables‚ÄĚ, sostuvo.

Tambi√©n lament√≥ la “tibia y sesgada reacci√≥n‚ÄĚ del secretario general de la Organizaci√≥n de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Plan de seguridad contra pandillas

El gabinete de Bukele convocó el domingo a una sesión extraordinaria para votar un préstamo de 109 millones de dólares para planes de seguridad.

El Ejecutivo requiere de estos fondos para la compra de equipamiento del Ejército y la Policía y que es clave para mantener en marcha un plan en contra de las violentas pandillas, y que ya estaría dando sus primeros resultados.

STR | Agence France-Presse
STR | Agence France-Presse

Seg√ļn analistas, las organizaciones delictuales que siembran el terror en El Salvador est√°n en repliegue ante los operativos policiales y militares que los persiguen sin tregua y han provocado una disminuci√≥n de sus enfrentamientos y homicidios.

“Es llamativo el repliegue simult√°neo que hay de varios actores de la violencia” y hay se√Īales de que hubo “un acuerdo entre las principales pandillas”: Barrio 18, con sus facciones Sure√Īos y Revolucionarios, y la Mara Salvatrucha (MS-13), asegur√≥ Jannette Aguilar, una investigadora de la Universidad Centroamericana (UCA) que lleva m√°s de dos d√©cadas estudiando las pandillas.

“Algo est√° pasando hacia adentro de las pandillas que est√° haciendo que est√©n bajando sus niveles de violencia”, se√Īal√≥ por su parte Carlos Carcach, investigador de la Escuela Superior de Econom√≠a y Negocios.

Las pandillas salvadore√Īas tienen unos 70.000 miembros -de los cuales m√°s de 17.000 est√°n encarcelados- y se dedican a la extorsi√≥n, el narcotr√°fico y otros delitos.

El país, cuya población es de casi 6,5 millones de personas, es uno de los Estados sin guerra más violentos del mundo, con un promedio anual de 35,6 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2019. La mayoría de esas muertes fueron consecuencia de la actividad pandillera.

Pandilleros en El Salvador | Oscar Rivera | Agence France-Presse
Pandilleros en El Salvador | Oscar Rivera | Agence France-Presse

Pero esa cifra supone una reducción importante respecto a 2018, cuando se registraron 51 homicidios por cada 100.000 habitantes.

La disminuci√≥n de homicidios “es una tendencia” que se viene marcando desde 2016, explica Aguilar.

Enero de 2020 termin√≥ con 119 homicidios y se convirti√≥ en el mes “con menos homicidios, desde la guerra civil”, que concluy√≥ el 16 de enero de 1992, asegur√≥ recientemente el presidente salvadore√Īo, Nayib Bukele.

El mandatario de 38 a√Īos ha alcanzado altos √≠ndices de popularidad en gran parte por su pol√≠tica de seguridad, que ha propiciado una reducci√≥n en la percepci√≥n de la criminalidad.

Una encuesta de la UCA consign√≥ en enero que 63,1% de los salvadore√Īos cree que la delincuencia en el pa√≠s disminuy√≥ en 2019, frente al 6,9% que cree que aument√≥ y 30% percibe que sigue igual.

¬ŅUn efecto Bukele?

Cuando Bukele asumi√≥ el poder el 1 de junio pasado, las pandillas intensificaron sus acciones delictivas, al parecer para forzar al gobierno a hacerles concesiones como facilitar las condiciones de detenci√≥n de los cabecillas presos, seg√ļn analistas.

El gobierno, sin embargo, respondió intensificando el control sobre los pandilleros encarcelados y impulsando una mayor persecución en las calles.

“El mensaje ha sido directo: los pandilleros tienen claro que si retan al presidente, va apretar a los dirigentes en los centros penales”, apunt√≥ Juan Ram√≥n Medrano, profesor de la Universidad Francisco Gavidia.

El ministro de Justicia y Seguridad, Rogelio Rivas, ha repetido que “ahora el gobierno s√≠ tiene el control de las c√°rceles del pa√≠s”.

Pandilleros en El Salvador | Marvin Recinos | Agence France-Presse
Pandilleros en El Salvador | Marvin Recinos | Agence France-Presse

Para Medrano, la poblaci√≥n percibe que hay un “mayor esfuerzo” de la polic√≠a con el apoyo del ej√©rcito, que est√°n trabajando con “mayor inteligencia” en el combate contra las bandas criminales.

El d√©ficit por superar en la seguridad p√ļblica es que “no han disminuido las extorsiones, que es el √≥xigeno de las maras”, como se conoce a las pandillas, se√Īal√≥ Medrano.

En ese sentido, dijo que “el gran reto del presidente es detener las extorsiones e ir a la ra√≠z del problema”, es decir, que las pandillas no tengan j√≥venes que reclutar, y que “los j√≥venes tengan opci√≥n de trabajo y estudio para superarse”.

Adem√°s, si las bandas reducen la violencia, seg√ļn Medrano, pueden lograr que haya inversi√≥n social en las comunidades m√°s pobres, incluidas aquellas donde viven familiares de pandilleros.

El repliegue de las pandillas podr√≠a buscar la “activaci√≥n de programas de desarrollo en las comunidades, que asignan recursos de inversi√≥n social en zonas con fuerte presencia de pandillas”, concluy√≥ Carcach.

Tendencias Ahora