Pulgar la revelación y Sánchez el desequilibrante: el uno a uno de Chile en Copa América | copa_america_especial | BioBioChile

Jueves 04 julio de 2019 | Publicado a las 15:36

Pulgar la revelación y Sánchez el desequilibrante: el uno a uno de Chile en Copa América

visitas

Publicado por Christian Ovalle

visitas

Marco Muga | Agencia UNO

Con la derrota de Chile en semifinales ante Perú, y los cruces de la final y el tercer y cuarto puesto listos, se empiezan a sacar conclusiones. Con dos victorias, un empate y dos derrotas, la selección chilena enfrentará el último partido del torneo.

En base a lo que los jugadores mostraron en Copa América, ya se puede empezar a sacar indicios de lo que podría ser el equipo de cara al futuro.

Asumiendo el mal partido en líneas generales ante Perú, el análisis se extiende a los cinco partidos disputados en Copa América.

Este es nuestro uno x uno de los jugadores nacionales en la Copa América:

Gabriel Arias: Se notó sin confianza desde el inicio y falló en algunas jugadas que generalmente sale airoso. Se vio lento en un achique ante Ecuador que terminó en penal y contra Perú salió a destiempo en el segundo gol.

Con las manos tampoco estuvo seguro, muy por debajo a lo que nos tiene acostumbrados en Racing, donde está siempre entre las figuras. Cuando la defensa se desahogó con él, se mostró incómodo con los pies. Sin ser determinante, el más bajo de Chile. Temeroso.

Mauricio Isla: En ataque hizo un muy buen tándem con Fuenzalida, y Aránguiz cuando se acercaba a la banda a generar fútbol. En defensa el ‘huaso’ cumplió ordenado, sin destacar, a excepción el último partido.

Dueño indiscutido del puesto hace más de un lustro, Isla conoce cuándo y cómo usar los carriles en ofensiva. Cumplidor.

Gary Medel: Un líder natural dentro de la cancha. Si bien se le vio un tanto impreciso con el balón en los pies cuando era presionado, en defensa cumplió como siempre.

A ratos dubitativo en algunas jugadas donde no sabía si presionar o retroceder, se entiende como parte del proceso considerando que el triángulo defensivo lo hace ahora con dos jugadores con los que no está acostumbrado (Maripán y Pulgar). Garantía.

Guillermo Maripán: Suma mucho en el juego aéreo, pero se ve que está al debe en el manejo del balón. Con Perú perdió varias pelotas y cuando trata de sumarse en ataque no siempre elige bien.

En el aspecto defensivo una gran sorpresa. Se nota la experiencia ganada en España, donde debe enfrentar a los mejores del mundo. Más maduro en los movimientos, es un gran complemento para Medel.

Jean Beausejour: Tácticamente uno de los más importantes. No es el lateral que pasaba y recibía los pases de Valdivia, pero no comete grandes errores con la pelota en los pies. En ataque se convierte en una sorpresa cuando aparece, y en defensa hace los recorridos con criterio.

Mejora una enormidad cuando se pone la camiseta de la selección y lo demostró nuevamente. Chileno.

Marco Muga | Agencia UNO
Marco Muga | Agencia UNO

Erick Pulgar: Entiende su rol a la perfección en la selección, donde hace un triángulo que no se separa en todo el partido con Vidal y Aránguiz. Excelentes coberturas a los laterales y cuida la espalda de los interiores.

Se mete entre los centrales delante o atrás de ellos para tomar al jugador rival que recibe entre líneas o despejar balones llovidos, respectivamente.

En las salidas siempre se mostró como opción para llevarle el balón a Aránguiz y Vidal. Demostró que no reemplaza a Díaz, ya que uno es mejor que otro en distintas situaciones de partido. Revelación.

Charles Aránguiz: Sigue sorprendiendo por su criterio y capacidad física. De los mejores distribuyendo el balón y cubriendo espacios. Cada vez que Chile pierde la pelota, Charles está al menos con un rival cerca para presionar, y cuando no, siempre aparece en la foto corriendo hacia atrás en las contras.

El único partido bajo de las expectativas fue contra Perú, que junto a gran parte del equipo no logró encontrar su mejor versión. Protagonista.

Arturo Vidal: El más experimentado, por lejos. Lidera al grupo desde lo futbolístico y emocional, dando el ejemplo en la cancha. Incansable como siempre y correcto con el balón en los pies.

Junto a Aránguiz probablemente están entre los mejores del mundo como jugadores denominados “box to box”, que son los que llegan a las dos áreas. Rey.

José Pedro Fuenzalida: Tácticamente el más importante. Sin estar entre los mejores “jugadores de fútbol” de la selección, entiende todas las fases del juego a la perfección y ejecuta según lo que solicita cada jugada.

Es el encargado de hacer la segunda línea de cuatro cuando el equipo rival elige realizar juego elaborado y es quien se cierra junto a su marcador de punta para darle el paso a Isla por su banda en ataque. Muchas veces termina las jugadas de ‘9’, con el objetivo de generar espacio por su banda original. Inteligente.

Eduardo Vargas: Si bien solo anotó en el debut ante Japón, Vargas le da variantes a sus compañeros en ataque. Cuando tiene que hacerlo fija a los centrales rivales y cuando no, realiza diagonales hacia afuera, para que los extremos o los volantes interiores tomen su posición de ‘9’.

No estuvo lo certero que todos esperaban, pero demostró que sigue vigente gracias a su experiencia y conocimiento con sus compañeros. Insistente.

Alexis Sánchez: Se consagró como el mejor de la Copa estadísticamente en la fase de grupos. Se mostró activo, goleador y cuando pudo desequilibró con sus dribles.

A falta de un “pasador” propiamente tal, Sánchez por momentos toma la responsabilidad e intenta sorprender con pases hacia los laterales o delanteros, fallando mucho menos que con la camiseta del Manchester United.

Al igual que la mayoría, ante Perú no pudo confirmar lo que venía haciendo en los partidos anteriores. Recuperado.

Gonzalo Jara: Con Uruguay supo enfrentarse a dos de los mejores delanteros del mundo. Hizo su trabajo en la línea de tres centrales para contener a dos ‘9’ posicionales.

Demostró que puede seguir siendo opción en la selección chilena. Alternativa.

Pedro Pablo Hernández: Un volante distinto entre todos los “mixtos” que hay en la selección. Sigue siendo una opción cuando se opta por poblar el mediocampo y manejar el balón.

Más posicional que Aránguiz y Vidal, permite tener una referencia a la hora de defender y hacer las transiciones retrocediendo. Su buen trato de balón y disparo hacen que tenga alternativas cuando Chile tiene el balón. Opción.

Óscar Opazo y Paulo Díaz: Opazo llegó como el reemplazante de Beausejour e Isla y cuando le tocó cubrió bien las zonas. En ataque puede ser determinante, pero necesita más confianza.

Díaz es la cara del recambio en Chile. Si bien está lejos del nivel de los rostros de la “Generación dorada”, demostró carácter, personalidad y criterio posicional.

VER LOS COMENTARIOS