logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Crónicas De Pasillo Envíanos tu denuncia

Cómo reconocido gestor cultural del Bío Bío permitió defraudar al fisco en US$1 millón, según el SII

Cómo reconocido gestor cultural del Bío Bío permitió defraudar al fisco en US$1 millón, según el SII

Miércoles 16 febrero de 2022 | 06:47

 visitas

En una querella, el Servicio de Impuestos Internos plantea que cinco personas, entre ellas un reconocido gestor cultural del Bío Bío, habrían desarrollado una elaborada trama para defraudar al fisco, en un perjuicio que escalaría por sobre el millón de dólares. El principal aludido, periodista de profesión, se defiende, lanzando dardos contra el SII y asegurando que "existe un sesgo en el sentido de perseguir al empresariado". La historia es de la Unidad de Investigación de BioBioChile.

Investigado por delitos tributarios figura actualmente el periodista Hansel Silva Vásquez, reconocido gestor cultural de la región del Bío Bío, quien al alero de distintas empresas que administra o representa legalmente fue clave -a juicio del Servicio de Impuestos Internos (SII)- para provocar un perjuicio fiscal que se eleva por sobre el millón de dólares.

Es así como el director de la Sala de Artes y Centro Cultural Ex Cine Windsor en Concepción, y otros cuatro querellados son ahora objeto de investigación por parte del Ministerio Público.

De acuerdo a la acción judicial ingresada al Juzgado de Garantía penquista por el director del SII, Fernando Barraza, entre los cinco involucrados se habrían concertado para realizar maniobras que permitieron aumentar indebidamente créditos fiscales IVA y defraudar al fisco.

La aceitada maquinaria -se detalla- incluía la utilización de testaferros y sociedades fantasmas de responsabilidad limitadas distribuidas en tres niveles distintos: emisoras, traspasadoras y receptoras del falso Crédito Fiscal IVA.

Además, la falta de capital humano y material de las firmas levanta serias sospechas en el organismo fiscalizador.

Bajo la lupa

El Servicio de Impuestos Internos venía siguiendo de cerca los pasos de Hansel Silva Vásquez. Sin ir más lejos, en mayo de 2020 el organismo ya había presentado un libelo por delitos tributarios cometidos en un contexto diferente, pero con resultados similares: perjuicio fiscal.

En ese proceso -todavía en tramitación-, el fundador y director ejecutivo de la Corporación Aldea Rural figura también en calidad de imputado, aunque el perjuicio fiscal investigado en esa causa es mucho menor.

Siempre ligado al ámbito cultural, el periodista de 45 años no buscar pasar desapercibido y ha sabido también ganar espacio en medios de comunicación, con sendas entrevistas en medios regionales y de circulación nacional.

De la mano precisamente de la Corporación Aldea Rural, Hansel Silva condujo durante 2021 un programa de conversación con distintos actores culturales que fue transmitido a través de las redes sociales del canal CNN Chile.

Directores de orquesta

En la última presentación del SII, ingresada específicamente el 22 de diciembre de 2021, tanto Silva como su socio, el querellado Sebastián Fritzer González, aparecen encabezando la organización acusada de permitir un fraude al fisco de más de $800 millones.

En concreto, tras cinco procesos de recopilación de antecedentes llevados a cabo por fiscalizadores del SII, llegaron a la conclusión que Silva -en su rol de principal controlador y administrador de sociedades emisoras y traspasadoras- se concertó con Fritzer para realizar maniobras constitutivas de delito tributario.

Aquellas acciones tuvieron como primer objetivo evitar que el grupo societario pagara IVA, lo que consiguieron facturándose simultáneamente.

El segundo y principal objetivo era traspasar créditos fiscales a terceros, lo que posibilitó -según el SII- que cuatro contribuyentes y receptores finales evadieran impuestos para beneficio personal.

Etapa 1: Sociedades emisoras

De acuerdo a los antecedentes contenidos en el expediente judicial y que fueron tenidos a la vista por esta Unidad de Investigación, en el primer nivel de la estructura societaria urdida para defraudar al fisco figuran siete empresas: una de ellas administrada por Fritzer González y las seis restantes controladas en su totalidad por Silva Vásquez (ver gráfica).

Mapa conceptual de empresas emisoras y traspasadoras, según el SII

Diseño de Jaime Silva (BBCL)

Una de ellas es la Constructora Costanera Oeste Limitada, cuya oficina ubicada en pleno centro de Concepción es de hecho utilizada por Hansel como su centro de operaciones. Así lo da a conocer él mismo a través de sus redes sociales.

De acuerdo con los resultados de los informes realizados por los fiscalizadores del SII, estas siete empresas “tuvieron por función principal generar y traspasar Crédito Fiscal IVA mediante la emisión de facturas electrónicas falsas a sociedades traspasadoras”.

El grupo de empresas levanta serias sospechas en el órgano fiscalizador, pues se encuentran vinculadas entre sí por distintos factores: todas registran el mismo domicilio, todas tienen o han tenido él o los mismos representantes legales, comparten o han compartido socios y además, registran en las bases de datos del SII el mismo correo electrónico.

Asimismo, y de acuerdo con fuentes consultadas por este medio, se sospecha también por la falta de capital humano y material para el funcionamiento de las firmas.

Etapa 2: Sociedades traspasadoras

En el segundo nivel de la estructura figuran tres sociedades que cumplían una doble función. Dos ligadas a Silva Vásquez y la tercera a Fritzer.

En lo medular, las tres compañías con giros vinculados a la construcción se utilizaron para traspasar el Crédito Fiscal IVA falso (generado por las siete sociedades emisoras) a las contribuyentes receptoras finales.

Lo anterior, indica la acción legal, realizado “a través de la emisión de nuevas facturas electrónicas falsas, las cuales tenían como único sustento el Crédito Fiscal IVA falso proveniente de las sociedades emisoras”.

Las tres firmas que se repetían el plato son Constructora y Servicios Forestales, Principal Limitada, Servicios Constructora Costanera Oeste Limitada (ambas representadas legalmente por Silva Vásquez, quien además aparece como socio); y Construcciones y Servicios Bocanorte Limitada (administrada por Fritzer).

Etapa 3: Sociedades receptoras finales

En la cúpula de la estructura societaria es donde se involucra al resto de los querellados: Héctor Arias López, Luis Ramírez Vejar y Ginster Cárcamo Oñate.

De acuerdo a las conclusiones que el órgano fiscalizador puso en conocimiento de la justicia, gracias al mecanismo los tres contribuyentes “aumentaron indebidamente sus Créditos Fiscales IVA amparados en las facturas falsas emitidas por las tres sociedades traspasadoras”.

Las mencionadas facturas falsas fueron incorporadas a la contabilidad y declaradas en los Formularios Nº 29 sobre Declaración Mensual y Pago Simultáneo de impuestos de otras tres sociedades: Constructora Arias y Arias Limitada (actual Constructora Eric Becar E.I.R.L), Luis Ramírez Vejar Constructora E.I.R.L y Servicios y Maquinarias PIMAQ SpA.

En síntesis, las tres empresas mencionadas en el párrafo anterior se encontraban al final de la cadena de supuestos proveedores, generando un perjuicio fiscal que actualizado se eleva por sobre los $847 millones (ver gráfica).

Mapa conceptual empresas querelladas y mecanismo para defraudar al fisco, según SII

Diseño de Jaime Silva (BBCL)

Las facturas falsas y testaferros

De los cinco informes de recopilación de antecedentes llevados adelante por fiscalizadores del Servicio de Impuestos Internos se desprende un gran número de irregularidades.

El organismo estableció que durante 2017, 2018 y gran parte de 2019 los querellados Silva Vásquez y Fritzer González facilitaron al menos 271 facturas falsas a las empresas receptoras, la mayoría de ellas fueron obra del gestor cultural penquista.

Además, se constató que Hansel Silva utilizó tres testaferros para intentar cubrirse las espaldas, detentándoles el control de las sociedades emisoras a través de su administración de hecho.

Pago en efectivo

Otra de las pruebas que el SII tiene en contra de Hansel Silva es la declaración jurada que el representante legal de una empresa realizó el 7 de agosto de 2020 ante fiscalizadores de la institución en la región de Ñuble.

Consultado específicamente por 10 facturas recibidas por la constructora -y emitidas por empresas de Silva Vásquez- el testigo reconoció que los supuestos servicios nunca fueron prestados, añadiendo que fue Hansel quien le entregó los documentos a cambio de lo cual él pagó un porcentaje del IVA involucrado.

¿Y cómo le pagaba a Hansel? En efectivo. Según indicó el contribuyente entrevistado, las transacciones se realizaban en el centro de operaciones de Hansel ubicado en Cochrane Nº 1012, Concepción.

“En ese lugar le pasaba la plata del porcentaje del IVA en efectivo y él me enviaba la factura electrónica”, afirmó.

Contra Fritzer, en tanto, el SII cuenta con la declaración del representante legal de una empresa de transportes que fue consultado por 11 facturas falsas emitidas por sociedades de este querellado.

“En un asado con amigos en Santiago, un transportista amigo le dio el dato de una persona que generaba facturas, vendía facturas, ese caballero es Sebastián Fritzer González de Concepción, el comprobante de pago de transferencia dice eso, yo siempre he hablado por teléfono con él”, aseguró.

Asimismo, añadió que los pasos para llevar a cabo “el negocio” eran simples: Le decía a Fritzer cuánto IVA necesitaba y este le cobraba el 40% del total por el servicio.

“Tengo transferencias que se las envío a su correo. Siempre me ha vendido las facturas, nunca ha hecho una actividad comercial o trabajo”, complementó.

¿Vida de lujos?

De acuerdo a antecedentes que pudo conocer BioBioChile, más de 100 viajes al extranjero y al menos dos vehículos de alto valor inscritos a su nombre ponen a Silva Vásquez bajo la lupa.

Sólo entre 2019 y 2022, y a pesar de la pandemia, el periodista nacido en Concepción ha salido del país en 14 oportunidades, en su mayoría con destino a Estados Unidos y en varias ocasiones acompañado de su pareja.

Un Land Rover Discovery año 2020, avaluado en unos $40 millones, y un Mercedes-Benz GLC 250 año 2017 que puede llegar a costar $50 millones forman parte de su patrimonio.

El mundo rural y Doña Lucía

Impulsor del desarrollo del mundo rural, desde el 2008 a la fecha el gestor cultural fue clave en la restauración de 21 casas ubicadas en la localidad de Rere, comuna de Yumbel, en la región del Bío Bío.

Una de ellas la antigua casa del matrimonio penquista Cano-Betancur, la cual fue remozada y transformada en el Museo Casa Cano de Rere del que Hansel es director.

Silva es también un profundo admirador de Lucía Hiriart. Al menos así lo hizo saber tras la muerte de la viuda del dictador, confirmada el jueves 16 de diciembre, cuando decidió enviar un mensaje a través de una publicación en la sección de obituarios del diario El Sur.

“Ha partido la última gran Primera Dama de Chile. El mundo rural le agradece su trabajo y entrega”, reza el mensaje firmado por Hansel Silva Vásquez y publicado en la edición del sábado 18 de diciembre.

Obituario en El Sur

Captura de pantalla | El Sur

La defensa de Hansel

El principal aludido en la investigación, Hansel Silva Vásquez, accedió a participar de esta publicación y aprovechó la instancia para asegurar que ni él ni ninguno de los querellados han cometido delitos tributarios. Asimismo, recalcó que ni una de sus empresas debe impuesto de acuerdo antecedentes que pueden ser comprobados en la Tesorería General de la República.

En la conversación con la Unidad de Investigación de BioBioChile, Silva se mostró tranquilo y confiado en que como ha ocurrido en oportunidades anteriores, se demostrará su inocencia y la de sus socios.

Es la sexta vez que (el SII) me presenta una querella a mí por evasión tributaria. De las cuales cuatro se archivaron y no perseveraron en la investigación y una quinta se fue a juicio y nos absolvieron de todo lo que se nos acusó.

Según afirma Hansel, el organismo se ha formado una convicción de que se están evadiendo impuestos, cuestión que desmiente categóricamente enfatizando en que pondrán a disposición de la indagatoria “todos los antecedentes para poder aclarar esta situación”.

En específico sobre la última querella presentada por el SII, el empresario apuntó a que utiliza argumentos que ya fueron investigados en oportunidades anteriores.

-Esta querella (…) repite los mismos hechos anteriores que ya se han discutido en querellas anteriores. Ahora, ¿por qué ellos insisten? Yo creo que ellos sienten que están haciendo su trabajo (…) Creo que existe un sesgo en el sentido de perseguir al empresariado, porque esa es la verdad. Además, nosotros a través de la Corporación Aldea Rural tenemos aporte de empresas privadas… eso también ellos lo han investigado, toda la Ley de Donaciones Culturales.

A pesar de comprender que es labor del SII fiscalizar, Hansel manifiesta que se trata de una situación que los desgasta.

“La ley lo no lo impide”

Consultado por las suspicacias que levanta en el Servicio que sus empresas no tengan suficientes capitales ni trabajadores, el periodista explica que eso no significa que estén incurriendo en algo ilegal.

-(…) Ellos dicen ‘mira esta empresa no tiene capital, no tiene trabajadores, son varias sociedades’… primero la ley le permite a cualquier chileno ser socio de cuantas sociedades se le ocurra, eso es lo primero y no conozco ninguna restricción en ese sentido. Yo puedo ser socio de 20 sociedades si quiero, eso no es ilegal. Lo segundo es que nosotros en las fiscalizaciones en su momento y hace años atrás acreditamos todo lo que ellos nos pidieron, pero para ellos no fue suficiente. Entonces ellos parcelaron una parte de lo que nosotros entregamos y le dieron forma a su querella.

Respecto a los testigos que aseguraron a los fiscalizadores de Impuestos Internos haber comprado IVA a Hansel y/o a su socio Sebastián Fritzer, Silva Vásquez apunta a que se trata de una estrategia que se suele utilizar por parte del organismo fiscalizador.

-Eso es típico… eligieron gente que nosotros no conocemos, que dice haber ahí comprado IVA, que nos conocieron en una fiesta dice la querella. Esas personas nosotros no las conocemos. Nosotros tenemos los impuestos pagados, las declaraciones de renta, tenemos acreditada las formas de pago y todo lo que se nos ha pedido.

En la misma línea, aseguró que las declaraciones plasmadas en la acción judicial fueron puestas allí únicamente “para darle forma y sustento” a la versión del SII.

-Pero obviamente ellos proponen y Dios dispone, digamos. Porque una cosa es lo que ellos digan y otra cosa es lo que va a decir el Ministerio Público. Si son suficiente las pruebas para poder acreditar un delito, ellos pueden decir cosas pero tienen que probarlas también.

Ahondando en este mismo punto, Hansel Silva aseguró que las declaraciones de los testigos pudieron haber sido “maqueteadas”.

-Ellos (el SII) siempre han basado sus querellas en dichos de personas que ellos llevan (…) ellos te llevan al Servicio de Impuestos Internos, te colocan dos o tres señores y te dicen ‘diga que usted hizo tal cosa. Le falta tal papel y si usted no ayuda en este minuto lo vamos a querellar’. Entonces, ¿qué pasa con la gente? A veces hace declaraciones para poder salir del momento, porque no sabe y después obviamente se desdicen de todos sus comentarios o de todas sus afirmaciones ante el Ministerio Público.

En ese sentido, Hansel aseguró que habían declaraciones de los mismos testigos desdiciéndose de las acusaciones, pero que eso no lo habían puesto en la acción penal.

Al preguntarle directamente a Hansel si creía que los testigos le habían mentido al SII, él dice que no lo puede afirmar pero sí imaginar.

-Yo no te estoy diciendo que mintieran, es que yo no los conozco. Pero la experiencia de litigación con el Servicio de Impuestos Internos es que usan declaraciones de personas que a veces después se desdicen y de alguna manera las presionan y esas son la base de las querellas que han presentado. Creo que por ahí va lo que pasó con esas personas. Estoy seguro que ninguna de esas personas va a ir a ratificar sus dichos, porque una vez que vean en la situación en las que la involucraron nadie va a querer.

Asimismo, el director ejecutivo de la Corporación Aldea Rural enfatiza en que él y las personas con las que trabaja lo único que quieren es que se aclare lo antes posible esta situación, dejando a entrever que el SII lo que busca constantemente es que los contribuyentes paguen más dinero en impuestos.

-Esto a sido reiterativo en el último tiempo no solo conmigo, sino con una serie de empresarios que son fiscalizados por Impuestos Internos que quieren que paguen más impuestos… son unas verdaderas ‘marcas’ que le colocan a los contribuyentes para de alguna manera estarlos persiguiendo durante mucho tiempo y eso yo creo que de alguna manera tendrá que tener un límite. En el caso mío esto ha sido en los últimos 10 años… no sólo en empresas con fines de lucro, sino empresas sin fines de lucro también.

Por último, Hansel Silva se muestra seguro y confía en que ante el Ministerio Público lograrán poner fin a este nuevo proceso judicial.

-Estoy seguro que una vez más nosotros vamos a desechar ante el Ministerio Público cualquier acusación en el caso de evasión tributaria y se va a establecer. Lo único que lamento es que el tiempo, el desprestigio, el gasto de dinero en abogados y en el sistema… eso no lo va a pagar nadie, pero bueno es el costo de estar trabajando y nosotros estamos muy tranquilos en ese sentido.

De acuerdo a fuentes de la Unidad de Investigación de BioBioChile, el caso está a cargo de una unidad de la Fiscalía Local de Concepción que se especializa en delitos económicos y lavado de dinero.

Dicha repartición ya despachó la orden de investigar respectiva a la Brigada de Delitos Económicos (Bridec) de la Policía de Investigaciones (PDI) de Concepción, por lo que dentro de algunas semanas podrían haber novedades.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

Índice

{{item.val}}

visto ahora