logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Artículos De Pasillo Envíanos tu denuncia

Alberto Undurraga, nuevo presidente de la DC: "Todas las renuncias duelen"

Sábado 19 noviembre de 2022 | 07:00

visitas

El nuevo presidente de la Democracia Cristiana, Alberto Undurraga, evitó responder a Fuad Chahín, quien a través de una carta a la militancia cuestionó el rol que ha tenido el parlamentario. A su vez, el exministro de Obras Públicas de Michelle Bachelet sostiene que la DC volverá a ser un partido relevante si es que logran recuperar la convivencia interna y así tener un mensaje nítido.

Han sido días complejos para la DC. El resultado del Plebiscito, en el que la junta del partido apoyó oficialmente el Apruebo pese a la resistencia de una parte importante de su conglomerado, generó un profundo quiebre que se prolonga hasta hoy.

Es así, como históricos militantes de la falange como Ximena Rincón, Matías Walker y Claudio Orrego, entre muchos otros, optaron por renunciar al partido luego de varios años de militancia.

Bajo este escenario, el diputado Alberto Undurraga asumió la presidencia de la DC. El ingeniero comercial tendrá como misión hacer frente a la crisis que golpea al que fuera uno de los colectivos más importantes tras el retorno a la democracia.

“Nosotros tenemos dos grandes propósitos: generar las condiciones para que todos y todas se puedan sentir cómodos en la DC, lo que significa valorar la diferencia y que eso se exprese de distinta forma, pero al mismo tiempo para tener posiciones nítidas y comunes en los diferentes temas”, señala en conversación con BioBioChile.

A su vez, el timonel dice que si bien las visiones distintas son enriquecedoras siempre y cuando la discusión sea la adecuada, admite que la convivencia interna no ha permitido llegar a consensos.

El parlamentario se mostró en desacuerdo respecto a las presentaciones ejecutadas en el último tiempo en el Tribunal Supremo del partido, a propósito de la situación del expresidente Eduardo Frei, quien fue llevado a dicho órgano por apoyar el Rechazo.

“Más allá de las atribuciones que tiene el Tribunal en todo partido, yo creo que las crisis políticas se resuelven en la política y no por la vía administrativa”, menciona el exministro de Obras Públicas del segundo gobierno de la presidenta Michelle Bachelet.

Desafíos a la vista

-¿Cuáles son sus principales desafíos ahora que es el presidente electo de la DC?

El principal desafío es iniciar el proceso para salir de la crisis en la que se encuentra la DC lo cual yo te diría que tiene un par de elementos. El primero es generar las condiciones para que todos los dirigentes y militantes se sientan cómodos. En la comunidad democratacristiana ello implica algunos cambios internos, algunas definiciones inmediatas de criterios, para definir candidaturas y, por supuesto, ser coherente con lo que hemos señalado en esta Junta Nacional, en el sentido de que nosotros no somos un partido de gobierno.

Un segundo desafío es que en los temas más relevantes que están hoy día ante la ciudadanía, tener una posición única en la DC. Yo valoro la diversidad de opiniones que hay en los distintos temas, sin embargo, esto tiene que confluir a posiciones únicas y nítidas, de manera tal que la gente pueda saber qué piensa la DC en seguridad.

¿Qué hemos hecho en la materia? Ya estamos en una agenda de despliegue. Hoy me reúno con la ministra del Interior, Carolina Tohá, más tarde me reúno con el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, en conjunto con el alcalde de Coyhaique, Carlos Gatica, justamente para apuntar a temas de educación. En lo administrativo me reúno hoy con el director del Servel, Raúl García. Empezamos un despliegue en todas estas dimensiones.

Irrupción de Amarillos por Chile

-¿El nacimiento de Amarillos por Chile fue consecuencia de la falta de representatividad de la DC en el centro de la política?

Yo creo que el principal problema que ha generado tantas renuncias es el tema de la convivencia interna. En la DC siempre ha habido visiones distintas y eso también ha sido parte de la riqueza de nuestros planteamientos, porque esas visiones distintas, si se procesan bien y de forma adecuada, lo que logra es enriquecer el mensaje y ampliar el alcance.

Las visiones distintas que tenían Patricio Aylwin y Gabriel Valdés, por ejemplo, eran conocidas. Cuando la discusión es adecuada se genera esta situación: enriquecer el mensaje y ampliar el alcance. Pero, para ello, tiene que haber una convivencia interna que lo permita. Cuando no hay convivencia interna lo que sucede es que algunos prefieren salir y armar otro movimiento. Yo creo que ahí está el principal problema. No nuestro posicionamiento político específico, sino que el principal problema está en ello, y por eso te decía que es mi principal preocupación hoy día.

Eduardo Frei y Tribunal Supremo

-Usted mencionó al expresidente Aylwin. Han habido miembros históricos como el también expresidente Eduardo Frei, quienes han sido pasados al Tribunal Supremo del partido por anunciar que votarían Rechazo.

Así como los partidos de fútbol son buenos cuando los protagonistas son los jugadores y no el árbitro, los partidos políticos son sanos cuando los protagonistas son finalmente los dirigentes y no los órganos disciplinarios.

Yo espero que podamos encauzar las distintas conversaciones políticas a través de los órganos más políticos y no en el Tribunal Supremo. Más allá de las atribuciones que tiene el Tribunal en todo partido, yo creo que las crisis políticas se resuelven en la política y no por la vía administrativa. Para ser más concreto, particularmente no estoy de acuerdo con esas presentaciones en el Tribunal Supremo.

Dardos de Fuad Chahín

-Fuad Chahín lo criticó abiertamente a usted en una carta dirigida a los militantes, indicando que usted se “comprometió en reunión con los expresidentes del partido a hacer algo totalmente distinto a lo que finalmente hizo”. ¿Ha podido hablar con él? ¿Qué opina al respecto?

Mi rol es generar las condiciones para que todo militante se sienta cómodo en el partido y parte de ello es no responder las distintas críticas por la prensa sino que poder conversarlas directamente.

-Chahín, además, disparó contra el Tribunal Supremo del partido, argumentando que “sin respetar el principio básico de ‘bilateralidad de la audiencia’” le suspendieron la militancia, excluyéndolo participar del debate. A su vez, dijo que dejó fuera de competencia a cinco candidatos y candidatas que postulaban a integrar el nuevo Tribunal Supremo.

Cuando una institución está en crisis, la crisis inunda todos los espacios: la bancada, la directiva nacional y por supuesto también los distintos órganos disciplinarios. Lo importante es que en esta materia ya se renovó el Tribunal Supremo validado por el Servel, y junto con ello, he convocado una Junta Nacional para el 7 de enero en donde espero que todos participen, incluyendo por cierto al camarada Fuad Chahín.

La crisis de la DC

-¿Siente, o ha sentido, que está en riesgo el futuro de la DC como partido político?

Te lo planteo en positivo: si haciendo las cosas bien, logramos recuperar la convivencia interna y tener un mensaje nítido, la DC volverá a ser un partido relevante en Chile. Por lo tanto, el desafío nuestro está en hacer las cosas bien.

-¿Cómo mira el futuro para la DC?

Las dos tareas que mencioné, de restablecer el clima interno y de confianza para generar las condiciones para que todos se puedan sentir cómodos, además de tener un mensaje nítido, es una tarea de corto plazo. Hay una tarea de mediano plazo que tiene que ver con la modernización de la DC y con la definición de sus ideas centrales a través del congreso que hemos convocado para el primer semestre del próximo año. ¿Por qué el primer semestre del próximo año? Porque queremos hacerlo antes de las elecciones municipales y regionales y de esa forma prepararnos para ello.

Recordemos que la DC es el partido que tiene más alcaldes y alcaldesas de la centro-izquierda, siendo además el partido que tiene más concejales, lo que significa que tiene una fuerte presencia territorial. Eso da cuenta que en las comunas el trabajo que hacemos es bueno y se valora. Ese mismo espíritu tenemos que llevarlo al resto del partido y de la dirigencia nacional.

-¿Teme que siga aumentando la fuga de militantes en el partido? Se lo pregunto por lo que hemos visto últimamente.

Todas las renuncias duelen y estamos generando las condiciones internas para que todos y todas se sientan cómodos y, de la misma forma, las condiciones de resolución de nuestras diferencias para tener mensajes nítidos.

-¿Qué opina del nuevo partido Demócratas? ¿Qué rol cree que tendrá en el debate político?

Tiene que ver con lo que decía antes. Los problemas de convivencia que se han generado al interior de la DC, que tienen harta historia porque no son de los últimos tres meses sino que llevan varios años, han generado una desafección y algunos han optado por caminos distintos. Mil rol hoy día es trabajar para ordenar la casa, después opinamos de los otros.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

visto ahora

{{ post.post_category_secondary.name }}

{{ post.post_date_txt }} | {{ post.post_hour }}

visitas

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.