logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Crónicas De Pasillo Envíanos tu denuncia

Ex diputado Torrealba: "Hay que hacer entender a la centro derecha que separados no valemos nada"

Sábado 02 abril de 2022 | 06:00

visitas

En conversación con la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío el exparlamentario de Renovación Nacional, Sebastián Torrealba, realiza un análisis del momento que vive su coalición. Señala que “el camino propio de ninguno de los tres partidos de Chile Vamos es una buena opción” y que el que “quiera seguir un camino solitario (..) va a terminar como la DC”. Sobre la fallida negociación de la Mesa del Senado y el quiebre que aquello generó cuenta -en términos boxeriles- que fue “un combo al mentón recto que te dejó nocaut”.

Piensa darle vida al primer think tank medioambiental de la centro derecha en latinoamérica. Y es que tras no conseguir la reelección en las pasadas elecciones parlamentarias, Sebastián Torrealba (RN), hoy está dedicado a la academia, a recuperar el tiempo perdido con su familia y a la militancia.

Bajo ese contexto, y en conversación con la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío, el exdiputado analizó el momento que vive la derecha y detalló las esquirlas que dejó en su partido la negociación de la Mesa del Senado, en el fallido intento de instalar a Manuel José Ossandón en la testera. Sobre esto último, teniendo en cuenta la alianza de la UDI y Evópoli con el Partido Socialista, dice: “Fue un combo al mentón recto que te dejó nocaut”.

– ¿Qué pasa en la centro derecha hoy? ¿Por qué estas pugnas internas?

Es un proceso natural que tiene que pasar cualquier coalición al momento de perder una elección. Siempre vienen recriminaciones de lado y lado, apuntando con el dedo a quiénes son los culpables, y después acciones políticas en recriminación de otras cosas. Me parece que la señal en contra de RN por la presidencia del Senado no es una buena señal, pero son cosas que pasan luego de haber perdido una elección, y espero que esas rencillas se vayan solucionando rápido. Es evidentemente que cada uno de los sectores de Chile Vamos tiene sus dolores y esos dolores tienen que expresarlos de todas maneras, no me parece que sea muy traumático que eso pase.

– ¿Qué sectores de la derecha tienen esos dolores?

Todos. Creo que tanto Evópoli como la UDI y RN tienen dolores, tienen pérdidas y aceptar las pérdidas siempre es costoso y demora un tiempo. Ahora, la situación y la coyuntura del país te obliga a pasar esas pérdidas rápidamente, y pasar de una posición autoflagelante a una más de reflexión. Aquí tenemos que tener claro que el camino propio de ninguno de los tres partidos de Chile Vamos es una buena opción y que tenemos que estar más unidos que nunca porque hoy día se están jugando los principios y valores que nosotros hemos defendido toda la vida

– ¿Qué generó la crisis?

Yo creo que desconfianza. Y esas desconfianzas se fueron construyendo en los últimos cuatro años tanto por actitudes de nuestros socios o de nosotros mismos. Hay que recobrar esas confianzas, es importante hacerlo. Tenemos mucho que hacer todavía en política, y me parece que atomizar la centro derecha es un riesgo muy grande que probablemente puede finalmente ser un proceso sin retorno.

– ¿Este podría ser el inicio del fin de la centro derecha?

Tengo esperanzas de que en este proceso de transformación que estamos viviendo y que evidentemente genera cambios en los clivajes políticos, tenemos que entender que vamos a tener que sumar más gente que dividirnos, y en eso hay espacios para sumar a más, sobre todo con aquellos que estén dispuestos a valorar la democracia, los acuerdos, el diálogo, y sumarlos a este proceso. (…) Me parece que ponerse en la posición muy catastrófica de decir que aquí Chile Vamos o nuestra alianza se va a acabar no va a pasar, en algún momento nos vamos a volver a reencontrar… Ojalá sea lo más rápido posible.

– ¿Cuál es el futuro que le ve a la coalición?

Tenemos una tremenda oportunidad. Después de una crisis siempre hay oportunidades, y nos dimos cuenta de que el resultado del plebiscito no es el resultado real, ese 80/20, digamos, no es ese el resultado real de Chile. El resultado que tuvimos en el Senado, en las parlamentarias, y en la presidencial da cuenta que hay un porcentaje muy grande y relevante de chilenos que concuerda con nosotros y tenemos que ir a buscar más gente, y para ir a buscar más gente tenemos que abrazar otras causas, y tenemos que abrazar la causa del medioambiente de corazón y meterlo dentro de nuestro ADN, en nuestra cabeza, y ese va a ser al menos mi… voy a tratar de que ese sea mi aporte desde afuera.

– ¿Cómo se sale de la crisis?

Con una reflexión profunda, pero rápida, y con un llamado a la acción a la centro derecha y hacer entender a la centro derecha que separados no valemos nada y que unidos valemos mucho, y así yo creo que se pasa a la acción. (…) Es clave fortalecer Chile Vamos, es la forma en cómo el presidente Piñera llegó a ser presidente de nuevo… gracias a Chile Vamos.

Las esquirlas de la Mesa del Senado

– ¿Cómo se origina el conflicto de RN con sus pares de coalición en la negociación de la Mesa del Senado?

Hay un profundo dolor dentro de RN, no solamente en la Mesa del partido, y en sus estructuras institucionales, sino que en las bases del partido. Aquí evidentemente hubo un golpe muy duro al hígado de RN por parte de nuestros socios de la coalición, y es una realidad, que tiene distintas razones. Creo que es más en la desconfianza en los nombres que una razón más política, y eso finalmente generó un dolor muy fuerte en RN y que lo que entiendo es que la directiva tampoco está dispuesta a dejarla pasar gratis.

– ¿Por qué el nombre de Ossandón generaba tantos reparos en la UDI y Evópoli?

Dentro de RN también, si no hay que sacarse la suerte entre gitanos, pero nosotros creíamos que con Ossandón teníamos los votos para que fuera el presidente del Senado, y esa desconfianza tiene que ver quizás con actitudes del pasado de Manuel José. Actitudes políticas, que generan desconfianza, y creo que esa votación se dio así, en base a la desconfianza no en base a un cálculo político.

-¿La decisión de Evópoli y la UDI dejó a la derecha con menos fuerza?

Es evidente que la centro derecha tenía que tener algo de fuerza dentro del mapa institucional del país en este año. No tenemos la Cámara, no tenemos la Convención, no tenemos el gobierno, y si teníamos la oportunidad de tener el Senado era evidente que teníamos que hacerlo. Nuestros senadores van a defender la institucionalidad del Senado como igual lo va a hacer Álvaro Elizalde, de eso no hay duda, por lo tanto ese argumento de que Elizalde lo asegura mejor que nosotros la verdad que no tiene sentido.

– ¿Se sienten traicionados?

Poniéndolo en término boxeril, fue un combo al mentón recto que te dejó nocaut, pero te lograste parar a la cuenta de seis o siete, y siguiendo la lógica boxeril… poner la otra mejilla no está dentro de los cálculos. Duele muchísimo, sorprende. (…) Pero te vuelvo a repetir, Chile Vamos es mucho más que los partidos por sí solo, porque tiene un mensaje importante que se expresó la ciudadanía hace tres meses atrás, no hay que olvidarse de eso, y el que quiera seguir un camino solitario en esto va a terminar como la DC. La DC hoy día es uno en la Convención, otro en la Cámara, es cada vez más chico.

– ¿Cree que hay partidos de Chile Vamos que quieren seguir un camino solitario?

He escuchado por ahí a algunos que tienen distintas formas de enfrentar estos cuatro años, y hoy día… y sobre todo en un sistema proporcional me parece una soberbia gigantesca, es no entender el sistema que se está jugando, entonces mi mensaje como militante, simple militante, es: ‘Viejo, rápidamente hagamos los haraquiri necesarios, reflexionemos, miremos para adelante, entendamos el momento que estamos viviendo’. Estamos viviendo un momento en el que hay cosas tan locas como, por ejemplo, intervenir la justicia de nuestro país en la Convención.

– ¿Qué nombres fueron claves para llegar a este momento en que está el sector?

Creo que viene de antes. Te voy a hablar del caso de RN, hay un lote que pretende que le vaya mal a la actual directiva y me parece que eso no es bueno. Y estoy hablando de Mario Desbordes que lo veo más en una actitud beligerante que colaborativa en estos momentos.

– ¿El fracaso en el Senado pasa también por eso? ¿Hay un tema interno de ustedes, por las fracciones internas de RN?

No te podría decir eso porque no estuve en la negociación, no conozco los vericuetos de esa negociación. Pero el nombre de Ossandón era bastante evidente porque es el senador más votado de la RM, es un tipo que lleva mucho tiempo, tiene la experiencia necesaria y claro no generó las confianzas en el otro lado, en nuestros socios y falló. Pero como te digo, nosotros no tenemos derecho, ni los partidos, ni Chile Vamos, de eternizar esta lucha interna básicamente por el proceso que estamos viviendo y que requiere de una unidad feroz.

– ¿Hay una lucha interna en Chile Podemos Más por quién lidera el conglomerado?

No, veo que de hecho se están echando para atrás para no liderarlo y creo que ahí necesitamos un líder que empuje Chile Vamos. No quieren tomar ese fierro caliente, yo creo que ese fierro caliente hay que tomarlo.

– ¿Quién no quiere tomar ese “fierro caliente”?

Hoy día los que tienen autoridad dentro de los partidos no toman el fierro caliente. Me encantaría a mí poder tomarlo y tratar de empujar esta lógica, pero soy un ciudadano más, soy un militante más. Pero no veo a nadie que quiera hacerse cargo de Chile Vamos, y alguien tiene que hacerse cargo, tiene que liderarlo, tiene que empujarlo, tiene que darle una visión, una reflexión, una misión, una visión, hacer los pilares estratégicos, las metas, alguien tiene que empujar a Chile Vamos.

– ¿Cree que ese alguien es RN?

No. No creo ni en los liderazgos corporativos ni en los individualismos. El que lo haga se va a posicionar bien para el futuro, haciendo entender, a todo nuestro sector, que Chile Vamos fue algo muy difícil de construir, sangre, sudor y lágrimas, que está ahí, que tiene mucho valor, que tiene más valor que los partidos para la ciudadanía y que es el único camino que tenemos nosotros para no morir en el intento de aportar a la transformaciones que está viviendo Chile hoy día.

– ¿Cuál es el valor de las nuevas camadas de políticos? ¿Cree que el sector necesita una renovación?

No creo en eso de las edades, se dio en el verano una discusión de la entrada de los sub-35 y me sentí un viejo de mierda y la verdad es que tengo harta más energía para aportar. Sí creo en las visiones, y nosotros tenemos que hacer un esfuerzo por atraer nuevas visiones que estén obviamente alineadas a nuestros principios y valores básicos, y que empujen a nuestro sector. Entiendo que cada uno de los partidos está haciendo sus esfuerzos por sus lados, nuevamente medios atomizados, me gustaría más unidad en eso pero entiendo que cada uno de los partidos tiene eso como un objetivo.

– ¿Cuál es su opinión sobre la UDI y Evópoli y de los liderazgos de estos, por ejemplo, Felipe Kast dando este aparente “refresh” dentro de los partidos?

Hay de todo. Está Diego Schalper en RN, Diego Paulsen que se salió de la política pero va a seguir siendo parte de los líderes nuestros; Felipe Kast, Pancho Undurraga; de los nuevos la Paula Labra que están en el Congreso. Hay mucha gente joven y muchos que quedamos en el camino que todavía estamos dispuestos a participar en lo público, y estoy seguro que están dispuestos a participar en lo público.

-¿Cómo va a participar usted en lo público?

Yo voy a tratar de hacerlo desde mi expertis, desde mi conocimiento, de mis pasiones que tienen que ver con la protección del medio ambiente; voy a tratar que ese sea mi aporte en los próximos 4 años y vamos a armar plataformas para eso.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

visto ahora

{{ post.post_category_secondary.name }}

{{ post.post_date_txt }} | {{ post.post_hour }}

visitas

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.