logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Crónicas De Pasillo Envíanos tu denuncia

Jorge Burgos avisa a Siches: "El Ministerio del Interior es una moledora de carne"

Sábado 22 enero de 2022 | 06:30

visitas

Jorge Burgos, exministro de Michelle Bachelet e histórico de la DC, analiza el gabinete recientemente anunciado por el presidente electo Gabriel Boric, con especial énfasis en el rol que tendrá Izkia Siches, a quien avisa: "El Ministerio del Interior es una moledora de carne". También marca distancia con la testera de su partido: "Lo único que le tengo a Carmen Frei es cariño", lanza.

Sólo horas después del nombramiento del gabinete que acompañará al presidente electo Gabriel Boric, el histórico de la DC Jorge Burgos desmenuza el rol que tendrán las nuevas figuras. En especial Izkia Siches, como ministra del Interior.

Se trata de un cargo que el abogado conoce de sobra: durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet le tocó a él liderarlo. “Es un ministerio muy difícil, lleno de responsabilidades”, reconoce en entrevista con BioBioChile.

A su vez, el extitular de la cartera aborda los dichos del general Luis Cuellar, quien el pasado miércoles desafió a los autores de los homicidios en La Araucanía: “Aquí hay gente cobarde que mata a civiles desarmados. ¿Por qué no se enfrentan con nosotros?”, lanzó el uniformado a mediados de esta semana.

Burgos responde: “La invitación a enfrentarse estuvo un poco de más, para serte franco. Podrán haber enfrentamientos como ocurre cada vez que hay que reprimir el delito, pero esto de estar invitando me pareció una declaración un tanto sin sentido”.

¿Y la DC? Burgos se desmarca del rol que ha tenido Carmen Frei dirigiendo a su partido. “Yo lo único que le tengo a Carmen Frei es cariño”, asevera.

La flamante ministra del Interior

-Izkia Siches pasará a liderar el Ministerio del Interior, cargo en el que usted se desempeñó bajo el segundo gobierno de la presidenta Michelle Bachelet. ¿Qué opina de su llegada a la cartera?

Lo primero que quisiera decir desde el punto de vista ciudadano es que les deseo a quienes asumen la conducción una buena navegación, y particularmente que tengan el timón firme cuando vengan los vientos y aguas procelosas. Yo creo que es lo que los seres humanos debemos desearle a quienes asumen una tarea tan importante para el país y para todos nosotros. Dicho eso, e intentando responder su pregunta, el Ministerio del Interior es una moledora de carne.

-¿En qué sentido?

Es un ministerio muy difícil, lleno de responsabilidades. Mira, haz el ejercicio de cuánto han durado los ministros del Interior de los últimos dos gobiernos… Yo no creo que pasen el año en promedio, lo que demuestra lo dificultoso en que se ha convertido.

En algunos gobiernos anteriores hubo casos en los que duraron los cuatro años, como en el de Aylwin, pero en los dos últimos gobiernos ha sido muy complejo. Este gobierno lleva cuatro y el de Bachelet tuvo tres. Dicho eso, la dificultad surge de que la ministra, que por cierto entiendo que es la primera ministra del Interior en la historia de Chile…

-Así es, ella es la primera.

Al ministro o ministra del Interior se le pide una función de hecho más que de derecho. Se le pide que sea jefa del gabinete, existe algo así como una presunción de que es el ministerio número uno porque está primero en la lista y tiene que coordinar a los otros ministros, y esa es una tarea bien compleja de por sí.

Pero además es el ministro encargado de la seguridad, y la seguridad es el tema uno, dos o tres de preocupación de la ciudadanía. Y la seguridad en toda su dimensión: la seguridad pública, la seguridad ciudadana, el orden público, Carabineros, Policía de Investigaciones, etc. Esa tarea, junto con lo otro, es muy difícil de realizar coetáneamente.

-Entonces…

Lo primero que yo le recomendaría modestamente a la ministra es que ella encabece con la mayor rapidez posible el trámite del proyecto de ley que ya está ingresado, pero que no sé cuánto ha avanzado, de la creación de un Ministerio de Seguridad. Yo creo que eso es básico.

Chile, a estas alturas, por la importancia de la seguridad, tiene que tener un ministro o ministra dedicado exclusivamente al tema de la seguridad, de tal suerte que el ministro del Interior pueda ejercer su rol de coordinación, de primus inter pares en el gabinete. Las dos cosas, hoy día, en el mundo actual, son muy difíciles.

En consecuencia, mi modestísima recomendación, en base a mi experiencia, es que ella debería priorizar la tramitación legislativa y tomarla como una tarea muy importante.

Relación con Carabineros

-¿Y cómo cree que será la relación de Izkia con Carabineros?

Mientras no haya Ministerio de Seguridad ella estará a cargo de esto. Yo creo que será una relación bien abierta, bien transparente, de mucha colaboración y respaldo a las instituciones. Las instituciones deben actuar conforme a derecho, y cuando ocurren situaciones contrarias a eso, yo creo que en conjunto con las instituciones, debe ser muy clara en repudiarlas, en ayudar a que se sancionen.

Yo creo que debe ser una relación muy abierta, los procesos de modernización que están pendientes, algunas leyes, tiene que meterse mucho en eso. Y tiene que pensar que las instituciones policiales requieren modernización, pero se debe desterrar el término refundación, de “todo de nuevo”. Yo sería cuidadoso en no volver a hablar de que hay que empezar desde cero y que terminar con Carabineros, eso sería un grave error.

“Otra cosa es con guitarra”

-Hay nombres que han sido críticos en el pasado contra la Nueva Mayoría. ¿Cree que en este caso se podría aplicar el dicho de “otra cosa es con guitarra”?

Yo creo que el presidente Boric, aparte de nombrar al gabinete, consolidó una cosa bien importante. A partir de la conformación del gabinete, él tomó la decisión bastante definitiva de ampliar la coalición, aunque las cosas siempre pueden cambiar. Hoy día la coalición gobernante ya no es sólo el Frente Amplio sino que también se incorpora en el gabinete el Partido Socialista, el Partido por la Democracia, el Partido Radical y el Partido Liberal. Yo creo que ese es un tema bien importante, hay una decisión del Presidente de la República que ha significado un costo para el FA. Tienen menos ministros, particularmente para el PC, porque hay varios ministros de los partidos que nombré, del PS en particular, tiene militantes como el ministro de Vivienda, el de Hacienda ni más ni menos, la ministra de Defensa. Yo tengo entendido que la nueva canciller, que es una persona muy preparada, es bien cercana al PS.

Y bueno, esto da cuenta de lo que le digo, la consolidación de una ampliación, y es bien notable. Hace seis meses el FA le pegó un portazo en la cara al PS y al PPD cuando quisieron participar en la primaria del FA, entonces no hay duda que el presidente Boric tomó una decisión personal bastante clara y que habla a mi juicio de un liderazgo porque una lógica anterior, hasta hace muy poco tiempo, él la rompe con la ampliación de la coalición. Eso es una demostración de que “otra cosa es con guitarra”. O quizás es “sin guitarra” porque a lo mejor en la época anterior era “con guitarra”, ahora es “sin guitarra”. Lo que hay que hacer ahora es trabajar.

-En los próximos meses podremos ver cómo se desempeñan.

Claro, por cierto. El gobernar es difícil, porque pasas a ser responsable de muchas cosas en las que antes estabas en el lado del mostrador y en las que sólo criticas. Es más fácil criticar que ser el responsable.

Situación en la Macrozona Sur

-El vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, ha señalado que no quieren dialogar con el gobierno, criticando al presidente electo, diciendo que en la próxima administración “se mantendrá el sistema capitalista de formato colonial, se seguirá reprimiendo al pueblo mapuche movilizado y en resistencia”. ¿Cómo debería ser el manejo del gobierno en ese sentido?

Es un tema muy, pero muy complejo. No sólo están las declaraciones del señor Llaitul sino que también están las acciones que se vienen repitiendo bastante en los últimos días y además con un grado de violencia aún mayor que antes. En un sólo día tuvimos dos civiles que terminan siendo asesinados por un grupo violentista. Es un problema mayor, probablemente el más grave que tiene Chile desde el punto de vista del orden público, sin ninguna duda.

El gobierno que entra ha sido muy crítico con la forma en que se ha desarrollado el tema del control del orden público, de la seguridad pública. Todo parece indicar que cuando le toque renovar el estado de emergencia, no van a hacer una presentación ante el Congreso, es decir, apenas entre el gobierno el estado de emergencia se va a acabar, por lo que uno ha escuchado. Entonces, van a volver a estar a cargo Carabineros y la policía.

Ahora, lo que ha dicho el gobierno entrante es que van a sustituir políticas públicas erróneas y represivas por el diálogo. En principio uno podría decir que no es malo que se dialogue pero es el titular nomás. Yo personalmente no tengo mucha precisión respecto del significado que hay detrás de eso. ¿Con quién se va a dialogar? ¿Cuál es el límite? ¿Se dialoga con aquellos que están usando las armas para cometer delitos? ¿O se les pone como condición mínima que para sentarse con ellos tienen que dejar las armas, como una especie de tregua? No lo tengo tan claro. Yo creo que sería bueno que hubiera más precisión sobre ese tema.

A partir del 11 de marzo el nuevo gobierno será responsable del tema. Es cierto que los últimos 30 años no han sido buenos en esa materia, no sucede el gobierno a alguien que lo haya hecho muy bien en la zona, eso es cierto. Pero el cambio de política, el cambio de decisión, tiene un contenido que yo no soy aún capaz de descubrirlo. Ojalá que les vaya bien porque es un tema muy complejo para el país.

-Gabriel Boric efectivamente le manifestó a Chile Vamos que no prorrogará el estado de excepción. ¿Comparte esa decisión?

Yo creo que la decisión de involucrar a las fuerzas armadas en el control del orden público en estas tres provincias es una decisión compleja, no es fácil. Pienso que hay buenos argumentos para sostener que eso hay que dejarlo sin efecto y también algunos argumentos para decir “ya que se hizo, es un tanto complicado dejarlo sin efecto sin una nueva estrategia”. Pero yo entiendo que frente a esto, Boric empiece dando una señal de que lo hará de otra manera, es entendible, aunque hay que ver los resultados de eso. Estas decisiones que nos tocaron a otros asumir, les toca a otros. Uno tiene que ser analítico y comprensivo, y no entender que todo lo que hagan los otros es malo. Eso ha pasado mucho en esto. En definitiva, en la Macrozona Sur los gobiernos hacen cosas y las oposiciones se dedican a decir que está todo malo. Eso es muy complejo y hay que tratar de evitarlo.

-¿Y cómo evalúa el manejo que hubo cuando usted estuvo a cargo del ministerio del Interior?

Fue muy complejo, tuvimos algunos éxitos pero fue complejo. Yo tuve inconvenientes que fueron públicos y notorios sobre el tema. No fue fácil. Había menos actos de los que vemos actualmente. En el año y medio que estuve, tuve la bendición de no tener ninguna persona muerta por ningún lado. Pero bueno, pudo ser un poco de suerte también.

Violencia hubo, nosotros logramos algunas cosas, particularmente en control de la Ruta 5 Sur que había sido muy compleja en su momento dado pero tampoco yo podría decir “lo hecho fue tan notable que podrían hacer lo mismo”. No, por favor, no.

Dichos del general Cuéllar

-Hablando de las fuerzas armadas, ¿qué le parecen las declaraciones del jefe de Defensa en La Araucanía, Luis Felipe Cuéllar, quien desafió a los autores de homicidios a enfrentarse con los militares?

Mire, si las declaraciones hubiesen llegado hasta cuando dice que los delincuentes que matan a personas son cobardes porque atacan a civiles desarmados, yo suscribo a esas declaraciones.

Dijo una cosa que es obvia, porque hay grupos delincuenciales, más allá del origen, que consideran que por su propia mano pueden tomar una supuesta justicia y matar a personas. Eso es absolutamente repudiable y muy cobarde. Hasta ahí yo estoy totalmente de acuerdo. Pero la invitación a enfrentarse estuvo un poco de más, para serte franco. Podrán haber enfrentamientos como ocurre cada vez que hay que reprimir el delito, pero esto de estar invitando me pareció una declaración un tanto sin sentido.

DC sin ministros

-Volviendo al tema del gabinete, ¿qué pasó con la Democracia Cristiana? Ningún ministro o ministra pertenece al partido.

En eso la Junta Nacional de la DC, cuando tomó la decisión en la segunda vuelta de apoyar a Boric sin condiciones, yo creo que fue una decisión correcta. Y es más, se agregó que la DC no se proponía ser parte del gobierno. Hasta ahí estaba todo súper claro. Lo que pasa es que después, la visita que hizo la presidenta interina de la DC al presidente, cuando dijo que “hay disposición a que pueda ingresar gente del partido”, me pareció confuso. O estás fuera del gobierno o tienes un pie adentro… eso me pareció confuso.

Yo creo que Boric decidió que la DC no forme parte de su gabinete, está en su derecho. Y la DC, a mi juicio, tiene que mantenerse en lo que dijo la Junta Nacional. Es decir, “nosotros vamos a ser un partido que tiene libertad de acción, no somos parte del gobierno”. Las cosas que nos parezcan legislativamente, o políticas públicas que nos parezcan que son pertinentes las apoyaremos con su bancada de diputados que aún tiene, de ocho, y su bancada de senadores que es un poco más grande, de cinco. Aquellas que le parezcan que hay que conversarlas, las conversará, y aquellas que le parezcan negativas las votará en contra.

La DC, en el momento en el que está, requiere de nitidez. A mí me parece mejor que no sea parte del gobierno y que sus grupos profesionales y parlamentarios actúen según las convicciones del partido y actúen como un todo. Lo peor que puede hacer la DC es que con sus ocho diputados tenga dos bancadas de diputados respecto a cómo reaccionan, y con sus cinco senadores haya tantas opiniones como números de senadores. Si la DC mantiene esa lógica de que frente a cada tema tiene dos o tres opiniones en sus parlamentarios, va a estar muy lejos de intentar a lo menor revertir la desmedrada situación electoral en que ha ido quedando.

-¿Pero no siente que Carmen Frei quizás le entregó un apoyo apresurado a Gabriel Boric?

Yo lo único que le tengo a Carmen Frei es cariño. Déjeme llegar hasta donde le dije nomás.

-¿Pero usted habría actuado de una manera diferente en comparación a lo que hizo Carmen Frei? ¿Lo habría hecho de otra manera si hubiese estado en su posición?

Yo me habría quedado con el voto de la Junta Nacional, la cual decidió, con una mayoría sustancial, apoyar a Boric en la segunda vuelta sin condiciones. El “sin condiciones” significa que “no le voy a poner condiciones para votar por usted”. Y además agregó “no nos proponemos ser parte parte del gobierno”. Creo que hasta ahí las cosas eran mucho más claras. Lo que vino después yo creo que confundió en parte la decisión del órgano máximo de la DC.

Llegada de Mario Marcel a Hacienda

-¿En general, qué le parecen los nombres anunciados en el gabinete?

A mí lo que me llamó muy poderosamente la atención, como a buena parte de la ciudadanía, es que el presidente Boric haya ofrecido y conseguido que Mario Marcel aceptara el ministerio de Hacienda, lo que es bien notable en los dos aspectos: que el presidente Boric se lo haya ofrecido y conseguido, y que Marcel haya aceptado dejar la presidencia del Banco Central, en donde tenía tres años hacia adelante. No quiero exagerar pero me parece un acto muy patriótico. Yo creo que su llegada es la llegada de un economista de gran nivel, serio, que no se calla, que tiene personalidad y creo que es una muy buena noticia para Chile. Probablemente para los ultrones, que puedan haber en el FA, y que los hay, no debe ser una buena noticia.

Y hay otros nombramientos de personas que yo conozco que me parecen muy buenos. Respecto a los otros no digo que no sean buenos, es que los conozco menos. Pero el nombramiento de Carlos Montes me parece un gran aporte, no sólo en Vivienda sino que además es un hombre con mucha experiencia política, con mucha sagacidad, con mucho conocimiento del congreso. Creo que va a ser un gran aporte.

Las otras personas del equipo político eran bastante obvias, Giorgio Jackson ha sido articulador probablemente en este diseño del presidente Boric de agregar otros partidos a la coalición. Me parece que era bastante lógico que nombrara a la propia vocera, Camila Vallejo, a la ministra del Interior (Izkia Siches) que ha sido una persona muy importante, sobre todo en la segunda vuelta. Conozco también a Jeanette Vega, quien asume en el Ministerio de Desarrollo Social, creo que es una espléndida funcionaria.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

visto ahora

{{ post.post_category_secondary.name }}

{{ post.post_date_txt }} | {{ post.post_hour }}

visitas

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.