logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Crónicas De Pasillo Envíanos tu denuncia

Sobreprecio en avión del Ejército: piden sobreseimiento del principal proveedor de Fuente-Alba

Sobreprecio en avión del Ejército: piden sobreseimiento del principal proveedor de Fuente-Alba

Lunes 17 enero de 2022 | 06:00

 visitas

El abogado de Virgilio Cartoni, imputado por el delito de fraude al Fisco, solicitó el sobreseimiento definitivo en la causa que lo vincula con la compra de un avión que adquirió el Ejército a un supuesto sobreprecio de un millón de dólares. El empresario es sindicado como el mayor proveedor de los uniformados bajo el mandato del ex comandante en jefe, Juan Miguel Fuente-Alba Poblete, sobre quien pesa más de una causa judicial por hechos de corrupción. La respuesta final la tendrá la justicia en febrero, instancia en la que se definirá si Cartoni sale o no libre de polvo y paja.

La defensa de Virgilio Cartoni solicitó su sobreseimiento definitivo en la investigación donde figura como imputado por el supuesto sobreprecio de un avión comprado por el Ejército en 2012, que costó 9,3 millones de dólares.

Tras un informe de la PDI, se vinculó directamente a Cartoni con la empresa ganadora de la licitación -Aircraft Sales Corporation-, quien tras el proceso fue la única que logró presentar una oferta.

Cartoni destacó por ser el mayor proveedor de armas del Ejército y fue sindicado como muy cercano a Miguel Fuente-Alba Poblete, quien fue comandante en jefe de la institución entre 2010-2014 y pieza clave en la adquisición del avión Cessna.

Tanto a Fuente-Alba como a Cartoni se le imputa el delito de fraude al Fisco en una investigación iniciada tras una auditoría de Contraloría.

En el informe se apunta que el Ejército pagó un sobreprecio de más de un millón de dólares por la aeronave.

El rol de Cartoni

Los hechos se remontan a 2012. En ese entonces, Miguel Fuente-Alba -comandante en jefe del Ejército- exigió renovar un añoso avión que usaba el Alto Mando, modelo Cessna Citation 680 Sovereign.

Fue así que se convocó a una licitación que se la terminó adjudicando la empresa Aircraft Sales Corporation por 9,3 millones de dólares. De las 10 firmas que participaron, solo Aircraft logró presentar una oferta. El resto, por diversos motivos, fueron saliéndose del camino.

La compañía estadounidense fue representada por Juan Guillermo Soto Campos, un exoficial del Ejército que trabajó varios años para Virgilio Cartoni, uno de los mayores proveedores de la institución, principalmente de armas.

Cinco años después de efectuada la compra, la Contraloría detectó un eventual fraude al Fisco debido a que los precios para este modelo de avión, bordean entre 7,3 y 7,9 millones de dólares.

En simple: el Ejército pagó un millón más de lo cotizado en la investigación de Contraloría.

Fue justamente Fuente-Alba quien aprobó la adjudicación de la empresa Aircraft. Esta compra puso en cuestionamiento los altos montos pagados y también los nexos entre Cartoni, la empresa ganadora y el entonces mandamás del Ejército.

Un reportaje de Ciper ahonda en su relación, al menos comercial.

“Una cifra basta para graficar la importancia de Cartoni. Si los registros del Ejército indican que cada año esa institución destina unos US$200 millones para adquisiciones, esas mismas cuentas revelan que un 25% del total de esas compras se hace a firmas que Cartoni representa, obteniendo con ello suculentas comisiones”, consigna el citado artículo.

Durante el desarrollo del proceso también jugó un rol importante el comandante en jefe del Ejército, Ricardo Martínez Menanteau, quien en su calidad de director de Proyectos e Investigación visó algunos pasos de la operación. Martínez había sido designado en ese cargo por Fuente-Alba a fines de 2010, cuando lo ascendió al Alto Mando.

Tras la publicación de este reportaje, Sergio Gutiérrez, general de brigada y secretario general del Ejército, envío una carta a este medio donde indica que han sido activos en los procesos del Ministerio Público y entregado todos los antecedentes solicitados.

Así, señaló que la adquisición de la aeronave fue resuelta por el comandante en jefe de la época y que la firma de contrato, licitación, adjudicación y pago se efectuó en la Jefatura de Adquisiciones del Ejército (actual División de Adquisiciones).

Asimismo, descartaron un rol importante de Martínez en el proceso, ya que se “desconoce y omite la descripción completa del proceso de adquisiciones de capacidades militares en la institución”, pese a que dichos antecedentes fueron revelados por la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío en 2017.

Lea la carta

Solicitan un sobreseimiento definitivo

No obstante los antecedentes contenidos en la querella presentada por el CDE a fines de 2017, la causa actualmente se encuentra sin movimientos en tribunales.

Fue en ese contexto que a través de un escrito presentado el 30 de diciembre de 2021 ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, el abogado de Cartoni, Samuel Donoso, solicitó el sobreseimiento definitivo.

Requerido por este medio, el defensor explicó que la solicitud se debe a que “no existe ningún tipo de antecedentes que establezcan responsabilidad de mi cliente en estos hechos”.

Así, apuntó a que Cartoni nunca actuó directamente, ya que no vendió el avión ni tampoco generó un dinero extra por esta transacción.

“Él no vendió el avión. No representó a quien lo vendió. No recibió ni un solo peso del precio de venta, nada, absolutamente nada, y en consecuencia no corresponde seguir con esta investigación en su contra”, aseveró.

Tras la solicitud, el tribunal capitalino fijó una audiencia para el 25 de febrero próximo a las 12:00 horas.

En la instancia se discutirá si efectivamente Cartoni saldrá de la investigación libre de polvo y paja o se mantendrá en calidad de imputado.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

Índice

{{item.val}}

visto ahora