logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Crónicas De Pasillo Envíanos tu denuncia

CDE se querella contra uno de los médicos que más licencias emitió en todo Chile: 5.345 en 2 años

CDE se querella contra uno de los médicos que más licencias emitió en todo Chile: 5.345 en 2 años

Miércoles 10 noviembre de 2021 | 06:00

 visitas

En Chile, el promedio general de un facultativo para emitir licencias médicas al año es de 105. Por eso, llamó la atención que el médico cirujano Freddy Araya entregara más de 5 mil en poco más de dos años. Algo así como 162 por mes. Más de 1.750 por año. La situación llegó al Consejo de Defensa del Estado que se querelló. La cifra equivale al pago de más de $1.739 millones en subsidios por incapacidad laboral. Dineros del fisco, que por ahora, serían pagados a "pacientes" con estados de salud, a lo menos, dudosos. El libelo lo devela la Unidad de Investigación de BioBioChile.

El Consejo de Defensa del Estado interpuso una querella criminal contra el médico cirujano Freddy Araya Garri, por el delito reiterado de otorgamiento de licencias médicas falsas.

De acuerdo al libelo presentado ante el 8° Juzgado de Garantía de Santiago, el profesional emitió 5.354 licencias entre enero de 2019 y septiembre de 2021, lo que equivale al pago de más de $1.739 millones en subsidios por incapacidad laboral.

Con estos números, el médico cirujano se convirtió en uno de los que han emitido la mayor cantidad de licencias médicas del país, considerando que el promedio en Chile oscila alrededor de los 105 permisos anuales por facultativo.

En la acción legal, el CDE -representado por la abogada procuradora fiscal de Santiago, Ruth Israel López- denuncia un actuar doloso de quien ocasionó un perjuicio al fisco, cuyo monto total deberá determinarse en el transcurso de la investigación.

¿Enfermedades falsas?

Dentro de lo descrito en la querella, la acusación se fundamenta en la notoria diferencia entre el promedio general de licencias entregadas por médicos en Chile, comparadas con las emitidas personalmente por Freddy Araya.

En simple, las 5.354 licencias que proporcionó Araya en un tiempo de 33 meses, significan un aumento de un 5000% a las emitidas en el promedio nacional (105 por médico al año).

En otros términos, es como si hubiese concedido 162 licencias por mes. O bien, más de 1.750 por año.

Según la querella, el alto número de permisos hace presumir la ocurrencia de los siguientes hechos:

  • Las licencias médicas no dan cuenta como la dispone la normativa.
  • Las licencias certifican falsamente estados de salud que no corresponden a la realidad de distintas personas.
  • Los hechos se realizan mediante la venta de licencias médicas, a través de varios pacientes que solo iban a su consulta para obtener el subsidio de incapacidad laboral ante el Fondo Nacional de Salud (Fonasa).
  • El documento agrega:

    “El gran número de licencias otorgadas por el querellado (…) evidencia que las licencias médicas certificaban estados de salud que no correspondían a la realidad, respecto de distintas personas con quienes se concertó para cometer la falsedad y para venderles luego dichas licencias, facilitándoles de este modo los medios para obtener fraudulentamente el subsidio de incapacidad laboral, el cual era improcedente, ocasionado con ello un perjuicio fiscal, cuyo monto a la fecha es indeterminado”.

    Declaración de “pacientes”

    Por ahora, el CDE solicitó que el Ministerio Público oficie a Fonasa para que remita la información respecto de todos los permisos expedidos por el profesional en en los 33 meses.

    Se pide también adjuntar la entidad pagadora y si se compraron bonos de consulta para la atención con Araya.

    De igual forma, requirieron individualizar a todos los profesionales que conformaron las comisiones médicas que aprobaron las licencias.

    Además, pidieron investigar todo el patrimonio de Araya, para saber si posee sociedades, empresas, inmuebles o depósitos bancarios. Agregando que el SII informe de sus rentas y boletas declaradas en los últimos tres años.

    Por último, solicitaron despachar una orden de investigar a la PDI, para determinar si los pacientes compraron fármacos derivadas de las licencias.

    Los usuarios tampoco quedarán excluidos: se pedirá verificar si efectivamente padecían la enfermedad que justificó la licencia, por lo que se espera la eventual toma de declaraciones.

    Pese a los reiterados intentos, hasta el cierre de esta publicación Freddy Araya no respondió a los requerimientos de la Unidad de Investigación de BioBioChile. Se tomó contacto con el Centro de Salud donde ejerce, pero tampoco entregaron una respuesta.

    Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

    Índice

    {{item.val}}

    visto ahora