logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Crónicas De Pasillo Envíanos tu denuncia

De un descuartizamiento a acusar amenazas: la última jugada de imputado por crimen de joven dentista

Macabro hallazgo

De un descuartizamiento a acusar amenazas: la última jugada de imputado por crimen de joven dentista

Miércoles 27 octubre de 2021 | 13:14

 visitas

El asesinato del joven dentista, Reinier Sánchez González, cuyos restos descuartizados fueron encontrados en Ñuble, provocó impacto y rápidamente el cerco policial se fue cerrando para dar con los principales sospechosos. Uno de ellos, Rolando Villagrán Retamal, consiguió salir de la cárcel de Chillán luego de ser víctima de "amenazas" por parte de otros internos y ser trasladado hasta Parral. Lo que se sabe hasta ahora del brutal crimen en una nueva crónica de la Unidad de Investigación de BioBioChile.

Un grupo de niños jugaba en la ribera del río Perquilauquén, cuando se tropezaron con una escena que los dejó helados: restos de un humano desconocido estaban frente a sus ojos.

Primero apareció un pie a las orillas del curso de agua que marca el límite entre las regiones del Maule y Ñuble. Luego, en una bolsa plástica, lugareños encontraron más partes de un cuerpo que no sería identificado hasta varios días más tarde.

Era la tarde del 3 de agosto recién pasado, jornada en la comenzaría a escribirse una historia policial cuyo final todavía sigue abierto, luego de que quedara al descubierto el brutal asesinato del joven dentista cubano, Reinier Sánchez González.

Lee también...

Ahora, luego de varias semanas intentándolo, uno de los imputados por el homicidio consiguió el pasado miércoles 20 de octubre ser trasladado desde el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Chillán a un recinto carcelario en la comuna de Parral. Allí, continuará cumpliendo con la cautelar de prisión preventiva que le impuso el Juzgado de Garantía de San Carlos.

En paralelo, continúa abierta la investigación a cargo de la fiscal jefa de la Fiscalía Local de San Carlos, Tamara Cuello, quien el pasado 13 de septiembre formalizó por homicidio calificado al mencionado Villagrán de 55 años y a su pareja, Clara González Figueroa, de actuales 39.

A la orilla del río

Como se señaló, pasado el mediodía del 3 de agosto fueron unos niños quienes encontraron los primeros restos.

En la misma zona y al interior de unas bolsas plásticas lugareños hallaron luego otras partes del cuerpo que a esa altura continuaba siendo un NN. El vistazo preliminar que dio personal de la Brigada de Homicidios de la PDI de Chillán apenas permitió establecer que se trataba de “un hombre joven” de acuerdo a lo que señaló a los medios la fiscal Cuello.

Los autores del desmembramiento intentaron ser lo más cautos posible. En efecto, eso dificultó la investigación y les permitió ganar tiempo. Tanto la Policía de Investigaciones como el Ministerio Público apuntan a que deliberadamente los responsables del crimen hicieron todo lo posible por evitar la identificación del cadáver.

Por ejemplo, en la formalización la fiscal expuso que la parte de la espalda donde Reinier tenía un vistoso ángel tatuado nunca se encontró y además, sus dedos habían sido cortados y dañada la zona de huellas dactilares.

Ángel tatuado en la espalda de Reinier

Reinier se tatuó un ángel en la espalda durante 2018 | Facebook

Sin embargo, al cabo de unos días funcionarios del Laboratorio de Criminalística (Lacrim) de la PDI lograron recuperar parte de una huella digital y establecer la identidad de la víctima.

De trabajo soñado a pesadilla

La autopsia que realizó el Servicio Médico Legal a los restos de Reinier no fue determinante en cuanto a la causa de muerte. Es que el trabajo del médico legista se vio seriamente dificultado por la ausencia de los órganos vitales.

No obstante, sí se pudo establecer que la data de muerte era de aproximadamente un mes y también, que para el descuartizamiento fueron utilizadas una sierra y un hacha.

Reinier Sánchez había llegado a Chile como turista en 2016, y tras deambular por distintos trabajos esporádicos -incluso como obrero de la construcción empujado por el riesgo inminente a ser deportado- a inicios de 2018 comenzó por fin a ejercer su profesión en la clínica Punto Dental de Lampa.

Fue así como conoció al que fue su jefe por más de 2 años y quien ahora es el principal sospechoso de su crimen: Rolando Villagrán Retamal, dueño y señor del recinto médico ubicado en pleno centro de Lampa.

Con el pasar del tiempo Reinier comenzó víctima de constantes malos tratos por parte de su superior y además, fue testigo de una serie de irregularidades protagonizadas por el propio Villagrán Retamal, egresado de Derecho y quien en la clínica se hacía llamar “Damián” para suplantar a su hijo odontólogo y así atender pacientes.

Por razones que ni sus cercanos lograban entender, el joven dentista cubano se involucró sentimentalmente con la pareja de su jefe, Clara González Figueroa. Varios meses lograron mantener en secreto la relación, pero durante este año Villagrán se enteró y en abril el joven profesional dejó para siempre Punto Dental.

Dos gotas de sangre

Entre el día del crimen y el hallazgo pasó un mes y en ese tiempo ninguno de los pocos amigos que el joven tenía en Chile interpuso una denuncia por presunta desgracia. En realidad, tanto ellos como sus familiares en Cuba continuaron recibiendo por WhatsApp mensajes desde su celular.

Parte esencial del plan era intentar ganar tiempo buscando la descomposición del cuerpo y por eso, los autores mantuvieron encendido el teléfono de la víctima para evitar levantar la sospecha de sus cercanos.

Aunque les pareció una buena idea, aquella acción finalmente terminó por delatarlos y es clave en la investigación que conjuntamente lleva a cabo la Fiscalía y la PDI. Gracias a que el celular siempre se mantuvo conectado, fue posible la georreferenciación del mismo-

Así, se logró establecer que víctima y victimarios emprendieron el 4 de julio un repentino viaje desde la región Metropolitana al sur. Eso sí, todavía se desconoce si la muerte de Reinier se produjo al comienzo del viaje o durante el trayecto.

Lo que sí está claro es que los celulares de Clara y Rolando estuvieron la madrugada del 5 de julio conectados a una antena telefónica de Ñiquén, donde fueron encontrados un mes después los restos.

El viaje en cuestión, según la tesis de los investigadores, tuvo como único fin el deshacerse del cuerpo. Razón por la que al mediodía de ese mismo 5 de julio los imputados ya registraban conexión celular en la capital, al igual que el teléfono de Reinier.

En base a esos antecedentes la Fiscalía consiguió la orden de detención en contra de los dos presuntos responsables, captura que se concretó el jueves 9 de septiembre.

Así las cosas la hipótesis central comenzó a tomar más fuerza. Se realizaron pericias en la Tucson utilizada para el viaje flash, encontrando los policías dos gotas de sangre humana en el maletero que podrían ser determinantes si se comprueba que son de Reinier.

El material genético está siendo cotejado por la PDI y pronto deberían haber resultados, confirman fuentes conocedoras de la investigación.

En ese contexto, la abogada que representa los intereses de la familia de la víctima, Marisa Navarrete Novoa, indicó en diálogo con BioBioChile que se encuentran expectantes frente a ese análisis y a la repetición de la autopsia.

-Lo que nosotros estamos esperando es el resultado de la segunda autopsia, porque allí se podrá conocer la data de muerte específica. Es muy relevante saber cuándo fue la fecha de fallecimiento y la causa de muerte, porque eso va a dar luces a cómo podrían haberse desarrollado los hechos.

Asimismo, la penalista advirtió que los esfuerzos se concentrarán ahora en lograr establecer fehacientemente la participación de ambos imputados y las agravantes, con la finalidad de lograr la pena más alta posible que el Código Penal le impone al homicidio calificado.

Drama carcelario

Con todo -y tal como se adelantó-, Rolando Villagrán Retamal, uno de los principales acusados por el crimen denunció no estar pasándolo bien al interior de la cárcel de Chillán.

Argumentando que su representado estaba siendo víctima de amenazas que incluso involucraban a su familia y acusando de desacato a Gendarmería, el abogado Bernardo Jorquera Rojas recurrió de amparo ante la Corte de Apelaciones de Chillán.

-Mi representado ha sufrido amenazas verosímiles y mantiene rencillas ciertas con sus pares al interior del penal de Chillán, toda vez que dado la connotación mediática de la investigación por la que se encuentra formalizado y privado de libertad, sufre del acoso constante de los mismos, amenazas a su integridad física y también su vida, llegando en algunos casos a amenazar con extorsionar a su grupo familiar.

El traslado interregional se materializó a pesar de la negativa inicial de Gendarmería, desde donde habían advertido al tribunal que las instalaciones en Parral estaban funcionando al borde del colapso, con una sobrepoblación que supera en un 313% la capacidad de diseño.

Finalmente el tribunal de alzada chillanejo decidió rechazar el recurso, consecuencia de que en el intertanto se concretó el traspaso del interno a Parral. Aquello, indica el fallo, “ha puesto remedio a la situación denunciada mediante la presente acción constitucional de amparo”.

Este artículo describe un proceso judicial en curso
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)
Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

Índice

{{item.val}}

visto ahora