La vida microscópica de la Antártica | (none) | BioBioChile

La vida microscópica de la Antártica

Creditos: Nick Bondarev | Pexels (CCO)
Por Camilo Suazo
La información es de Comunicado de Prensa

La información es de Comunicado de Prensa

Miércoles 30 septiembre de 2020 | Publicado a las 13:12

visitas
visitas

La Antártida o continente antártico se ubica completamente en el hemisferio sur del planeta abarcando todo el círculo polar antártico. Es el cuarto continente más grande del planeta con aproximadamente 14.000.000 de Km2 y el 98% de su superficie está cubierta de hielo. Posee el clima más frío, seco y ventoso del mundo, llegando a temperaturas de -63°C en promedio en la época más helada entre julio y septiembre.

Bajo estas condiciones climáticas, es posible llegar a pensar que es imposible la existencia de vida en esas tierras, que no por nada se les denomina Continente Blanco. Pero la vida existe y ha sido posible gracias a la adaptación de las especies en su evolución, a pesar de que no sólo la temperatura es extrema, sino que este continente posee otras dificultades como la escasez hídrica, los fuertes vientos y los altos niveles de radiación UV.

PAR Explora RM Norte

La gran mayoría de las especies que habitan la Antártida, se encuentran en las zonas costeras libres de hielo, conviviendo así animales, plantas y microorganismos como bacterias y hongos. Estos microorganismos poseen capacidades de adaptación impresionantes, contribuyendo a su vez al crecimiento y supervivencia de otras especies como plantas bajo condiciones climáticas extremas.

Así lo explica Alexis Gaete, biotecnólogo y candidato a doctor en ciencias silvoagropecuarias del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile, quien se ha especializado en el estudio de bacterias aisladas desde suelos con ambientes extremos, como es el desierto de Atacama y el territorio Antártico, lugar que ha visitado con el objetivo de buscar microorganismos que contribuyan al crecimiento de plantas de interés agronómico en ambientes extremos.

Bacterias colonizadoras en ambientes extremos

“Las bacterias son los primeros colonizadores en todo tipo de ambiente extremo, esto gracias a su acelerado metabolismo y capacidad de rápida adaptación a ambientes poco hostiles. De esta forma, los microorganismos permiten el posterior asentamiento de otras especies superiores, como las plantas” indica Alexis Gaete.

Alexis nos cuenta que las bacterias son los primeros colonizadores en todo tipo de ambiente extremo, esto gracias a su acelerado metabolismo y capacidad de rápida adaptación a ambientes poco hostiles. De esta forma, los microorganismos permiten el posterior asentamiento de otras especies superiores, como las plantas.

Las bacterias son muy diversas, y dentro de este grupo existen aquellas que incluso poseen capacidad de proliferar solamente cuando está en un ambiente frío, llamadas psicrófilos, estas poseen una proteína clave a la que se le atribuye la adaptación a estos climas, denominada proteína anticongelante o AFPs (Antifreeze proteins), cumpliendo un rol inhibitorio en la formación de cristales de hielo en las células, evitando así un inminente daño en la membrana.

Además, Alexis nos cuenta que las bacterias tienen la capacidad de promover el crecimiento vegetal, beneficiando a la planta a través de mecanismos asociados al aumento en la nutrición del suelo o mediante la defensa contra microorganismos patógenos. Del mismo modo, la planta exuda compuestos a través de la raíz, los cuales son utilizados por las bacterias como fuente de carbono, permitiendo así la proliferación de microorganismos o la producción de algunos metabolitos –sustancias producidas por los microorganismos– en los mismos.

PAR Explora RM Norte

“La Antártica representa un desafío para el desarrollo de soluciones biotecnológicas que pueden ser aplicadas en la producción agrícola de la Patagonia, la idea es poder utilizar estas bacterias como solución biotecnológica que impacte en la tolerancia de cultivos en ambientes fríos”.

El trabajo de Alexis Gaete es importante ya que como el mismo nos cuenta, la presencia de especies vegetales en Antártica podría representar una fuente de alimento constante para sus habitantes o visitantes, las cuales pueden ser cultivadas en suelos o en sistemas hidropónicos, cultivos de plantas usando soluciones con minerales en vez de suelo.

La antártica representa un desafío para el desarrollo de soluciones biotecnológicas que pueden ser aplicadas en la producción agrícola de la Patagonia y la idea es poder utilizar estas bacterias como solución biotecnológica que impacte en la tolerancia de cultivos en ambientes fríos. Esperamos con esto, ampliar los cultivos en la zona austral de nuestro país, incluso activar el cultivo hidropónico en territorio Antártico” explicó.

Ver los comentarios

Lo último