Discrepancias generó en A. Dignidad lamado del Pdte. Boric a lograr acuerdos antes del plebiscito

visitas

Discrepancias generó en Apruebo Dignidad, el llamado que realizó el presidente Gabriel Boric a lograr acuerdos antes del plebiscito, para mejorar o precisar elementos de la nueva Constitución, si ésta es aprobada el 4 de septiembre.

Un sector de la coalición se resistió, señalando que anticipar eventuales modificaciones podría confundir a la ciudadanía.

El Gobierno, en tanto, abogó porque se alcancen mínimos comunes, a través de las propuestas que canalizará el Ministerio Secretaría General de la Presidencia.

Un mes y un día. Esa es la cuenta regresiva para la jornada que muchos esperan: el plebiscito que definirá muchas cosas en el país, en caso de ganar cualquiera de las dos opciones, tanto el Apruebo como el Rechazo.

El texto contiene 388 artículos y algunos de ellos no convencen a todos los adherentes por el apruebo, estamos hablando de Socialismo Democrático. Este sector apunta -en el proceso de campaña- a convencer a los indecisos, y la tesis es que el texto puede ser perfeccionado más adelante por el Congreso.

En ese sentido, y para entregar certezas, se planteó la idea de anticipar qué reformas se pueden hacer al proyecto constitucional.

Hace algunas semanas, el Gobierno señaló que la postura era no confundir a la ciudadanía con acuerdos, e incluso el Presidente Gabriel Boric había reiterado que estas modificaciones debían explicitarse y acordarse post plebiscito.

El mandatario sorprendió a casi todos, y principalmente a Apruebo Dignidad. “No solamente los llamo, sino que los insto”, dijo el jefe de estado, al contestar la pregunta sobre la posibilidad de que se llegue a un acuerdo previo al referéndum.

Como sea, un amplio sector se cuadró con La Moneda. El diputado de Convergencia Social Gonzalo Winter indicó que hay ciertos temas que pueden ser reformados, y la diputada RD Catalina Pérez dijo que es necesario entregar certezas a la ciudadanía.

Ahora bien, hay quienes no están contentos con este llamado. Por ejemplo, en el PC aseguran que no es el momento para explicitar reformas, ya que podría efectivamente generar una confusión en la ciudadanía.

Así lo aseguró el diputado PC Matías Ramírez. El presidente de Comunes Marcos Velarde en tanto, dijo que si se tratan de temas para satisfacer voluntades políticas y no ciudadanos, el camino debe abrirse post plebiscito.

En socialismo Democrático lo tomaron como una buena noticia. Paulina Vodanovic, presidente del PS, propuso -en conversación con los micrófonos de La Radio- un plazo de 15 días para poder alcanzar un acuerdo en esta materia.

El Gobierno abogó porque se alcancen “mínimos comunes” a través de las propuestas que canalizará la Secretaría General de la Presidencia.

Así lo planteó ayer en el Congreso, el ministro de esa cartera Giorgio Jackson.

El presidente de la Cámara Raúl Soto sostuvo que a su juicio, el mejor camino es la prudencia, y que el timón lo tomen los comandos y los partidos.

    visitas

Discrepancias generó en Apruebo Dignidad, el llamado que realizó el presidente Gabriel Boric a lograr acuerdos antes del plebiscito, para mejorar o precisar elementos de la nueva Constitución, si ésta es aprobada el 4 de septiembre.

Un sector de la coalición se resistió, señalando que anticipar eventuales modificaciones podría confundir a la ciudadanía.

El Gobierno, en tanto, abogó porque se alcancen mínimos comunes, a través de las propuestas que canalizará el Ministerio Secretaría General de la Presidencia.

Un mes y un día. Esa es la cuenta regresiva para la jornada que muchos esperan: el plebiscito que definirá muchas cosas en el país, en caso de ganar cualquiera de las dos opciones, tanto el Apruebo como el Rechazo.

El texto contiene 388 artículos y algunos de ellos no convencen a todos los adherentes por el apruebo, estamos hablando de Socialismo Democrático. Este sector apunta -en el proceso de campaña- a convencer a los indecisos, y la tesis es que el texto puede ser perfeccionado más adelante por el Congreso.

En ese sentido, y para entregar certezas, se planteó la idea de anticipar qué reformas se pueden hacer al proyecto constitucional.

Hace algunas semanas, el Gobierno señaló que la postura era no confundir a la ciudadanía con acuerdos, e incluso el Presidente Gabriel Boric había reiterado que estas modificaciones debían explicitarse y acordarse post plebiscito.

El mandatario sorprendió a casi todos, y principalmente a Apruebo Dignidad. “No solamente los llamo, sino que los insto”, dijo el jefe de estado, al contestar la pregunta sobre la posibilidad de que se llegue a un acuerdo previo al referéndum.

Como sea, un amplio sector se cuadró con La Moneda. El diputado de Convergencia Social Gonzalo Winter indicó que hay ciertos temas que pueden ser reformados, y la diputada RD Catalina Pérez dijo que es necesario entregar certezas a la ciudadanía.

Ahora bien, hay quienes no están contentos con este llamado. Por ejemplo, en el PC aseguran que no es el momento para explicitar reformas, ya que podría efectivamente generar una confusión en la ciudadanía.

Así lo aseguró el diputado PC Matías Ramírez. El presidente de Comunes Marcos Velarde en tanto, dijo que si se tratan de temas para satisfacer voluntades políticas y no ciudadanos, el camino debe abrirse post plebiscito.

En socialismo Democrático lo tomaron como una buena noticia. Paulina Vodanovic, presidente del PS, propuso -en conversación con los micrófonos de La Radio- un plazo de 15 días para poder alcanzar un acuerdo en esta materia.

El Gobierno abogó porque se alcancen “mínimos comunes” a través de las propuestas que canalizará la Secretaría General de la Presidencia.

Así lo planteó ayer en el Congreso, el ministro de esa cartera Giorgio Jackson.

El presidente de la Cámara Raúl Soto sostuvo que a su juicio, el mejor camino es la prudencia, y que el timón lo tomen los comandos y los partidos.

comentarios