Se rechazó la Acusación Constitucional contra el presidente Sebastián Piñera

visitas

Foto: AGENCIA UNO

En votaciones separadas, y con el voto en contra en uno de los capítulos de los senadores de la Democracia Cristiana, Francisco Huenchumilla y Ximena Rincón, el Senado rechazó la Acusación Constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera.

La terna de diputados que presentó la acusación, advirtió que el mandatario safó por el súper quórum del Senado, e incluso no descartaron estudiar acciones legales contra Piñera.

En el oficialismo, valoraron que primara el sentido común, y el gobierno advirtió que en este juicio político se abrió una puerta peligrosa para quien asumo como próximo líder político del país.

Desde que a mediados de octubre, un grupo de diputados de oposición discutía acusar constitucionalmente a Sebastián Piñera, el obstáculo final siempre fue el mismo: Los 29 votos que necesitaban en el Senado para destituir al mandatario, y que no pudieron conseguir.

Antes hubo una intervención de 15 horas del diputado del Partido Socialista, Jaime Naranjo, y el ingreso por una puerta lateral del diputado DC, Jorge Sabag, con un resultado de test PCR pendiente.

La terna de diputados que presentó la acusación ante el Senado, salió de la cámara alta tras el rechazo matemático que confirmó el voto en contra de la senadora UDI, Luz Ebersperger, anunciando que esto, no se ha terminado.

La diputada de Convergencia Social, Gael Yeomans, acompañada de los diputados Leonardo Soto y Gabriel Silber, del PS y la DC respectivamente, dijo que no descartan buscar que Sebastián Piñera enfrente por la vía judicial, la justicia.

Después del receso de la tarde, el senador de la Democracia Cristiana, Francisco Huenchumilla, reconoció a los medios que estaba pensando en rechazar el segundo capítulo del libelo, y así lo hizo.

Este camino, abrió la posibilidad de destrabar un debate que la oposición mantuvo toda la jornada: La posible abstención de la Presidenta del Senado, la senadora Ximena Rincón.

El bloque en la cámara alta, ya tenía asumido que se rechazaría el juicio político, y que no habrían cinco senadores de oficialismo disponibles para destituir a Sebastián Piñera, pero al menos, debían alcanzar la unanimidad.

En el último voto de la noche, en una decisión que se mantuvo en suspenso hasta el final, Rincón dijo respaldar la decisión de Huenchumilla, y aprobó solo uno de los dos capítulos, rechazando la argumentación del daño al honor de la patria.

En el oficialismo, reconocen molestia por la cantidad de tiempo que se usó en este libelo en cerca de un mes, y criticaron como se está usando políticamente el instrumento, para fines electorales.

El jefe de bancada de la UDI en el Senado, Juan Antonio Coloma, fue el primer oficialista en salir del hemiciclo y reconocer un grado de alivio, porque primó el sentido común.

Sin embargo, Coloma lanzó un ataque contra la oposición, apuntando que solo en el segundo período de Sebastián Piñera, presentaron 10 acusaciones constitucionales.

El gobierno cerró la extensa jornada. Con un ánimo entre confiado y molesto, el ministro de la SEGPRES, Juan José Ossa, enumeró todas las críticas que ha planteado durante todo este proceso.

El documento escrito con prisa para que dieran los tiempos, la intervención de Jaime Naranjo, las supuestas presiones que acusa, le consta recibieron parlamentarios de oposición en ambas cámaras para votar a favor, y hasta recordó que aún no sabe por qué un diputado del Partido Socialista, conoció antecedentes de la apertura de investigación por oficio contra Sebastián Piñera.

Ossa, le deseó al próximo Presidente de Chile, que tenga al menos un tercio en el Congreso Nacional, porque según, lo hecho este mes, abre una puerta peligrosa.

Así se cierra un trámite político que para la oposición, dio pasos históricos sin importar el resultado final, pero para la centro derecha, representa un síntoma de muchos de los males que aquejan a la política actual.

Gabriel Silber, Jorge Pizarro, Alvaro Elizalde y Alejandro Navarro, fueron solo algunas de las voces que recordaron que este martes, la mayoría absoluta del Senado de la República optó por destituir a Sebastián Piñera, y que solo un super quórum, lo evitó.

Para el gobierno, queda la última conversación entre Juan José Ossa y Sebastián Piñera por teléfono, tras la votación final: El ministro asegura que el mandatario le comunicó tranquilidad, valoración de la decisión del Senado, agradecimiento a su equipo, y la reflexión política de que este tipo de situaciones, no se pueden seguir dando.

    visitas

Foto: AGENCIA UNO

En votaciones separadas, y con el voto en contra en uno de los capítulos de los senadores de la Democracia Cristiana, Francisco Huenchumilla y Ximena Rincón, el Senado rechazó la Acusación Constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera.

La terna de diputados que presentó la acusación, advirtió que el mandatario safó por el súper quórum del Senado, e incluso no descartaron estudiar acciones legales contra Piñera.

En el oficialismo, valoraron que primara el sentido común, y el gobierno advirtió que en este juicio político se abrió una puerta peligrosa para quien asumo como próximo líder político del país.

Desde que a mediados de octubre, un grupo de diputados de oposición discutía acusar constitucionalmente a Sebastián Piñera, el obstáculo final siempre fue el mismo: Los 29 votos que necesitaban en el Senado para destituir al mandatario, y que no pudieron conseguir.

Antes hubo una intervención de 15 horas del diputado del Partido Socialista, Jaime Naranjo, y el ingreso por una puerta lateral del diputado DC, Jorge Sabag, con un resultado de test PCR pendiente.

La terna de diputados que presentó la acusación ante el Senado, salió de la cámara alta tras el rechazo matemático que confirmó el voto en contra de la senadora UDI, Luz Ebersperger, anunciando que esto, no se ha terminado.

La diputada de Convergencia Social, Gael Yeomans, acompañada de los diputados Leonardo Soto y Gabriel Silber, del PS y la DC respectivamente, dijo que no descartan buscar que Sebastián Piñera enfrente por la vía judicial, la justicia.

Después del receso de la tarde, el senador de la Democracia Cristiana, Francisco Huenchumilla, reconoció a los medios que estaba pensando en rechazar el segundo capítulo del libelo, y así lo hizo.

Este camino, abrió la posibilidad de destrabar un debate que la oposición mantuvo toda la jornada: La posible abstención de la Presidenta del Senado, la senadora Ximena Rincón.

El bloque en la cámara alta, ya tenía asumido que se rechazaría el juicio político, y que no habrían cinco senadores de oficialismo disponibles para destituir a Sebastián Piñera, pero al menos, debían alcanzar la unanimidad.

En el último voto de la noche, en una decisión que se mantuvo en suspenso hasta el final, Rincón dijo respaldar la decisión de Huenchumilla, y aprobó solo uno de los dos capítulos, rechazando la argumentación del daño al honor de la patria.

En el oficialismo, reconocen molestia por la cantidad de tiempo que se usó en este libelo en cerca de un mes, y criticaron como se está usando políticamente el instrumento, para fines electorales.

El jefe de bancada de la UDI en el Senado, Juan Antonio Coloma, fue el primer oficialista en salir del hemiciclo y reconocer un grado de alivio, porque primó el sentido común.

Sin embargo, Coloma lanzó un ataque contra la oposición, apuntando que solo en el segundo período de Sebastián Piñera, presentaron 10 acusaciones constitucionales.

El gobierno cerró la extensa jornada. Con un ánimo entre confiado y molesto, el ministro de la SEGPRES, Juan José Ossa, enumeró todas las críticas que ha planteado durante todo este proceso.

El documento escrito con prisa para que dieran los tiempos, la intervención de Jaime Naranjo, las supuestas presiones que acusa, le consta recibieron parlamentarios de oposición en ambas cámaras para votar a favor, y hasta recordó que aún no sabe por qué un diputado del Partido Socialista, conoció antecedentes de la apertura de investigación por oficio contra Sebastián Piñera.

Ossa, le deseó al próximo Presidente de Chile, que tenga al menos un tercio en el Congreso Nacional, porque según, lo hecho este mes, abre una puerta peligrosa.

Así se cierra un trámite político que para la oposición, dio pasos históricos sin importar el resultado final, pero para la centro derecha, representa un síntoma de muchos de los males que aquejan a la política actual.

Gabriel Silber, Jorge Pizarro, Alvaro Elizalde y Alejandro Navarro, fueron solo algunas de las voces que recordaron que este martes, la mayoría absoluta del Senado de la República optó por destituir a Sebastián Piñera, y que solo un super quórum, lo evitó.

Para el gobierno, queda la última conversación entre Juan José Ossa y Sebastián Piñera por teléfono, tras la votación final: El ministro asegura que el mandatario le comunicó tranquilidad, valoración de la decisión del Senado, agradecimiento a su equipo, y la reflexión política de que este tipo de situaciones, no se pueden seguir dando.

comentarios