El gobierno responsabilizó al Congreso de presiones inflacionarias que derivaron en alza histórica

visitas

Se ha generado toda una discusión respecto al alza histórica de la Tasa de Política Monetaria que conocimos esta semana, el mercado todavía está internalizando los efectos de estos 125 puntos base.

Detrás de este ajuste hay una preocupación por la inflación que es más urgente, incluso proyectando que el indicador llegue a 6% en diciembre.

2,75% es la tasa de interés rectora, que supera ya los niveles en que estaba en agosto del 2019.

Dentro de los analistas hay un respaldo a esta acción por parte del Banco Central, se considera que es una medida abrupta pero justificada ante las presiones inflacionarias. Sin embargo, desde ya se advierten los impactos negativos que esto genera sobre el crédito.

Dentro de los analistas también está instalado este debate respecto a la pertinencia o la justificación de hacer este ajuste. Algunos dicen que la inflación es transitoria o responde a factores externos, no tanto de consumo o de incertidumbre como dice el instituto emisor.

Otro punto que llamó la atención ayer, y que grafica el escenario de desequilibrio que describe el Banco Central es lo que ocurre con el precio del dólar. La divisa norteamericana cerró en 820 pesos.

Esto, pese a que el alza de tasas es una señal que debería dar tranquilidad, además de que el instituto emisor suspendió la compra de dólares diaria que mantenía hace ya bastantes meses.

No solo eso, el precio del cobre viene fortalecido hace bastante tiempo, sobre los cuatro dólares y si bien ha estado volátil tuvo buena semana.

    visitas

Se ha generado toda una discusión respecto al alza histórica de la Tasa de Política Monetaria que conocimos esta semana, el mercado todavía está internalizando los efectos de estos 125 puntos base.

Detrás de este ajuste hay una preocupación por la inflación que es más urgente, incluso proyectando que el indicador llegue a 6% en diciembre.

2,75% es la tasa de interés rectora, que supera ya los niveles en que estaba en agosto del 2019.

Dentro de los analistas hay un respaldo a esta acción por parte del Banco Central, se considera que es una medida abrupta pero justificada ante las presiones inflacionarias. Sin embargo, desde ya se advierten los impactos negativos que esto genera sobre el crédito.

Dentro de los analistas también está instalado este debate respecto a la pertinencia o la justificación de hacer este ajuste. Algunos dicen que la inflación es transitoria o responde a factores externos, no tanto de consumo o de incertidumbre como dice el instituto emisor.

Otro punto que llamó la atención ayer, y que grafica el escenario de desequilibrio que describe el Banco Central es lo que ocurre con el precio del dólar. La divisa norteamericana cerró en 820 pesos.

Esto, pese a que el alza de tasas es una señal que debería dar tranquilidad, además de que el instituto emisor suspendió la compra de dólares diaria que mantenía hace ya bastantes meses.

No solo eso, el precio del cobre viene fortalecido hace bastante tiempo, sobre los cuatro dólares y si bien ha estado volátil tuvo buena semana.

comentarios