visitas

Las mil y una historias del manicero chileno que salvó el refrigerador de Trump "a puro rinso"

El Conejo Martínez se reinventó con el mote con huesillo y los churros[/caption]El manicero más famoso del mundo es chileno. Se llama Luis “Conejo” Martínez y conquistó hace algunos años las calles de Nueva York con sus deliciosos productos.

Pero la vida no le ha sido fácil. De hecho, todo su imperio cayó y tuvo que reinventarse. Hoy recupera fuerzas nuevamente en Chile, donde amplió su negocio al mote con huesillo, los completos y hasta churros con su nueva marca “By Conejo”. 

Toda esta historia se la contó a Fernando González en un nuevo capítulo de “En el Set”, llenando de anécdotas el diálogo con la simpatía que le caracteriza. 

captura-de-pantalla-2019-04-18-a-las-09-55-11

Por ejemplo, cuando se vinculó nada menos que al actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Tras dejar el hipódromo -allí empezó a ganar sus primeros pesos- llegó a trabajar a las “Trumps Towers”, donde en una oportunidad tuvo que limpiar el refrigerador de una secretaria del multimillonario “a puro rinso” en una tina luego de una fiesta “desbordada” de unos chinos.

Otro de los nexos es el actual abogado de Trump, Rudolph Giuliani, que cuando fue alcalde de Nueva York le dio dos permisos de por vida a Martínez.

El imperdible diálogo con el conejo también recorre sus inicios como salvavidas, su magnetismo por los dólares y la historia de amor con Kerry, la que terminó con tres hijos, uno de ellos en conocido por la Teletón. 

comentarios