Carmen García Palma descifra a sus misteriosas mujeres de "María y el Fuego"

visitas

Gracias a un profesor conoció, por ejemplo, la poesía de Rodrigo Lira. Y poesía es lo primero que publicó Carmen García Palma. Ya ha publicado tres volúmenes: “La Insistencia” (2004), “Gotas sobre loza Fría” (2011) y “Máquina para hablar con los muertos” (2016).

En 2018 incursionó en la narrativa con su primera novela “Las Oscurecidas”.

Y ahora aparece con otro formato, el cuento, con “María y el Fuego” (Neón Ediciones), que incluye diez inquietantes relatos que se mezclan lo cotidiano con lo fantástico.

Para conversar de ellos estuvo con Ana Josefa Silva y Marco Antonio de la Parra en el programa “Del Fin del Mundo”, de TV BioBio.

En su vida de lectora reconoce las influencias de Horacio Quiroga, la poesía de García Lorca y también de Leonora Carrington, por su obra visual.

Admira a Natalia Ginzburg, Alejandra Pizarnik, Mariana Enríquez, María José Ferrada, Carolina Braun, María Paz Rodríguez (editora del libro), Elena Ferrante y Alvaro Bisama, quien, en la contratapa de “María y el Fuego” describe cómo sus cuentos indagan “en la oscuridad profunda de sus protagonistas, poniendo en escena el constante extrañamiento con el que se mueven por el mundo”.

La pintura, el cine, las series tampoco le son ajenas.

De hecho, “María y el Fuego” abre con un prólogo de uno de los textos de Werner Herzog.

Tiene ya tres proyectos en mente: un libro de poesía, ya “casi listo”; uno de cuentos; y la idea de una novela.

    visitas

Gracias a un profesor conoció, por ejemplo, la poesía de Rodrigo Lira. Y poesía es lo primero que publicó Carmen García Palma. Ya ha publicado tres volúmenes: “La Insistencia” (2004), “Gotas sobre loza Fría” (2011) y “Máquina para hablar con los muertos” (2016).

En 2018 incursionó en la narrativa con su primera novela “Las Oscurecidas”.

Y ahora aparece con otro formato, el cuento, con “María y el Fuego” (Neón Ediciones), que incluye diez inquietantes relatos que se mezclan lo cotidiano con lo fantástico.

Para conversar de ellos estuvo con Ana Josefa Silva y Marco Antonio de la Parra en el programa “Del Fin del Mundo”, de TV BioBio.

En su vida de lectora reconoce las influencias de Horacio Quiroga, la poesía de García Lorca y también de Leonora Carrington, por su obra visual.

Admira a Natalia Ginzburg, Alejandra Pizarnik, Mariana Enríquez, María José Ferrada, Carolina Braun, María Paz Rodríguez (editora del libro), Elena Ferrante y Alvaro Bisama, quien, en la contratapa de “María y el Fuego” describe cómo sus cuentos indagan “en la oscuridad profunda de sus protagonistas, poniendo en escena el constante extrañamiento con el que se mueven por el mundo”.

La pintura, el cine, las series tampoco le son ajenas.

De hecho, “María y el Fuego” abre con un prólogo de uno de los textos de Werner Herzog.

Tiene ya tres proyectos en mente: un libro de poesía, ya “casi listo”; uno de cuentos; y la idea de una novela.

comentarios