Rodrigo Hasbún comenta su novela "Los Años Invisibles"

visitas

La literatura boliviana está teniendo un momento luminoso. Uno de sus representantes es Rodrigo Hasbún (Cochabamba, 1981), asiduo visitante de Chile, donde tiene familiares directos.

Desde Houston, donde reside, Rodrigo conversó en “Del Fin del Mundo”, de TV Biobio, con Ana Josefa Silva, Marco Antonio de la Parra y María José Navia sobre su reciente novela: “Los Años Invisibles” (Random House).

Los “años” de los que hablan sus personajes son “esos que que nos han marcado”, la adolescencia, ene este caso, la de un grupo de jóvenes en Cochabamba. Y lo que viene luego.

En su conversación, el autor destacó la importancia de lo que denomina la literatura indie: “el movimiento editorial independiente ha sido decisivo”.

Y es muy claro para señalar sus influencias. Para él, dos escritores han sido fundamentales. Uno es Coetzee: “su retrato de Sudáfrica me resulta cercano a Bolivia”.

“Otro que me sacudió fue Bolaño (“Los detectives salvajes”, “2666”, los cuentos). Lo sentía muy accesible, sentía que me hablaba de mi juventud”. “Natalia Ginzburg llega después”, agrega.

El cine iraní le interesa en general, y en particular, Abbas Kariostami.
También el de Taiwan y el indie.

    visitas

La literatura boliviana está teniendo un momento luminoso. Uno de sus representantes es Rodrigo Hasbún (Cochabamba, 1981), asiduo visitante de Chile, donde tiene familiares directos.

Desde Houston, donde reside, Rodrigo conversó en “Del Fin del Mundo”, de TV Biobio, con Ana Josefa Silva, Marco Antonio de la Parra y María José Navia sobre su reciente novela: “Los Años Invisibles” (Random House).

Los “años” de los que hablan sus personajes son “esos que que nos han marcado”, la adolescencia, ene este caso, la de un grupo de jóvenes en Cochabamba. Y lo que viene luego.

En su conversación, el autor destacó la importancia de lo que denomina la literatura indie: “el movimiento editorial independiente ha sido decisivo”.

Y es muy claro para señalar sus influencias. Para él, dos escritores han sido fundamentales. Uno es Coetzee: “su retrato de Sudáfrica me resulta cercano a Bolivia”.

“Otro que me sacudió fue Bolaño (“Los detectives salvajes”, “2666”, los cuentos). Lo sentía muy accesible, sentía que me hablaba de mi juventud”. “Natalia Ginzburg llega después”, agrega.

El cine iraní le interesa en general, y en particular, Abbas Kariostami.
También el de Taiwan y el indie.

comentarios