temas del día

Tecnología


Pokémon GO casi fue chileno: porteño ideó prototipo del juego cuando estudiaba en 2008

Patricia Acuña | Agencia Meow
Publicado por
Envíanos tu corrección

Pocas horas bastaron para que Pokémon GO se convirtiera en la aplicación para móviles más exitosa de la semana en gran parte del orbe. Su lanzamiento revolucionó a millones de fanáticos de la franquicia, pese a que solo se encuentra disponible de manera oficial en Japón y Australia.

Si bien los usuarios del resto del mundo -incluyendo Chile- pudieron jugar algunas horas descargando el archivo de instalación, el bloqueo de Pokémon GO para impedir que se jugara fuera de los países contemplados inicialmente frustró a usuarios.

Muchas historias matizaron esta experiencia, como la del grupo de jóvenes que despertó las sospechas de Carabineros en Quilpué mientras jugaban.

Pero quizás el relato que más ha llamado la atención es el de Pablo Mera, ingeniero civil informático chileno que reside actualmente en Bangalore, India.

Hace ocho años, mientras cursaba estudios en la Universidad Técnica Federico Santa María, en Valparaíso, desarrolló el prototipo de un juego que comparte muchas características con la aplicación de Nintendo.

Por largo tiempo se esforzó en concretar la idea y vender el proyecto a las grandes empresas desarrolladoras de videojuegos. Sin embargo, diversas circunstancias impidieron que la gestión rindiera frutos.

Y si bien admitió haberse frustrado por no materializar su sueño, admitió a BioBioChile que su crecimiento profesional ha sido más que satisfactorio. “Mi jefe ahora es el creador de Farmville, Mark Skaggs. Así que tan mal no me ha ido en la vida“, afirmó.

Pablo Mera es ingeniero civil informático de la Universidad Técnica Santa María de Valparaíso. Junto a sus compañeros formó la empresa Mazorca Studios, creando juegos para publicidad. Posteriormente participó en la conformación de IguanaBee, que continúa funcionando hasta hoy.
Luego de dejar IguanaBee en 2013, fue contratado en DeNA (empresa japonesa que tiene un estudio en Santiago). A comienzos de 2016 es contratado en Moonfrog Labs y vive en Bangalore, India.

Su historia puedes leerla a continuación.

Los que me conocen desde hace años sabrán que Pokémon GO no es novedad para mí. Es una idea que traté, junto a mis ex-compañeros de la UTFSM y socios de IguanaBee, de realizar y vender por AÑOS antes de rendirme y decidir que no iba a pasar. A continuación, la historia desclasificada del Pokémon GO Chilensis que pudo ser: Una historia sobre sueños, batallas, PlayStation y un francés de 2 metros en falda escocesa.

Por el año 2008, con algunos compañeros de la UTFSM habíamos decidido que queríamos hacer videojuegos y pedimos (¡rogamos, lloramos, exigimos!) a Informática que hiciese algún ramo al respecto. El ramo se hizo realidad, pero en toda honestidad era más fome que partida de ajedrez por radio. El profesor había hecho muchos juegos para celulares (Feature Phones… los Smartphones no existían, queridos jovenzuelos), pero era súper fomeque para explicar. En una de las clases teníamos que vender la pomá sobre un juego, y un compañero alzó la voz para explicar su idea: “escondemos códigos QR en un mall y cuando la gente los escanea ¡les sale un Pokémon!”.

La idea no era mala, pero tenía un montón de problemas técnicos y de logística, y como que nadie lo pescó. Pero con mi ex-socio tomamos la idea y dijimos: “¿Y si mapeamos el mundo del juego a la ciudad? ¿Y si los Pokémones de agua aparecen sólo en la Avenida Perú? ¡¿Y si los Pokémones legendarios sólo aparecen a ciertas horas del día, por muy poco tiempo?! ¡¿Y SI ESTO ES EL PRÓXIMO HIT MUNDIAL?!”.

¡La cabeza nos daba vuelta con posibilidades!

En la segunda mitad del 2008 tomé otra clase con un profe muy, muy seco… pero que lamentablemente es medio volado y despreocupado. Sin más, decir que para mi defensa de título él era uno de dos profes en la comisión: 5 minutos antes avisó que estaba EN OTRA CIUDAD y que se había olvidado por completo. Su ramo consistía en contarle en AGOSTO sobre un proyecto que quisiéramos hacer y él lo revisaría en NOVIEMBRE. La nota la terminó entregando en ABRIL de 2009. Mi proyecto fue GPSmon (ORIGINALIDAD OVER 9000!), el famoso “Pokémon + GPS”.

El prototipo lo desarrollé en J2ME calcando las peleas del juego original de GameBoy y mapeando ciertas áreas de Viña del Mar para entregar ya sea a Pikachu, Charmander, Bulbasaur o a un profe de Física que tenía cara de Weezing… Y eso fue. La weá funcionaba. Podías caminar por Viña y encontrarte Pokémones, pelear contra ellos y capturarlos. Era hermoso y desconocido, y por lo que yo sabía nadie había hecho algo parecido en el mundo mundial. No tienen idea la emoción que sentí sentado en las rocas de la Avenida Perú cuando prendí el juego por primera vez, puse “Pelear” y luego de un loading en que el GPS hacía su pega me apareció Pikachu como enemigo.

Al año siguiente comenzamos con mis compañeros a formar nuestra primera empresa de videojuegos, ¡Mazorca Studios! 😀 No quisimos hacer esta idea entonces porque nadie, y es que NADIE tenía GPS; ¡menos plan de datos! Lo que sí hicimos en ese tiempo fue comunicarnos con PlayStation y decirles que queríamos hacer juegos para sus plataformas, así que que por favor nos mandaran sus kits de desarrollo y rapidito. Una PS3 y una PSP nos bastarían, aunque dos de cada una no estaría mal. La tapa yo creo que se escuchó hasta Japón, pero nos dijeron que no nos rindiéramos y que armáramos portafolio para un par de años más.

Para tratar de avanzar el tema del GPSmon le entregamos la idea a un equipo más joven que necesitaba un proyecto para un ramo importante (la famosa Feria de Software de la Santa María). Ellos le hicieron algunos cambios temáticos y renombraron al juego como CIUDAD OCULTA, haciéndolo más darks y menos pokemans.

Esa versión estuvo bien, pero no avanzó demasiado la tecnología con que había prototipado la primera vez. Así que los Pokémones se fueron a dormir mientras los socios nos titulábamos de la U y Mazorca Studios se ganaba un nombre haciendo un juego para Rexona (chicos, los sueños de hacer videojuegos sobre desodorantes SÍ SE HACEN REALIDAD) y otro para Chocapic (en que aprendí que el nombre del perro Chocapic es PICO… y no, no es broma). Este portafolio eventualmente nos consiguió financiamiento y formamos otra empresa llamada IguanaBee.

En 2011, ya con más experiencia haciendo juegos en el cuerpo y una tecnología que avanzaba a pasos agigantados (sí, jovenzuelo, a esta altura ya existían los Smartphones y no viajábamos más en Troncomóvil), en IguanaBee decidimos retomar Ciudad Oculta. Esta vez el esfuerzo era mucho, MUCHO más profesional, con propuesta artística y diferencias en mecánicas para tratar de generar nuestro propio juego, no sólo un Pokémon con gimmick. Trabajamos con un montón de gente genial y eventualmente le bajamos lo darks y lo volvimos más pokemans de nuevo. El nuevo juego se llamaba BREACHERS, y hasta hicimos un lindo teaser para explicarlo, pero no avanzamos el prototipo demasiado por sacar otros proyectos adelante.

A comienzos de 2012 ¡fuimos con un grupo de otras empresas chilenas a la Game Developers Conference en San Francisco! Y, por supuesto, mostramos el teaser de Breachers en las pantallas de nuestro stand. Le explicamos la idea a la gente. Perseguimos inversionistas para venderles la pomá… demás decir que todos nos miraron con cara rara. Nadie podía IMAGINAR que algo así pudiese funcionar. Que la gente se levantaría del sillón para ir a buscar monitos virtuales a la calle.

En uno de esos días explicando nuestros proyectos en el stand, veo a un tipo de 2 metros, bastante robusto y vistiendo una falda escocesa mostrando todas las piernas (para los que quieren hacer videojuegos: hay un día de la GDC en que mucha gente va vestida con falda escocesa… ese día NO era). Lo intercepto y el loco queda fascinado. Alaba todo lo que ve. Hace preguntas de todo tipo. Me pasa su tarjeta: ¡es el encargado de nuevas Propiedades Intelectuales de Ubisoft! Me dice que le mande un correo apenas termine la conferencia. Siento que la hicimos, que al fin la vamos a romper… pero nunca responde los correos. Los videojuegos, como todo, son así.

En esa misma semana nos juntamos de nuevo con la gente de PlayStation. Les encanta nuestro avance. ¡Les gusta Breachers! Quieren vernos en su conferencia privada en México a mediados de año y ponernos a conversar con sus estudios internos. Poco antes del viaje nos dicen que Hideo Kojima (maestro) va a estar ahí, así que gritamos como colegialas (y sí, nos firmó autógrafos, nos tomamos fotos y me tomé un copete con él mientras conversábamos de la vida).

Pablo Mera | Hideo Kojima

Y nos fuimos a México, a conversar con los estudios de PlayStation. El de Santa Mónica (God of War) tiene una emergencia y se va, pero los de Foster City (Uncharted, Sly Cooper) se ven súper interesados. Les encanta nuestra idea de Pokémon + GPS, pero tienen dudas: Ingress (el primer juego de los de Pokémon GO) no tiene buenos números y la gente no parece mover el poto por él. GPS y datos móviles aún no son ultra-masivos. Tienen cero expectativa de que la gente se levante del sillón.

Quieren hacer un juego con nosotros, pero no quieren partir con Breachers. Le tienen un poco de julepe. Eventualmente IguanaBee lanzaría un juego totalmente distinto para PSVita financiado por PlayStation después que yo dejé la empresa. GPSmon era uno de mis dos proyectos favoritos, y no enfocarnos en él fue uno de muchos factores por los que dejé IguanaBee.

Después de eso la idea murió. Esa emoción que sentí cuando me apareció un Pikachu en las rocas de Avenida Perú en Viña del Mar el año 2008… Pensé que nadie más sentiría eso. Pensé que la gente nunca caminaría de más por un personaje nuevo. Pensé que a alguien más se le tendría que ocurrir. Pensé que alguien más se tendría que arriesgar.

Nunca pensé que ese alguien fuese el mismo Nintendo.

Me frustra un poco haber perdido la oportunidad de ser el primero en sacar esto adelante, en hacer el Pokémon GO Chilensis AÑOS atrás. Pero por otro lado quiero ver cómo le va. Quiero ver si los problemas que predijimos surgen en este diseño. Quiero ver si la gente efectivamente es tan floja como todos con quienes hablamos sospecharon. Quiero ver si es el primer éxito real en juegos de geolocalización, tal vez abriendo el mercado para otros juegos que diseñamos a partir de GPSmon/Ciudad Oculta/Breachers. Quiero poder jugarlo, pero donde vivo (India) está tan bloqueado como en Chile. :p

Y ésa es la historia. No sé si sea muy fome o muy larga o a lo mejor está bien, pero me la tenía que sacar de encima.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados