Sociedad


El preso más guapo del mundo: de convicto a millonario

Jeremy Meeks, el preso más guapo del mundo
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El poder de las redes sociales puede llegar a ser impresionante. Esto muy bien lo sabe Jeremy Meeks, mejor conocido como el preso más guapo del mundo. El hombre pasó de una foto policial a convertirse en uno de los modelos millonarios del momento, rodeado de lujos y mujeres… y todo gracias a su look.

Su historia pública comienza a mediados del 2014, luego de ser detenido por atraco a mano armada y condenado a 27 meses de cárcel. Tras esto, su imagen fue publicada en la página de Facebook del Departamento de Policía de Stockton, California, desde donde se viralizó obteniendo miles de comentarios y fama internacional.

Pero esta no era la primera vez que el joven de 33 años se metía en problemas. Ya en 2002, Meeks había sido condenado por robo y lesiones contra un menor de 16 años, a quien asaltó violentamente. Este delito le costó nueve años en prisión, donde se unió a la pandilla North Side Gangster Crips, según consignó hace un tiempo el portal TMZ.

Tras cumplir su sentencia, Meeks se mudó al área de Spokane en Washington, pero en 2011 nuevamente enfrentó problemas con la policía. El hombre fue acusado de robo de identidad y resistirse al arresto tras intentar robar una tienda de artículos deportivos.

TMZ
TMZ

Su segunda oportunidad

Por su último delito fue condenado a 27 meses y una fianza de 900 mil dólares, equivalentes a unos 570 millones de pesos chilenos. Pero eso no fue impedimento para que su nueva fama avanzara a pasos agigantados.

Según consigna el diario inglés The Sun, Gina Rodríguez, una representante especialista en tabloide y telerrealidad, lo buscó para llevar su futura carrera, lo que le permitió negociar contratos aún mientras estaba tras las rejas.

Gracias a ello, apenas terminó su sentencia en marzo de 2016 anunció que se uniría a la agencia White Cross Management. “Quiero agradecerle a mi familia y a todo el mundo por todo el amor, apoyo y oraciones. Estoy abrumado y agradecido por todo lo que viene a continuación. Estoy listo” escribió en redes sociales Meeks en esa oportunidad.

Meses después, para ser exactos en febrero de este año, debutó en la pasarela del diseñador alemán Philipp Plein, quien realizó su show en la Semana de la moda de Nueva York en la Librería Pública de la ciudad, y a la que acudieron celebridades como Madonna y Kylie Jenner.

Los desfiles continuaron para él. En junio de 2017, participó en Milan Fashion Week, donde trabajó nuevamente para Plein. En tanto, en agosto de este año, debutó una campaña para la marca de lentes sol israeli “Carolina Lemke”, donde una de sus dueñas es la supermodelo Bar Rafaeli

 Monica Schipper | Getty Images for New York Fashion Week | AFP
Monica Schipper | Getty Images for New York Fashion Week | AFP

Su nuevo amor

El ahora modelo estuvo casado durante ocho años con Melissa Meeks, con quien tuvo un hijo. Sin embargo, su matrimonio se disolvió este año luego que fuera descubierto teniendo un romance con Chloe Green, heredera del imperio Topshop.

En junio pasado, el hombre fue paparazzeado besando a Green en un yate y desde entonces no se separaron más.

A principio de agosto, Melissa y Jeremy firmaron el divorcio alegando “diferencias irreconciliables” y pidiendo la custodia compartida de su hijo de siete años, Jeremy Meeks Jr.

Pero no todo fue calma durante el divorcio, ya que una dolida Melissa decidió hablar con la prensa y culpó a Chloe del quiebre. “Sé que los dos son responsables, pero ella sabía que él estaba casado. Para mí eso es imperdonable. Mi mundo se destruyó por esto. ¿Qué le digo a nuestro hijo? Tengo el corazón roto”, aseguró la mujer al diario ingles Daily Mail.

❤️ @jmeeksofficial Dress #TopshopLFW in store now Hair @glennellishair Make up @robrumseyca Suit #Topman

A post shared by Chloe green (@chloegreen5) on

De la calle al glamour

Pero no sólo su vida amorosa cambió, sino que también su forma de vivir. Atrás quedaron los pequeños departamentos o automóviles baratos, Jeremy hoy vive en una gran mansión con habitaciones suficientes para tener a toda a su familia.

A través de Instagram presume sus lujos, incluyendo un viaje a la paradisíaca Bodrum, uno de los destinos para la alta sociedad de Turquía, donde posó en un yate de lujo.

God is good

A post shared by JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) on

En otras imágenes de la red social, en la que cuenta con 1,5 millones de seguidores, se le ve compartiendo con figuras como Nicky Minaj y John Stalin, olvidando para siempre su pasado delictivo y la pobreza que tuvo que enfrentar en su niñez.

All things are possible !!! #bodrum #turkey #boatlife

A post shared by JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) on

Amazing time at @amfar with @nickiminaj @philippplein78 @alecmonopoly

A post shared by JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) on

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados