Sociedad


6 silenciosas señales de que necesitas de un día libre por salud mental

Pixabay
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La historia de Madalyn Parker se volvió viral hace algunas semanas, luego que publicara un intercambio de e-mails con su jefe, donde ella le informaba que se tomaría dos días libres para mejorar su bienestar emocional.

“Me voy a tomar hoy y mañana libres para concentrarme en mi salud mental. Espero poder volver la semana que viene revitalizada y al 100%”, señaló la desarrolladora web e ingeniera en Olark Live Chat, de Michigan, quien recibió una respuesta de su jefe que le pareció digna de compartir con el mundo.

“Sólo quería agradecerte que me envíes e-mails como este. Cada vez que lo haces lo utilizo como un recordatorio de la importancia que tiene tomarse días libres por temas de salud mental. No puedo creer que esto no sea la práctica habitual en todas las organizaciones. Eres un ejemplo y nos ayudas a superar el estigma para que podamos dar lo mejor de nosotros mismos en el trabajo”, aseguró Ben Congleton, su jefe.

Parker quedó tan contenta con la respuesta que decidió compartirla con el mundo a través de un tuit que fue retuiteado más de ocho mil veces. La noticia alcanzó tal relevancia que el jefe incluso escribió una columna al respecto.

“Es increíblemente difícil ser honesto acerca de la salud mental en el lugar de trabajo. En situaciones como esta, es más fácil decirle a sus compañeros de equipo que ‘no se siente bien’. Incluso en un ambiente seguro aún es poco común ser directo con sus compañeros de trabajo sobre los problemas de salud mental”, señaló.

“Comencé a darme cuenta de cuán impactante fue mi correo electrónico luego de leer algunas respuestas al tuit de Madalyn. Algunas de ellas me hicieron llorar, pues había muchas personas que deseaban trabajar en un lugar donde su jefe se preocupe de su salud mental y muchas personas me felicitaron por haber hecho algo así“, indicó.

Tal como lo indica el jefe de Madalyn, la salud mental es tan importante como la salud física, porque si no cuidamos de ella, tampoco podremos realizar nuestro trabajo de la mejor manera.

A veces es necesario escuchar lo que nuestro cuerpo está diciendo, porque no hay nadie que lo sepa mejor. Así lo señaló la psicoterapeuta norteamericana Amy Morin a la revista Forbes.

“Como psicoterapeuta, he ayudado a muchas personas a determinar si estaban lo suficientemente saludables mentalmente como para hacer su trabajo. Y gran parte de esto depende del problema de salud mental con el que está lidiando y qué tipo de trabajo hace” , señaló.

A veces, para una persona que sufre de desorden de ansiedad, tomarse un día libre no es la mejor solución pues posponer el trabajo sólo empeorará las cosas. “En cambio, quienes están luchando con el manejo de estrés, regular sus pensamientos, o manejar sus emociones, sí les puede servir. Un día o dos lejos de la oficina podría darles una oportunidad de administrar el auto-cuidado que necesitan para volver a la pista”, agregó.

Según la escritora y life coach Kara Stevens, existen señales universales que nos indicarían que necesitamos detenernos por un momento para preocuparnos de nuestra salud mental, y puede que no sean la solución completa para los problemas que enfrentamos, pero sin duda ayudará a que tengamos un respiro de ellos.

A continuación te contamos algunas de ellas:

– Estás irritable

Sientes que todo te molesta, desde que alguien te hable hasta el ruido ambiente de la oficina. Y por supuesto, llevas un buen tiempo de mal humor, lo que tus compañeros comienzan a notar, especialmente porque pasas todo el día con audífonos para no hablar con nadie.

Este es un claro indicador de que algo anda mal y de que necesitas un tiempo dedicado para ti.

– Has experimentado crisis de llanto

No es que estés deprimido, sino que simplemente el estrés comienza a liberarse a través del llanto y otras formas como las compras excesivas o la compulsión por la comida.

– Hablas incoherentemente

La incoherencia puede tomar dos formas. Comienzas una oración pero nunca la completas, o comienzas una oración y nunca dejas de hablar para llegar al punto.

A esto se suma que puedes estar hablando realmente muy rápido o muy lento. Ambos revelan que estás agotado y necesitas un día de descanso.

– Pierdes interés en tu cuidado personal

Tomarse una ducha, peinarse o maquillarse, en el caso de las mujeres, se convierte en una tarea y una carga pesada que prefieres dejar de lado.

Uno o dos días de descanso, te vendrían bien para recuperar el ánimo y energía.

– Padeces de insomnio y tienes pesadillas

Dormir mal es un síntoma claro de estrés, y como consecuencia trae consigo somnolencia continua, irritabilidad, fatiga crónica, desánimo y nerviosismo excesivo, entre otros.

– No logras concentrarte

Te molesta tanto el ruido que no logras concentrarte en tu trabajo. Puedes leer la misma línea varias veces y no comprenderla, lo que termina por dificultar tu trabajo.

El descanso te recargará de energía y volverás a sentirte productivo.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados