Sociedad


Fatorexia: el trastorno alimenticio no tan conocido pero igual de peligroso que los otros

(CC0)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

En un mundo plagado de estereotipos y prejuicios contra el cuerpo, no es extraño que existan trastornos alimenticios que afectan a millones de personas. Es así como diariamente se conocen casos de anorexia y bulimia, junto a sus consecuencias y dura recuperación. No obstante, existe otro trastorno igual de grave que los anteriores.

Lee también: La cara oculta de la anorexia: Joven revela por qué es tan difícil superar esta enfermedad

La fatorexia (que popularmente se conoce como megarexia) es una enfermedad que distorsiona la realidad respecto a la percepción que el paciente tiene sobre sí mismo y su apariencia física, al igual que la anorexia; no obstante, este es todo lo contrario.

Quienes padecen fatorexia creen que están saludables y en buen estado físico, cuando en realidad tienen un sobrepeso preocupante e incluso obesidad. Según el doctor Jaime Burgos, quien estudia este padecimiento y lo expone en su libro Dieta isoproteica, existen diez megaréxicos por cada anoréxico.

Características de un fatoréxico

1. No suelen mirarse en espejos de cuerpo entero y prefieren sólo los de rostro.
2. Desconocen su peso y masa corporal.
3. Optan por utilizar ropa holgada y oscura.
4. Usan accesorios como joyas que distraen la atención sobre su peso.
5. Creen que las personas exageran cuando les dicen que tienen sobrepeso.
6. Cuando asisten al doctor y la pesa les muestra una cifra elevada, piensan que la máquina está mala.

Los riesgos a los que se exponen los pacientes con fatorexia son similares a los que se arriesgan quienes padecen de obesidad, la gran diferencia es que en el segundo caso pueden reconocer su problema y enfrentarlo. Algunos de ellos son: diabetes, hipertensión, problemas cardiovasculares, riesgo cardíaco y dislipidemia.

Yum 😋🍔🍟 Credit: @cheatdayeats Tag who'd enjoy this meal 😍

A photo posted by Food / Cuisines / Dessert (@foodandcuisines) on

“El déficit de nutrientes provoca una alteración en la bioquímica del cerebro (como en la anorexia), por lo que los ‘megaréxicos’ no son conscientes de que padecen una enfermedad”, detalla el sitio Muy Interesante.

“Es posible que existan muchos individuos con sobrepeso que sean ‘megaréxicos’ no diagnosticados y que acaben convirtiéndose en obesos”, concluye el portal.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados