Sociedad


5 indicadores de que un lunar podría ser peligroso

Cindy Crawford | Instagram
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Estas manchas en la piel suelen ser tumores benignos que se forman de manera temprana. Sin embargo, no todos son iguales y hay algunos que pueden afectar nuestra salud. Por eso, la dermatóloga de Centros Médicos Vidaintegra, Dra. Ester Santander, nos da algunos consejos para distinguirlos, entre los que son riesgosos y los que no.

Los tamaños, colores y formas varían de lunar en lunar. Pueden ser pequeños bultos o simples manchas sobre la piel, y si bien la mayoría se consideran tumores benignos derivados de los melanocitos, las células que le dan el color a nuestra piel, siempre debemos estar observando su comportamiento. La mayoría se producen durante el desarrollo del feto, pero también existen lunares adquiridos que suelen aparecer en la etapa pre escolar y en la adolescencia pueden tornarse peligrosos.

La dermatóloga explica que aquellos lunares que aparecen en los niños y jóvenes deben ser revisados periódicamente.

“Hay que tener mucho cuidado con el sol en verano, ya que éste produce alteraciones en la piel que pueden llegar a ser lesiones malignas conocidas como Melanoma, un tipo de cáncer de piel bastante agresivo si no se pesquisa a tiempo”, y agrega que los solárium también afectan la salud de la piel, por lo que se recomienda evitarlos.

Además indica que en caso de encontrar irregularidades, se debe acudir a un especialista para que sean analizados.

Con el aumento de las temperaturas en la época estival, las piscinas y la playa son los mejores lugares para pasar el tiempo libre. Sin embargo, Santander sostiene que la exposición de los lunares a los rayos UV produce daño a largo plazo.

Lunares que deben ser evaluados:

1. Cuando cambian de tamaño, forma o color
2. Si presentan picazón, dolor o sangra
3. Aquellos que tengan contornos irregulares y difusos
4. Lunares muy grandes
5. Si aparece un lunar en alguna zona del cuerpo donde hubo insolación

“Lo ideal es evitar tomar sol entre las 11:00 y las 16:00 horas, que es el período en que los rayos son más fuertes. Como medida paliativa, se recomienda el uso de bloqueador solar todos los días, incluso si no se va a la piscina, ya que uno se encuentra expuesto al sol en todo momento y en todo lugar”, puntualiza.

Cuando recién aparecen los lunares adquiridos, suelen tener características muy similares a los benignos, pero hay algunas características que pueden ayudar a reconocer su peligrosidad. Sin embargo, en caso de duda sobre su evolución, lo más seguro es acudir siempre a un especialista.

Lunares benignos:

1. Mide menos de 0,6 cm
2. Son de un solo color
3. Forma oval o circular
4. Bordes nítidos
5. En la juventud tienden a ser planos, pero con el tiempo pueden abultarse y ponerse velludos

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados