Sociedad


Conócela, Protégela, Chequéala: CONAC llama a prevenir el cáncer de piel

Agencia Uno
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Este mes la Corporación Nacional del Cáncer (CONAC) comienza un llamado activo a la prevención del cáncer de piel mediante una actitud responsable, incentivando a las personas a ser conscientes de su piel y de la exposición UV, disfrutando del sol con precaución.

Bajo la consigna “Tu piel es una: Conócela, Protégela, Chequéala”, CONAC – en alianza con Sunwork- busca que las personas:

Estén atentas a su piel y a los cambios en ella, auto examinándose regularmente.

Se protejan, sabiendo utilizar correctamente el FPS y otros implementos.

Entiendan la importancia de consultar al dermatólogo ante cualquier señal extraña.

Lo anterior, sabiendo que el cáncer de piel es ya el tercero más común en Chile y que, según la OMS, en los últimos cinco años su tasa de ocurrencia ha crecido de 20 a 25 casos por 100.000 habitantes.

“La exposición al sol, aunque sea mínima, es algo inevitable, por eso lo importante no es andar con temor, sino saber cómo cuidarnos e incorporar las precauciones básicas a nuestra rutina diaria”, enfatiza el Dr. Rodrigo Loubies, dermatólogo y médico asesor de la CONAC. En este contexto, “es clave que las personas se observen, para detectar cambios o la aparición de lunares que podrían ser peligrosos: que la mamá mire a sus hijos, que uno se mire a sí mismo o con la propia pareja”, recomienda el especialista.

Conac
Conac

Precauciones

¿Cómo usar correctamente el protector solar?

Aplicar 15 a 30 minutos antes de la exposición al sol sobre la piel limpia y seca.

Cubrir todas las áreas expuestas sin olvidar orejas, escote y cuello posterior.

Repetir aplicación cada 3 a 4 horas, sobre todo tras baños largos o excesiva traspiración.

Usar FPS 30+ en pieles normales y SPF 50+ en pieles sensibles o con antecedentes de cáncer.

¿Cómo auto examinarse la piel?

1. Examinar el frente y dorso del cuerpo en un espejo. Luego los costados con los brazos levantados.

2. Flexionar los codos y observar antebrazos, axilas y palmas de las manos.

3. Observar la parte posterior de las piernas y los pies, además de los espacios entre los dedos.

4. Examinar la parte posterior del cuello y cuero cabelludo con un espejo, separando el pelo.

5. Controlar la espalda y nalgas con un espejo de cuerpo completo y otro de mano.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados