Sociedad


Manual para poner la mesa correctamente y no pasar vergüenzas

rawpixel.com
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

En día a día, la ubicación de los cubiertos y copas en una mesa no es algo que nos preocupe, sin embargo, cuando recibimos invitados esto debería cambiar.

El protocolo indica que cada elemento tiene un lugar especifico en la mesa, lo que ayuda no sólo al orden, sino que también permite definir el espacio entre cada invitado.

Aunque para algunos estas normas pueden ser innecesarias, nunca están demás conocerlas pues al ponerlas en práctica demuestra que existió una preocupación para con nuestra visita.

Según el portal Protocolo.org, existen 32 cubiertos, los que “tiene una forma y tamaño determinado que condiciona el uso que el mismo tiene dentro de la mesa”. Sin embargo, a menos que sea una cena formal de alta noche, es poco probable que se utilicen todos ellos. Por lo general, sólo deberíamos usar siete cubiertos y tres copas, los cuales deben pertenecer al mismo juego y obviamente estar limpios.

Por ejemplo, en una cena informal se requiere:

– Plato
– Servilleta
– Tenedor para ensalada (si corresponde)
– Tenedor para la cena
– Cuchillo para la cena
– Cuchara para la sopa (si corresponde)
– Cucharilla de té o café
– Copa para el agua
– Copa para el vino

En cambio para una cena formal:

– Plato para primero
– Plato para segundo
– Plato para servicio
– Servilleta
– Tenedor para ensalada
– Tenedor para cena
– Cuchara para sopa
– Cucharilla de té o café
– Cuchillo para cena
– Tenedor y cuchillo para pescado (si corresponde)
– Cuchara o tenedor para postre
– Plato para pan
– Cuchillo para pan
– Copa para agua
– Copa para vino tinto
– Copa para vino blanco
– Tarjeta con nombre del comensal

¿Cómo se ubican en la mesa?

Aunque puede ser un poco confuso, hay una norma básica que nos ayudará a recordarlo. Los cubiertos se ubican desde el exterior hacia el interior, es decir, aquellos que están más alejados del plato serán los primeros en usarse. Con esto en mente, ya se puede poner manos a la obra.

El primer paso es poner un mantel, de preferencia blanco y muy bien planchado. Posteriormente se determinan los puestos en la mesa, recordando dejar un espacio adecuado entre cada persona. Por lo general se recomienda que sean 60 cm por cada invitado.

Tras ubicar un plato en cada puesto para crear una grilla de la mesa, se comienza a trabajar con los cubiertos, recordando que estos deben tener dos centímetros de separación entre ellos.

“El cuchillo y la cuchara se ponen a la derecha del plato y el tenedor a la izquierda. Siempre con el mango hacia abajo y el filo del cuchillo mirando al plato”,
asegura el portal.

Si por alguna razón, necesitamos agregar más cubiertos pues serviremos pescados o mariscos, estos deben seguir las mismas reglas: el que usaremos primero deben ir al exterior del plato.

Asimismo, los cubiertos para el postre deben ir de forma perpendicular al plato. Por lo general se usa una cuchara, tenedor y cuchillo. “La cucharilla y el cuchillo con el mango hacia la derecha y el tenedor con el mango hacia la izquierda”, indica el portal especializado en el tema.

protocolo.org
protocolo.org

El orden de las copas

Lo primero que debemos saber es que necesitamos tres copas: una para agua, otra para vino blanco y otra para vino tinto. Estas deben ir de izquierda a derecha, y ubicada frente al plato, aunque un poco hacia la derecha. Y si por alguna razón requieres de otra copa, esta se debe sumar al final de la línea ya creada.

Según el portal, Enbocavinos, un dato no menos es la cantidad de bebestible que se sirve en cada una de ellas, ya que la temperatura y oxigenación de este influye en el sabor. Por ejemplo, el vino tinto y blanco, se debe servir la tercera parte de la copa; otros como los rosados hasta la mitad del vaso y el espumoso casi hasta arriba (unas tres cuartas partes).

Garufa
Garufa

Los adornos

Finalmente debemos recordar que la servilleta, uno de los elementos más importantes de la mesa, puede ubicarse de varias formas. Una de ellas es la derecha o izquierda -según la cultura- y doblada en cuatro.

La alternativa más utilizada es en plato llano, pues protegerá al plato de polvo o cualquier otro elemento que pueda ensuciarlo. Finalmente, la menos aconsejada es ponerla dentro de una copa.

Como adorno de la mesa, también podemos utilizar flores y velas, las que se ubican en el medio, siempre y cuando no moleste a los invitados.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados